Menú

Liga

Zidane vuelve al Real Madrid: "Tenemos que cambiar cosas"

"Me fui porque lo necesitaba. Me llamó el presidente, quiero a este club y aquí estoy", ha dicho el francés en su presentación.

0

Zinedine Zidane vuelve al Real Madrid. El técnico francés regresa al banquillo blanco 283 días después en sustitución de Santiago Solari, que este domingo, ante el Valladolid (1-4), dirigió por última vez al conjunto madridista.

El 11 de marzo de 2019 es un día especial para el madridismo porque vuelve Zidane, el hombre que dio al conjunto blanco tres Copas de Europa consecutivas, entre otros títulos. El francés se fue de la entidad de Concha Espina el 31 de mayo de 2018, y regresa nueve meses después. Entonces estaba mentalmente agotado y ahora se ve con "la batería recargada" para dirigir al club más laureado del mundo.

La noticia del nombramiento de Zidane la adelantaba en exclusiva Josep Pedrerol este mismo lunes a mediodía, en el programa Jugones de La Sexta, y se confirmaba apenas tres horas después a través de un comunicado que el Real Madrid publicaba en su página web.

La Junta Directiva del Real Madrid, reunida hoy lunes 11 de marzo de 2019, ha decidido resolver el contrato que vinculaba a Santiago Solari con el club como entrenador del primer equipo y, al mismo tiempo, el Real Madrid le ha ofrecido seguir perteneciendo al club.

El Real Madrid agradece el trabajo realizado por Santiago Solari y el compromiso y la lealtad que siempre ha mostrado a esta que es su casa.

La Junta Directiva ha acordado también el nombramiento de Zinedine Zidane como nuevo entrenador del Real Madrid con incorporación inmediata para lo que resta de temporada y las tres próximas, hasta el 30 de junio de 2022.

El presidente del Real Madrid comparecerá hoy junto a Zinedine Zidane ante los medios de comunicación a las 20:00 h en la sala de prensa del estadio Santiago Bernabéu.

30 de junio de 2022. Es el nuevo contrato que firma Zidane, bajo cuyo mando el Madrid, además de las tres Champions consecutivas, también ha conquistado una Liga, una Supercopa de España, dos Supercopas de Europa y dos Mundiales de Clubes. De momento lo importante es centrarse en los 11 partidos de Liga que quedan, y en los que el Madrid, una vez que ha quedado eliminado de las tres competiciones en juego (Copa del Rey, Liga y Champions, por ese orden) tratará de amarrar la clasificación para la próxima Liga de Campeones —actualmente es tercero con 51 puntos, seis más que el Getafe (cuarto) y con diez de ventaja sobre el Alavés (quinto)—.

"Ahora tenemos once partidos por delante y vanos a tratar de acabar de la mejor manera. Ya veremos qué pasa el año que viene", respondía Zidane cuando le preguntaban por los posibles fichajes de cara a la próxima temporada.

Florentino Pérez y su ejercicio de autocrítica

En su presentación, el técnico galo, de 46 años, estuvo arropado por leyendas como Gento, Amancio, Raúl, Roberto Carlos o Emilio Butragueño, además de la Junta Directiva al pleno y de su esposa, Verónique. El primero en comparecer fue el presidente, Florentino Pérez, que quiso recordar los éxitos logrados en el pasado reciente, pero no por ello apartó la autocrítica. "Esta temporada no hemos logrado los resultados deseados, y por ellos queremos poner en marcha cuanto antes la renovación que exige este equipo. Queremos mantener siempre intacto nuestro nivel de autoexigencia, con esa permanente búsqueda de la excelencia y el gigantesco desafío que supone estar a la altura de lo mejor de nuestro pasado", dijo el máximo dirigente blanco en su discurso antes de presentar a Zidane.

