Menú

Liga

El Real Madrid y Zidane darán por cerrada la plantilla salvo que lleguen Neymar o Pogba

La situación de James y Bale ha cambiado radicalmente y parece que podrían ser importantes. Van de Beek, frenado por Zidane. Neymar, a la espera.

0
La situación de James y Bale ha cambiado radicalmente y parece que podrían ser importantes. Van de Beek, frenado por Zidane. Neymar, a la espera.
Zidane y el Real Madrid podrían dar por cerrada la plantilla. | EFE

En el Bernabéu comienzan a dar por hecho el peor de los pronósticos, lo que no querían que ocurriese está a punto de suceder: no lograr las ventas de Bale y de James. Algo que era clave para hacer hueco en el vestuario y hacer caja, para así acometer, entre muchos otros, el casi imposible fichaje de Pogba u el de otro centrocampista. Todo apunta a que tendrán que quedárselos, como ya adelantamos en Libertad Digital el 17 de julio donde, en ese punto, no descartaban que continuasen Bale y James. Todos sabemos como es el deporte y en particular el fútbol y que nada se puede afirmar con rotundidad porque todo puede dar un giro radical y producirse un cambio en cuestión de horas (que se lo pregunten sino al Atlético de Madrid con el fichaje de Rodrigo Moreno). No obstante, en las oficinas del Real Madrid comienzan a ver con resignación la idea de quedarse, como hablábamos, con los jugadores que actualmente son parte de la primera plantilla. No tanto por el deseo del club (que en un principio era acometer varios fichajes más), sino por las situaciones ajenas al Madrid las cuales han llevado a que, prácticamente y si nada cambia de aquí al 2 de septiembre, los 24 futbolistas que componen el equipo de Zinedine Zidane sean los que peleen por los títulos esta temporada.

En primer lugar debemos entrar a considerar las situaciones de Gareth Bale y James Rodríguez. El galés, a quien el propio Zizou le abrió las puertas de salida, no tiene ninguna oferta sobre la mesa y la sensación es que de nuevo, salvo sorpresa, no llegue ninguna que cumpla los intereses económicos de los blancos como para aceptar su salida. Eso sí, no es que el Real Madrid y Zidane le quieran, es que no hay otra solución posible. Deberá ser alineado y competir junto al resto de sus compañeros. Algo similar le ocurre al colombiano. Sin embargo, este último está haciendo méritos en cada entrenamiento para ganarse la confianza de su entrenador. Está trabajando a destajo bajo el sol en Valdebebas, está fino y demostrando calidad, pero sobre todo la lesión de Marco Asensio le ha dado alas. Pero la sensación en el club es la misma que con Bale: si pudiese salir saldría, pero no tiene ninguna oferta que guste sobre la mesay el Atlético está descartado.

Insistimos en que aún queda mucho verano, pero desde el club no transmiten la sensación de que haya la más mínima posibilidad de traer una oferta económica al alcance de sus exigencias con Bale y con James.

Dan por cerrada la plantilla además de por todo lo anterior porque, como ya adelantamos en Libertad Digital y esRadio hace unos días, Zidane no quiere a Van de Beek. No le gusta su perfil y no quiere su fichaje. El galo frenó toda la operación por el holandés con quien el Madrid ya tenía avanzado el acuerdo con el propio Donny y únicamente quedaba fijar la cantidad a pagar. Y así pasará con Eriksen, otro jugador relativamente fácil de fichar ya que su contrato termina en un año y el danés está encantado de llegar al Bernabéu. Es por todo ello por lo que tienen claro desde el club que Zinedine Zidane solo contempla un único nombre para reforzar el centro del campo: Paul Pogba. Una operación que se antoja, cuando menos, muy complicada, sino imposible. El Manchester United no tiene necesidad de vender y, además, es el pilar central de su proyecto. No contemplan su venta. Nadie más. Ningún otro centrocampista. Es un riesgo ya que solo tienen a cuatro en la actual plantilla: Casemiro, Valverde, Kroos y Modric.

El otro fichaje que abriría la puerta de entrada sería el de Neymar. Bien es sabida cuál es la preferencia del brasileño, el esfuerzo que está realizando el Barcelona por él y las últimas declaraciones de Leonardo que, si bien confirman contactos con varios clubes, no invitan a pensar en un acuerdo próximo. Además, como contamos en este periódico, el Real Madrid no cometerá ninguna locura para vestir de blanco al brasileño.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios

Máster EXE: Digital Marketing & Innovation