Menú

Liga

Deportivo y Mallorca: la vida o el infierno en 180 minutos

Este jueves arranca la final por el ascenso a la élite del fútbol español y lo hace con un duelo de históricos.

0
Deportivo y Mallorca: la vida o el infierno en 180 minutos
Deportivo o Mallorca, solo uno puede volver a Primera | Agencias

Esperando una oferta de trabajo desde la primera jornada, como cualquier entrenador en paro, a José Luis Martí (Palma de Mallorca, 1975) le mataba la idea de que el tiempo pasara sin noticias. Echaba de menos el terreno de juego. Él, futbolista durante 17 años entre Mallorca, Tenerife, Sevilla y Real Sociedad. Ahora, esperando a que sonara el teléfono, rechazó al Zaragoza en octubre y sonó mucho para el Betis, dado que Setién estuvo siempre cuestionado. Había dado por sentado que se quedaba sin entrenar hasta que llegó aquella llamada.

Fue un 7 de abril por la noche cuando el Deportivo decidió dar por zanjada la relación que le unía a Nacho González, tras una dolorosa derrota ante el Majadahonda en Riazor. Martí no lo pensó, le quedaban nueve jornadas para intentar retomar el vuelo, hacer que ese histórico estuviera, al menos, en el play off. Tras cuatro victorias, dos empates y tres derrotas el Deportivo de la Coruña se metió en la lucha casi a última hora, remando y casi muriendo ahogado en la orilla. Pero llegó con oxígeno y en la primera eliminatoria ha eliminado al Málaga, claro favorito en las apuestas.

Ahora, a Martí la vida le ha jugado una mala pasada. Aquel Mallorca que lo vio triunfar, le mide en una partida sin retorno. 180 minutos por el ascenso a Primera ante el equipo de su vida, ante la gente que le dio todo. El domingo, en el Iberostar, tendrá que tumbar sus recuerdos para llevar a los gallegos de vuelta a la élite, algo que necesita el club, la ciudad. Ha llegado el técnico, quizá, en el momento adecuado. Cogió un enfermo muy grave, lo ha reanimado y sólo falta que le den el alta definitiva, que te digan que todo pasó, que se acabó la pesadilla de la Segunda.

Se topa con el Mallorca, que hace un año luchaba por el ascenso a la división de plata desde el pozo de la Segunda B, y quiere también la gloria, repetir hazañas del tipo Granada, Albacete, o Salamanca, equipos que saltaron dos divisiones en dos años. Vicente Moreno (Valencia, 1974) es el encargado de hacerlo y está a dos partidos porque el fútbol desde hace nueve años permite a más equipos en segunda rozar el cielo. Y a Moreno le ha permitido volver a reciclarse como entrenador.

Como jugador fue menos mediático que su colega y rival en este play off. Casi siempre en el Xerez, en el que vivió desde ascensos a Primera hasta impagos que hicieron desaparecer al club. Tras su paso por el Nastic, donde ya le compitió a Osasuna un ascenso a Primera, aceptó un encargo casi suicida en agosto de 2017. Sacar al Mallorca de la Segunda B.

Será un play off emotivo, de cómo dos equipos que han saboreado Europa (los gallegos llegaron a jugar una semifinal de Champions ante el Oporto de Mourinho en 2004 y los baleares jugaron una final de Recopa en 1999, que perdieron ante la Lazio) se ven ahora con un premio menor que aquellos, pero extraordinario en este momento. Han tocado la gloria (el Depor, una Liga, dos Copas, el Mallorca, una Copa). Intentan los dos volver a la élite y el fútbol les ha puesto una oportunidad en bandeja.

Se conforman por el momento, como para no hacerlo, con volver a Primera, donde eres más visible de nuevo, y te codeas con los grandes. El domingo se decidirá todo en Palma, previo paso el jueves por La Coruña. Será el momento de Moreno y de Martí. Los dos repiten un playoff y los dos perdieron el anterior que jugaron. Uno de los dos romperá el maleficio el domingo a eso de las once de la noche. Moreno entrará en la historia de los hitos modernos de equipos que van dando saltos de gigante, y Martí se topará de bruces con su vida entera. Y se verá si toca reír o llorar. Así es la vida de caprichosa.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios