Menú

Liga

El Real Madrid gana al Celta y vuelve al sendero de la victoria tras el regreso de Zidane (2-0)

El francés apostó por Isco, Marcelo, Bale y Keylor. El portero hizo una gran parada. El malagueño no está en forma pero marcó el primer tanto.

0

Marcaron Isco y Bale y el galés, a pase de Marcelo. Tres nombres que nunca hubieran sido protagonistas si hubiera continuado Solari. La mano de Zidane no se ha notado en el juego, porque tampoco hubo una especial mejora ante el Celta de Vigo, pero si se ha visto en los futbolistas en los que ha depositado su confianza inicial. Fue un vuelco total a la anterior etapa. Borrón y cuenta nueva. Marcelo y Keylor Navas, del banquillo a la titularidad. Isco, de expedientado a goleador. Es un mensaje claro de Zidane.

Otra cosa es valorar si hace bien o con qué fin lo hace. ¿Quiere aumentar el valor de mercado de algún futbolista que va a ser vendido en verano? Nadie lo sabe. ¿Lo hace porque Zidane realmente cree que Keylor o Marcelo están mejor que Courtois o Reguilón? Nadie lo sabe. El caso de Isco es realmente llamativo porque se ve con claridad que, como dijo Solari, no está físicamente en condiciones. Intentó demostrar, con esfuerzo, que Solari se equivocaba pero consiguió lo contrario al demostrar que el único culpable de que no jugara era de su estado de forma. Pero hasta para eso tuvo suerte Zidane porque Isco marcó el 1 a 0 justo en la jugada previa a su sustitución por Ceballos. Si no es por el gol, no recordaríamos que había jugado. Eso sí, puede ser un chute de moral para él y que sea esto un punto y a parte.

El efecto Zidane y su alegría tras el cambio en el banquillo, suró hasta que empezó el partido. No hubo ímpetu ni excesivas ganas ni en los primeros minutos. La primera parte fue muy mala. Sin movimientos, sin chispa, sin atrevimiento… un equipo triste. Y dentro de ese apagón, sí que hay que destacar a Asensio. Él sí que ha aprovechado esta revolución y la plaga de lesiones para reivindicarse. Fue el mejor. La pidió, enlazó, corrió y se atrevió, algo que no había hecho esta temporada. Como ejemplo de ello, el tanto de Isco que viene precedido por una jugada de Asensio en el que recibe un par de faltas, aguanta de píe y es capaz de filtrar un pase a Benzema.

El Celta de Vigo era el equipo idóneo para el estreno de Zidane. Por resultados, es el peor de primera división en los últimos meses. Todos son peor sin Iago Aspas y cuando tienen opción de crear peligro, se les apaga la luz en ataque. Buffal regateó a todos pero no dio un pase acertado a Maxi. Hubo un ataque en el que iban tres jugadores del Celta contra un defensor del Real Madrid. Pues terminó con un pase de Bufal a Keylor Navas. En ataque, son ingenuos. Y el único disparo con peligro, un cabezazo del delantero uruguayo, se encontró con una excelente mano del costarricense. Antes del tanto de Isco, hubo un largero de Bale, un disparo de Kroos por encima del larguero y un cabezazo de Ramos de saque de esquina. Nada más. Andando es difícil ganar a cualquiera.

La segunda parte y sobre todo, a raíz del 1 a 0, el partido sí cambio. El Celta ya no tuvo tanto la pelota y empezaron a aparecer los jugadores del Real Madrid. Asensio disfrutó y con él, el Bernabéu. Modric marcó el segundo pero fue anulado por el colegiado tras revisar la televisión por fuera de juego posicional de Varane. Pudo influir en el portero pese a que el defensa se apartara. La otra jugada polémica fue un codazo de Gareth Bale sobre Kevin. Se le castigó con una amarilla y aunque pudo ser roja, es una jugada interpretable.

Valverde entró por Modric para darle más aire al Madrid. Ya en el último tramo, al comprobar que el Celta no tenía ningún mordiente, se animó Marcelo para atacar y dar su primera asistencia de Liga en toda la temporada. Marcó Bale para confirmar que este Madrid tiene otras caras. Alegría en jugadores estrella que estaban denostados.

El Celta no puede ser la vara de medir de los cambios de Zidane. No podemos afirmar que Solari se equivocaba por este resultado. Ni que Bale, Marcelo o Isco estén en plena forma. No es verdad. Da la impresión de que a este Celta le ganaría cualquier once titular del Real Madrid. Sin embargo sí es importante el mensaje que envió Zidane.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios