Menú

Liga

Isco recupera su mejor forma: el feo quiebro que dejó a Chendo con el molde

La situación de Isco en el Madrid comienza a ser desesperada. El malagueño salió a falta de 3 minutos para el final en la victoria ante el Alavés.

0
Isco recupera su mejor forma: el feo quiebro que dejó a Chendo con el molde
Isco vive sus momentos más complicados en el Real Madrid | EFE

La mejoría general que ha experimentado el Real Madrid en las dos últimas semanas es una evidencia. Físicamente el equipo está alcanzando su mejor nivel. Hombres clave como Casemiro, Modric o Sergio Ramos han dado un paso adelante.

Solari, valiente, le ha cambiado la cara a su equipo al apostar con jugadores con hambre: Valverde, Ceballos, Odriozola o Reguilón, le han dado frescura e intensidad al Madrid. Vinícius, al que Lopetegui maltrató futbolísticamente, ha demostrado a sus 18 años un enorme potencial futbolístico aderezado con un descaro impropio para su edad. Con Benzema liberado para moverse por todo el frente del ataque, el galo se siente importante y se ha echado a su equipo a la espalda en el apartado ofensivo. Karim, uno de los mejores segundos puntas del mundo, además de generar fútbol en tres cuartos las está enchufando. Acumula 10 goles en Liga, doblando las cifras que consiguió en el campeonato doméstico en toda la temporada pasada.

El único brote negro que en estos momentos tiene Solari es la situación de Isco. El malagueño, que tras la operación de apendicitis le costó coger ritmo, estaba fuera de peso. Al igual que Marcelo. Esa fue la razón inicial de su suplencia. Aunque la actitud del argentino con el brasileño es muy diferente a la que muestra con el de Arroyo de la Miel. A Solari, que considera a Marcelo un arma fundamental en ataque, no le gusta Isco. No pasa nada. Sin embargo, lo que ocurrió este domingo en el Santiago Bernabéu nada tiene que ver con el gusto futbolístico. El técnico merengue decidió sacar al campo a Isco a falta de tres minutos para el final del partido. Un gesto fuera de lugar que echó más leña al fuego de una situación que empieza a ser insostenible.

El puñado de minutos concedidos por Solari no gustaron nada al malagueño. Salió por Vinícius, al que el Bernabéu regaló una merecida ovación tras su gran partido. El tercer gol del Real Madrid parte de las botas de Isco. El malagueño es el que inicia la jugada con una gran apertura a banda sobre Odriozola. La celebración del tanto de Mariano evidenció el mosqueo de Alarcón. Fue el único que no fue a festejar el 3-0 definitivo.

Este lunes, gracias a unas imágenes del Golazo de Gol, hemos podido comprobar como el estado físico de Isco, una de las principales razones que ha esgrimido Solari para justificar su escaso protagonismo, está superado. El quiebro que le hace a Chendo, delegado del Real Madrid, tras el partido ante el Deportivo Alavés, no lo hace cualquiera. Reacción llena de reflejos que evidencia el cabreo de un jugador que, con Solari, es la séptima opción para las posiciones de ataque.

Este gesto de desprecio del andaluz hacia el histórico jugador del Real Madrid no es el primero. En el partido de Copa ante el Leganés, en el que ya fue protagonista por su frialdad con Solari, ya le hizo un quiebro a Chendo: este fue a darle unas palmaditas en la espalda e Isco le regateó, agachándose para subirse las medias.

El Madrid vuelve a volar con Solari aunque Isco se ha quedado en tierra.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios