Menú

Liga

El mapa de calor de Hazard que resalta el compromiso defensivo del Real Madrid en el Pizjuán

El Madrid tiró de oficio y de compromiso defensivo para sacar adelante el partido del Pizjuán tras el desastre de París.

0
El Madrid tiró de oficio y de compromiso defensivo para sacar adelante el partido del Pizjuán tras el desastre de París.
Hazard trabajó de lo lindo en defensa en el Pizjuán | EFE

El Real Madrid, con el triunfo en el Pizjuán ante el Sevilla, se llevó mucho más que tres puntos. Recuperó el equipo de Zidane la intensidad y el compromiso defensivo a nivel colectivo fue brillante. Si ante el PSG, jugadores como Eden Hazard dieron el cante en tareas de intendencia, todo cambió en el estadio hispalense.

El Madrid, que ante los parisinos demostró varias carencias tácticas, consiguió defender de manera brillante con y sin balón –hasta el punto de que el Sevilla fue incapaz de realizar un solo tiro entre los tres palos de Courtois–. Una de las claves fue que el equipo estuvo con las líneas mucho más juntas. Además, el Madrid, que se partía con mucha facilidad en París, evitó que el Sevilla pudiera correr tras perdida.

En ataque, sin alardes, pero los de Zidane también mejoraron. Consiguieron generar las suficientes ocasiones como para llevarse el partido –en París no tiraron a puerta–. Excelente noticia para los merengues que Carvajal, al fin, consiguiera ser trascendente en ataque –dio la asistencia a Benzema–.

Pero, sin duda, el gran cambio que dieron los blancos con respecto al encuentro del Parque de los Príncipes tiene que ver con el compromiso defensivo. Eden Hazard, al que se le echaron en falta muchas más ayudas a Mendy el pasado miércoles, firmó una sorprendente estadística en el Pizjuán. El belga trabajó a destajo en tareas defensivas, recuperó la friolera de 8 balones y firmó un 91% de acierto en los pases.

mapa-de-calor-hazard.jpg
El mapa de calor de Eden Hazard

El mapa de calor de Hazard demuestra el sacrificio del belga en defensa. Lejos de su mejor forma física, el ex del Chelsea se vacío y trabajó a destajo. Cambió su capa de mago por el mono de albañil. Era lo que necesitaba su equipo y refleja el tremendo cambio que dio el Madrid de París a Sevilla en tan solo cuatro días.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios