Menú

Liga

El Real Madrid toca el cielo y roza el infierno ante el Granada (4-2)

El conjunto blanco pasó del 3-0 al 3-2 y acabó marcando el tanto final en el descuento. Lesión de Kroos y dudas de Areola.

0
El conjunto blanco pasó del 3-0 al 3-2 y acabó marcando el tanto final en el descuento. Lesión de Kroos y dudas de Areola.
James marcó el 4-2 definitivo. | Cordon Press

Vaso medio lleno o vaso medio vacío. La afición del Real Madrid tiene que elegir con qué se queda de su equipo en el duelo ante el Granada. Si se queda con lo bueno ya son dos grandes primeras partes, una ante el Levante y otra ante el Granada, que evidencian que el Real Madrid te puede arrollar en el Santiago Bernabéu con suma facilidad. Además, a eso hay que sumar los tres puntos que se quedaron en la capital de España y el liderato que mantendrá el Madrid durante todo el parón. Por otro lado, si prefieren apuntar a lo malo parece difícil de comprender cómo, otra vez, al conjunto de Zidane se le escapa una ventaja amplia para acabar pidiendo la hora. Cuestión de optimismo o pesimismo, ya saben.

El partido entre Real Madrid y Granada empezó y acabó bien para el cuadro local, pero por el camino hubo muchas cosas buenas, la mayoría, y otras muy malas que Zidane tendrá que pulir sí o sí para que otros rivales con mas poderío que el conjunto andaluz no conviertan la anarquía transitoria de su equipo en derrotas dolorosas. Como ocurre con las dos caras de una moneda, el líder de la Liga asusta cuando sale su rostro ganador y preocupa cuando el metal ofrece la cruz.

El lado bueno de las cosas

Como el Real Madrid fue de más a menos durante el partido, lo justo es empezar por todo lo positivo que hizo el equipo de Zidane y es ahí donde hay que poner sobre la mesa el nombre de Federico Valverde. El pajarito, como se conoce al uruguayo en el vestuario blanco, pasó de ave común a rapaz carnívora con 90 minutos de esperanzadora entrega. Lo importante que es tener un jugador que físicamente esté al 200% para compensar fallos. Fede Valverde le está dando al Real Madrid esa sensación de jugar siempre con uno más en la medular. Cuando otros paran a descansar, él corre por todos y tapa huecos tanto en defensa como en ataque. Si Benzema es el brazo ejecutor del Madrid, Fede es el pulmón del cuerpo madridista.

Esa entrega y ese desborde de Fede Valverde fueron la piedra angular en la que se cimentó el 2-0 del Real Madrid en la primera parte. Nada más comenzar el choque, posible mano de Ramos, contra local y tanto de Benzema a pase de Gareth Bale. Todo en un abrir y cerrar de ojos. El 1-0 llegaba en el minuto uno y eso permitió al Real Madrid olvidar sus Brujas particulares para empezar a jugar con comodidad desde el inicio. El Granada apenas vio venir a su rival y los primeros 45 minutos madrileños quedaron redondeados con el golazo de Hazard justo antes del descanso. 2-0 y a la caseta. Todo estaba encarrilado, pero los más agoreros siempre ven algo que les hace sospechar y la lesión de Kroos a algunos les hizo torcer el gesto.

El lado malo de las cosas

Si en la primera parte el Real Madrid había aniquilado al Granada, en la segunda... más de lo mismo, para que nos vamos a engañar. 3-0 portentoso de Modric en el 61', paz y armonía en el Bernabéu y victoria encarrilada. Pero entonces, ¿qué le pasó al Real Madrid? Esa respuesta la intentará buscar Zidane en el vestuario, pero lo que tiene claro el técnico francés es que el origen de la posible debacle fue claro y meridiano: un fallo de Areola.

Toda la semana hablando de Courtois y de la seguridad que sí tiene Areola y no Thibaut y llega el ex del PSG y con 3-0 en el marcador hace un penalti tonto que el Granada convirtió en el inicio de su pequeña rebelión. Machís fue el primero en asustar al Bernabéu, lo hizo en el minuto 69, y en el 77, tanto de estrategia de Duarte y sonido de viento en Chamartín. Del 3-0 al 3-2 en ocho minutos.

Por suerte para el Real Madrid, el Granada pasó de creer en sus posibilidades con el 3-2 a detener la maquinaria de guerra al verse cerca del empate y eso permitió a los locales hacer esa pequeña pausa que en un ataque de ansiedad te recuerda que aún tienes algo de aire en tus pulmones. El Madrid se asentó, no volvió a conceder ocasiones y el 4-2 final de James sepultó los aires rebeldes del visitante andaluz.

Toca parón y el aficionado de la Real Madrid tuvo ante el Granada otra clase práctica de lo bueno y lo malo que puede hacer su equipo. Dos semanas de reflexión quedan por delante, aunque siendo líderes todo se ve mejor desde las alturas. Con el 'pajarito' Valverde sobre el césped, el Real Madrid vuela más alto y si no quiere problemas debe seguir subiendo durante los partidos porque cuando baja un poco...

Ficha técnica:

4 - Real Madrid: Areola; Odriozola, Sergio Ramos, Varane, Carvajal; Casemiro, Valverde, Kroos (Modric, m.38); Hazard (Isco, m.69), Bale (James, m.83) y Benzema.

2 - Granada: Rui Silva; Víctor Diaz, Domingos Duarte, Germán Sánchez, Neva; Azeez (Vadillo, m.51), Yangel Herrera, Montoro (Gonalons, m.6), Antonio Puertas; Machís y Soldado (Carlos Fernández, m.64).

Goles: 1-0, m.2: Benzema. 2-0, m.45: Hazard. 3-0, m.61: Modric. 3-1, m.69: Machís. 3-2, m.77: Duarte. 4-2, m.92: James.

Árbitro: Santiago Jaime Latre (Colegio aragonés). Amonestó a Casemiro (43), Carvajal (54), Modric (61), Areola (67) y James (92) por el Real Madrid; y a Germán Sánchez (54), Soldado (56), Herrera (72) y Duarte (74) por el Granada.

Incidencias: encuentro correspondiente a la octava jornada de LaLiga Santander, disputado ante 70.315 espectadores.

0
comentarios

Servicios