Menú

Liga

El Real Madrid exige a los estamentos del fútbol que prohíban el Villarreal-Atlético en Miami

El club blanco sostiene que adulteraría la competición y afectaría "al resto de los equipos, a los que ni siquiera se ha consultado".

Libertad Digital
0
El club blanco sostiene que adulteraría la competición y afectaría "al resto de los equipos, a los que ni siquiera se ha consultado".
Florentino Pérez y el Real Madrid, contra la disputa del Villarreal-Atlético en Miami. | EFE

El Real Madrid ha remitido una carta a la Federación Española de Fútbol (RFEF), que a su vez la ha reenviado a la UEFA y a la FIFA, en la que el club blanco exige que se prohíba la disputa en Miami del partido de LaLiga Santander Villarreal-Atlético de Madrid, previsto para el 6 de diciembre, como es el deseo de Javier Tebas.

El club blanco manifiesta su "frontal oposición" a que ese encuentro se juegue fuera de territorio español "por afectar a la integridad e igualdad del campeonato". "En primer lugar, señalar nuestra sorpresa no sólo por el hecho de que LaLiga formule dicha petición, sino por cuanto la misma se realiza en un momento en el que ya se encuentra muy avanzado el Campeonato, lo que evidencia o una absoluta falta de previsión o una actuación premeditada basada en intereses totalmente ajenos a los deportivos", sostiene la entidad de Concha Espina en la misiva.

El Madrid deja clara su postura en el escrito y muestra su oposición a la disputa del Villarreal-Atlético en Miami "por afectar a la integridad e igualdad de la competición". Insiste igualmente en que la disputa del encuentro en Estados Unidos no sólo afecta a la entidad castellonense y al club colchonero, "sino también al resto de los equipos que compiten en la Primera División, a los que ni tan siquiera se ha consultado".

Asimismo, la entidad que preside Florentino Pérez acusa a LaLiga de no "mantener una exquisita imparcialidad".

El precedente del Girona-Barcelona

Lo cierto es que llueve sobre mojado en el caso de la disputa de un partido de LaLiga Santander en Estados Unidos. La pasada temporada, el organismo que preside Javier Tebas quiso que el partido Girona-FC Barcelona, correspondiente a la vigésimo primera jornada, se disputara en Miami, a raíz del acuerdo firmado con la multinacional norteamericana Relevent para que un partido de la competición española se disputara en Estados Unidos o Canadá durante los próximos 15 años.

LaLiga luchó contra viento y marea para que el Girona-Barça se jugara en Miami, pero las autoridades futbolísticas se opusieron frontalmente, con lo que el choque se acabó disputando el pasado mes de enero en Montilivi. La última palabra la tuvo la FIFA, que prohibió la disputa de ese encuentro en la ciudad de Florida argumentando la "idea fundamental" de que "los partidos oficiales de liga deben disputarse dentro del territorio de los respectivos países".

En la misma línea se expresaba el presidente de la Federación Española, Luis Rubiales. "¿El Villarreal-Atlético en Miami? Se tiene que jugar en el campo del local", apuntó hace unos días.

Pero Tebas no se rinde y sigue empeñado en llevarse un partido de LaLiga Santander fuera del territorio nacional. Y para ello no le temblará el pulso a la hora de recurrir incluso a la justicia ordinaria. "Confiamos en que el juez nos dé la razón, y más ahora que se va a jugar en Arabia Saudí la Supercopa de España. Por la misma razón, ¿por qué no vamos a jugar un partido en Estados Unidos como hacen la NBA o la NFL? Deberían ser cosas normales", manifestó recientemente Tebas a propósito del Villarreal-Atlético.

En caso de que Villarreal, Atlético y LaLiga se salten a la torera la prohibición de los estamentos del fútbol y jueguen un partido de la competición doméstica fuera de España, la FIFA adoptaría medidas disciplinarias tanto contra los dos clubes como contra la entidad presidida por Javier Tebas.

Lo más popular

0
comentarios

Servicios