Menú

Liga

¿A qué se debe el enfado de Gareth Bale tras anotar el penalti?

El galés está muy enfadado con la actitud de dos de sus compañeros. Cree que se está siendo injusto con él y no se valora su rendimiento.

J.R.P
0

El partido contra el Levante dejó muy tocada la imagen de juego de los chicos de Solari. A menos de tres días para el Clásico de Copa, los blancos salvaron tres puntos in extremis ante un Levante que pudo arrebatarles la victoria con varios sustos. Fue un encuentro con multitud de detalles, pero en especial al aficionado del Madrid le llamó la atención la celebración de Bale en su gol de penalti. Tras anotarlo, Lucas Vázquez fue el primero en correr a felicitarle, pero el galés se lo quitó de encima de mala manera. Ya regresando al trote camino hacia su campo, rechazó dar la mano a varios compañeros que asistieron atónitos a la cobra del galés. Modric, su mayor aliado dentro del vestuario y mejor amigo, le pidió explicaciones de su actitud para que, finalmente, ambos se fundiesen en un abrazo y Bale esbozase una ligera sonrisa.

Pues bien, ¿qué le pasa? En la zona mixta del Ciutat de Valencia se le vio más distendido que sobre el césped, pero dicen que la procesión va por dentro. El enfado del galés llega por una suma de factores variopintos. En el plano deportivo, no entiende su faceta de suplente y rol secundario por detrás de Lucas Vázquez y Vinicius. Totalmente recuperado de su lesión y habiendo anotado en tres de los últimos cinco encuentros, no comprende que Solari no le de la titularidad. Es uno de los más veteranos y de los jugadores más mediáticos, además de que cree que podría aportar positivamente al rendimiento del equipo.

Tampoco está a gusto con el trato de la prensa. Gareth únicamente se remite a su palmarés para contestar a sus críticas. Ha sido un jugador determinante en los títulos que ha cosechado el Real Madrid desde la Décima en 2014. No se siente protegido y, además, saca pecho de los tantos anotados ante el Atlético en Lisboa que encarrilaba la Final, su gol en Copa del Rey ante el Barcelona que les daría el título también en 2014 y, por supuesto, la chilena en Kiev para conseguir la tercera Copa de Europa consecutiva del Madrid.

Y por último, la situación que explica por sí sola la nula celebración del gol que le da los tres puntos a su equipo en Levante y el mal rollo con sus compañeros: está enfadado con sus compañeros. En especial con Marcelo y Courtois. Piensa que si alguien tiene que defenderle son los que trabajan día a día con él.

Marcelo concedió una entrevista para la televisión brasileña donde bromeó sobre el poco español que habla el galés. "Kiko Casilla se sentaba a mi lado y estábamos todo el día hablando. Ahora no tengo a nadie en ese lado. En el otro está Bale y tenemos que estar hablando en inglés, con gestos", explicó.

En el caso de Courtois ocurrió algo parecido. También en una entrevista con la televisión de su país, el belga desveló cuál es el mote que tiene dentro del vestuario, "el golfista", y lo que colmó la paciencia de Bale: que el meta desvelara su ausencia en las cenas de equipo porque normalmente, a esas horas, está durmiendo. El galés tiene por costumbre no acudir a ese tipo de eventos, es su costumbre, pero no le gustó que Courtois lo comentase en público.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
España Baila Flamenco