Menú

Liga

Sevilla y Atlético se anulan en el ajedrez de Nervión (1-1)

Partido táctico con una parte para cada equipo y con tantos de Ben Yedder y Griezmann.

0
Igualado e intenso partido en el Pizjuán | EFE

Decía Pablo Machín en la previa que el Atlético de Madrid era un equipo que vendía muy cara la derrota jugase bonito o jugase mal. También dijo el técnico sevillista que mantener a un jugador como Griezmann en su plantilla había convertido al cuadro de Simeone en un conjunto "top top top". Tres veces lo dijo. Si Machín llega a decir que Oblak es un santo omnipresente hubiese clavado de la A a la Z todo lo que iba a pasar en el partido entre hispalenses y madrileños.

El 1-1 entre Sevilla y Atlético fue un partido digno de la rivalidad que hay entre ambos y de su posición en la tabla. 3º contra 2º se midieron en un choque en el que Simeone erró en su planteamiento inicial siendo salvado por Oblak y Griezmann antes del descanso, pero en el que supo darle la vuelta a la situación en la segunda parte ante la falta de reacción de Machín. Los dos técnicos supieron anularse en cada uno de los actos y ese aspecto sumado a los dos porteros y al golazo de falta de Antoine terminaron de moldear las tablas en el marcador.

El 1-1 final deja a los dos con la misma sensación: un punto con regusto amargo. El Sevilla usó sus armas y el Atlético las suyas, nada nuevo, y tanto locales como visitantes pudieron ganar o perder en las diferentes fases que hubo en el partido.

Si eres sevillista te echarás las manos a la cabeza pensando que el partido del ‘Benjamin Button’ andaluz, Jesús Navas, no sirvió para ganar o que las acciones de Gnagnon y Ben Yedder en los minutos finales no entraron por poco. Si eres atlético/a pensarás en el mano a mano de Griezmann contra Vaclik cuando el partido agonizaba o en el disparo de Thomas que casi perfora la portería sevillana. Lo dicho, un punto para cada uno que no disgusta, pero tampoco apasiona.

Simeone falló en su estrategia

Antoine Griezmann y Jan Oblak arreglaron el desaguisado que el Atlético de Madrid formó en los primeros 45 minutos del choque en el Sánchez Pizjuán, porque si no hubiese sido por ellos el 1-0 habría llegado antes, el 2-0 poco después y el 1-1 jamás, por todo lo dicho previamente.

La primera parte fue un pulso táctico claramente ganado por Pablo Machín al Cholo Simeone. El argentino apostó por Thomas en la derecha restando en ataque, pero sumando potencia en defensa mientras que por la banda izquierda acompañó a Saúl en el lateral con Lemar. En resumen: por un flanco más músculo y por el otro lado algo más de velocidad y verticalidad. Era la idea del Cholo, pero como se dice ahora coloquialmente "sonaba mejor en su cabeza".

Jesús Navas abusó de Lemar siempre que quiso y fueron muchas, mejor dicho, infinitas. El andaluz dejó plantado al ex del Mónaco como si de Messi con un cono se tratase y una vez superada la primera línea con tremenda facilidad, Saúl se veía totalmente vendido ante el avión de Nervión. Navas hizo de todo por el ala zurda y el Sevilla fue creciendo gracias a ese desbarajuste colchonero.

El barco del Atlético tenía un agujero del tamaño de la Plaza de España de Sevilla y con esa inseguridad nunca pudo tirar una contra con la gente suficiente como para hacer daño. El tiempo fue pasando, Simeone no tapó la hemorragia de su esquema y Ben Yedder hizo en el minuto 37 el gol que segundos antes había evitado con un paradón y con ayuda del poste Oblak ante un disparo de André Silva. Minutos después, más rezos a San Jan Oblak y otra parada salvadora que evitó el 2-0.

Simeone falló en la primera parte, pero contaba con dos armas que valen el precio que piden cobrar en sus fichas y ante las que nada se puede hacer pese a plantear el partido con la maestría con la que lo hizo Machín. Oblak evitó que el partido se rompiese en favor de los locales y Griezmann con una falta maravillosa lo revivió para los suyos en el último suspiro de la primera parte.

El Cholo rectificó y Machín no movió ficha

Igual que en la primera parte Pablo Machín se comió de la cabeza a la cola al Atlético de Simeone, en la segunda sería el Cholo el que pondría a trabajar su brigada anti-incendios. ¿Cómo apagó el argentino el fuego avivado por Jesús Navas en la banda izquierda? Con tres movimientos de ajedrez. Thomas pasó de la derecha al centro, Correa ocupó ese lado y Lemar abandonó territorio ‘aerolíneas Navas’ para ponerse al lado de Griezmann en la punta de ataque. Tres retoques y partido totalmente nuevo.

Pablo Machín vio desde la banda cómo el Atlético había variado su esquema y pese a tener tiempo para volver a buscar algún desajuste no lo hizo. Quiso esperar el técnico local y para desgracia de sus intereses, el cuadro madrileño tardó muy poco en imponer su nueva estrategia sobre el campo. Koke tapó infinitamente mejor la banda de Navas ayudando a Saúl y Thomas encontró por fin el centro del campo para imponer su capacidad recuperadora y su potencia en la salida de la pelota. Eso maniató al Sevilla y a partir de ahí fue tiempo para ver a los dos excelentes porteros que había en cada arco.

Oblak y Vaclik dieron un recital en la segunda parte apareciendo poco, pero siempre con acierto. El guardameta sevillista se hizo gigante ante Griezmann para evitar el 1-2 y el esloveno hizo lo mismo en un disparo de Gnagnon para estirarse y hacer inexistente el 2-1. Fue un partido de detalles y pese a que el Atlético estuvo mejor en más tramos de la segunda parte, el marcador ya no se movería. En el capítulo de polémicas, Mateu le perdonó la segunda amarilla a Sarabia, hecho que condicionó el encuentro.

Un punto para cada uno en el Pizjuán y lo de siempre esta temporada para los aspirantes al título: toca esperar al falló del Barcelona de Messi.

Ficha técnica:

Sevilla, 1: Vaclík; Gnagnon (Amadou, m.90), Carriço, Sergi Gómez; Jesús Navas, Sarabia (Promes, m.79), Éver Banega, Roque Mesa, Escudero; Ben Yedder (Bryan, m.93) y André Silva.

Atlético de Madrid, 1: Oblak; Juanfran, Savic, Godín, Saúl; Thomas, Rodrigo, Koke, Lemar (Vitolo, m.60); Correa (Javier Montero, m.79) y Griezmann.

Goles: 1-0, M.37: Ben Yedder. 1-1, M.45: Griezmann.

Árbitro: Mateu Lahoz (C. Valenciano). Amonestó a los locales Navas (m.46+), Sarabia (m.46), Banega (m.72), Andre Silva (m.92) y Carriço (m.94), y a los visitantes Correa (m.13), Saúl (m.49), Griezmann (m.54), Rodrigo (m.77), Godín (m.78), Thomas (m.91) y Savic (m.92).

Incidencias: Partido de la decimoctava jornada de LaLiga Santander disputado en el Ramón Sánchez Pizjuán ante 38.603 espectadores. Césped en perfecto estado.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios