Menú

Liga

El Real Madrid supera con lo justo a Osasuna y llega al derbi como líder en solitario (2-0)

Los blancos se llevan un partido que tuvo protagonismo brasileño: Vinicius rompió a llorar con su gol y Rodrygo hizo el 2-0 nada más salir al campo.

0
Los blancos se llevan un partido que tuvo protagonismo brasileño: Vinicius rompió a llorar con su gol y Rodrygo hizo el 2-0 nada más salir al campo.
Rodrygo celebra su golazo ante Osasuna. | EFE

En una noche espesa, en un partido donde hubo más intensidad que fútbol, el Real Madrid se encomendó a sus dos jóvenes perlas brasileñas para sacar los tres puntos ante Osasuna (2-0), uno de los equipos revelación en este inicio de curso, y llegar como líder en solitario al derbi del próximo sábado contra el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano.

Vinicius Júnior, en la primera mitad, y Rodrygo Goes, en la segunda cuando sólo llevaba unos pocos segundos en el campo, pusieron el brillo a una noche gris en la que al Madrid le costó abrir la lata ante un rival que puso más coraje que peligro. Los blancos apenas sufrieron esta noche —si acaso en la última acción de la primera parte, con un mano a mano de Marc Cardona bien abortado por el debutante Areola— y, a medio gas, terminarían acabando con la condición de invicto de Osasuna, por lo que ahora sólo el Real Madrid y el Athletic de Bilbao, que horas antes empataba en campo del Leganés quedan como los dos únicos equipos que aún no conocen la derrota en Primera División tras seis jornadas.

Llegaban al Bernabéu los dos equipos con bajas. En Osasuna, algunas significativas como las de Oier, David García y Adrián. En el Madrid, las de Modric, Isco, Asensio, Marcelo y Mendy, por lo que Zidane se quedaba sin un lateral izquierdo puro para este partido. Fue Nacho quien ocupó esa demarcación. El técnico francés, que previamente había dado descanso a Gareth Bale dejándolo fuera de la convocatoria, introdujo hasta ocho cambios, entre ellos el portero Areola, y esa política de rotaciones descolocó de inicio al trece veces campeón de Europa, que sufrió en varios desajustes defensivos, aunque luego Militao, de menos a más para terminar firmando un notable partido, se encargaba de arreglar el desaguisado.

El primer aviso llegó en las botas del atrevido Róber Ibáñez y el segundo lo tiró por la borda Marc Carmona. Osasuna supo controlar muy bien el ritmo del juego y no salió a defenderse. Los rojillos han vuelto a Primera por la puerta grande y esta noche quisieron demostrarlo en una plaza grande como es el Bernabéu. Lo cierto es que el partido comenzó bastante frío hasta que Jovic y Kroos dispusieron de dos ocasiones consecutivas en apenas un minuto, aunque primero el serbio la mandó fuera en el rechace y, acto seguido, el alemán lo intentó con un disparo duro desde fuera del área que salió desviado.

Transcurrían los minutos y, cuando ya se había superado la media hora, Vinicius apareció de la nada para estrenar el marcador con un gol de muchos quilates, si bien es cierto que contó con la colaboración de la defensa rival. Después de haber recibido algún que otro silbido por parte de la grada, el brasileño se inventó un derechazo desde la frontal para crear una parábola imparable para Rubén. En su celebración, la joven perla rompió a llorar, liberándose de una tensión que lo ha tenido frustrado por su sequía de varios meses sin marcar. Un gol importante para él.

Antes del descanso, Vinicius volvió a protagonizar otra jugada de ataque que no acertó a rematar Lucas Vázquez. El gallego estuvo voluntarioso, como siempre, pero sigue sin salirle absolutamente nada, y la parroquia blanca ya se ha encargado de recriminárselo. En la otra área se estrenaba con firmeza Areola, exhibiendo un poderío aéreo que hacía tiempo no se veía en el Bernabéu y abortando un mano a mano de Cardona, en la mejor ocasión para los visitantes en toda la noche.

Rodrygo: llegar y besar el santo

Dados los antecedentes del Real Madrid, un equipo al que le gusta jugar con fuego, cualquier cosa podría ocurrir en el segundo tiempo, que Osasuna afrontó con valentía. Esta lectura de Jagoba Arrasate de ir a por todo permitió a su rival tener más espacios. A los cinco minutos de la reanudación, Jovic desperdició un claro a mano y siete minutos después sí logró ver portería, aunque el gol fue anulado por un fuera de juego muy justo. El pase había sido otra vez de Lucas Vázquez. El 1-0 era una renta muy escasa.

Había cierto runrún en el Bernabéu hasta que Zidane decidió meter un cambio, dando entrada a Rodrygo por Vinicius. Y el joven brasileño, que sólo tiene 18 años, tuvo un debut inmejorable en el Bernabéu: cuando sólo llevaba unos pocos segundos en el campo, enganchó el balón en la divisoria, arrancó con potencia, engañó a Roncaglia y ajustó al palo más alejado para batir a Rubén. El Bernabéu estalló, sabedor de que la victoria ya no se escaparía. La recta final sirvió para ver durante unos minutos a James. El madridismo ha arrancado otra hoja del calendario y ya espera ansioso el derbi del sábado en el Metropolitano, al que llega líder y con la confianza de que las dos últimas victorias, ante Sevilla y Osasuna, no sean un mero espejismo.


Ficha técnica

Real Madrid, 2: Areola; Odriozola, Militao, Sergio Ramos, Nacho; Casemiro, Valverde (James, m.82), Kroos; Lucas Vázquez, Vinicius (Rodrygo, m.71) y Jovic
CA Osasuna, 0: Rubén; Lillo, Raúl Navas, Roncaglia, Estupiñán; Moncayola, Fran Mérida, Rober Ibáñez (Roberto Torres, m.71), Rubén García; Brandon (Chimy Ávila, m.66) y Cardona (Juan Villar, m.66)

Goles: 1-0, m.36: Vinicius; 2-0, m.72: Rodrygo
Árbitro: Mateu Lahoz (Colegio valenciano). Amonestó a Militao (m.10) y Nacho (m.57), del Real Madrid; y a Lillo (m.41) y Chimy Ávila (m.80), de Osasuna
Incidencias: Partido correspondiente a la sexta jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante la presencia de unos 62.000 espectadores. Los galardonados en la gala The Best de la FIFA —Marcelo, Sergio Ramos, Luka Modric y Eden Hazard—, dedicaron el premio al madridismo

0
comentarios

Servicios