"Somos conscientes de que atravesamos un momento complejo y adverso", apuntó también un Florentino Pérez que, igualmente, dio la cara por los jugadores. "Han dado a este club una serie de victorias y de títulos inolvidables. Cuatro Champions en cinco años. No debemos olvidar todo lo que han conquistado. Pertenecen ya a la leyenda del Real Madrid y tendrán nuestro reconocimiento para siempre", apuntó el presidente del club, que también quiso dar las gracias a Santiago Solari por su trabajo, además de confirmar que el deseo de la Junta Directiva es que el técnico rosarino, de 42 años y que ha estado sólo 133 días en el banquillo madridista, siga perteneciendo al club.

Zidane espera "poner al club donde tiene que estar"

Minutos después llegaba el momento estelar de la noche en el palco de honor del Santiago Bernabéu: la presentación de Zidane. Después de un breve discurso en el que aseguraba sentirse "muy feliz" por su vuelta al Real Madrid, el técnico francés se puso a disposición de los periodistas. "Sé que es un día especial para todos y estoy muy feliz, que es lo más importante, de volver a casa. Y lo que quiero es otra vez trabajar y poner al club donde tiene que estar, lo único para mí es empezar a trabajar. No le puedo decir no al presidente", señaló el técnico galo.

Preguntado por qué ha cambiado en el Madrid en estos ocho meses y por qué se marchó del club, el francés respondía: "Me fui del club porque lo necesitaba para mí, en ese momento el club no, pero la plantilla lo necesitaba después de haberlo ganado todo. Este club es lo que tiene y había que cambiar. Vuelvo porque me llamó el presidente y, como quiero al presidente y al club, aquí estoy. Después de ocho meses tengo ganas de volver a entrenar. Tomé esa decisión por el bien de todos, había que hacer un cambio. Puede que el club no, pero la plantilla necesitaba un cambio".

Zidane ha confirmado, a preguntas de Libertad Digital y esRadio, que vuelve al Madrid con el mismo equipo técnico —con David Bettoni como segundo entrenador, además de Hamidou Msaidie—. También habla de "gran responsabilidad" a la hora de dirigir al Real Madrid, aunque dice que es "uno más en el club", y apunta que, cuando le llamó Florentino Pérez, no se lo pensó: "Me llamó el presidente y como lo quiero a él y al club, aquí estoy. No puedo decirle no al presidente".

En este sentido —y ahí está una de las noticias de este regreso de Zidane—, el técnico ha desvelado que esa llamada de Florentino se produjo el pasado miércoles, apenas unas horas después de la eliminación de la Champions a manos del Ajax de Ámsterdam en el Santiago Bernabéu.

Zidane, que dice llegar con la "batería recargada" al Madrid, prefiere centrarse en el futuro inmediato, en "el día a día", como él ha expresado, y no piensa en la planificación de cara a la próxima temporada. Ni en fichajes ni en posibles salidas. En este sentido, al técnico galo le preguntaban por los nombres propios de algunos jugadores que están en la picota (Marcelo, Isco, Gareth Bale...), pero él, nuevamente al quite, ha sabido capear el temporal. "¿Un marrón? No es ningún marrón, vuelvo y los jugadores que están aquí han ganado mucho. No me voy a meter en lo que pasó entre uno y otro porque lo que quiero es volver con ellos, trabajar y hacer las cosas bien este sábado (en el partido de Liga en casa contra el Celta", ha espetado.

Ni tampoco ha querido hablar de Cristiano Ronaldo, hoy en la Juventus de Turín. "No es el tema. El tema es que ahora hay 11 partidos y vamos a pensar en eso. Tú sabes lo que es Cristiano, es historia de este club. Nadie lo va a cambiar, ha sido lo mejor, uno de los mejores, pero no es el tema ahora", apuntó un Zinedine Zidane que, al igual que Florentino Pérez, quiso hacer autocrítica. "El año pasado ganamos la Champions, pero la Copa fue difícil y la Liga enseguida la empezamos mal. Al mando estaba yo. Salió como salió. Hay que mirar adelante. Pero primero con los jugadores", decía el técnico galo, que se despedía de los medios arropado por la Junta Directiva del Real Madrid, además de su esposa Verónique.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios