Menú

Liga

Messi y Ter Stegen dan vida al Barcelona y hunden más al Atlético (0-1)

Gol de Messi en el 85' tras un partido en el que el Atlético fue incapaz de marcar un solo gol pese a las claras ocasiones que tuvo.

0
Gol de Messi en el 85' tras un partido en el que el Atlético fue incapaz de marcar un solo gol pese a las claras ocasiones que tuvo.
Messi celebra su gol al Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano. | EFE

Atlético de Madrid y Barcelona hicieron todo lo mal que saben hacer sobre un terreno de juego en su partido en el Wanda Metropolitano y al final pasó lo que siempre pasa, que llegó Messi. Si el Barça llegaba a Madrid sin demostrar nada fuera de casa, en la capital de España tampoco lo hizo, pero le salvó Leo. Si el Atlético tiene una falta de gol propia de un equipo sin alma ante el Barcelona no marcó ni por H ni por B, pero claro, en el caso atlético, nadie les salvó. Leo solo hay uno.

No fue un mal partido por parte del Atlético de Madrid. Nadie puede decir que no mereciese mucho más, pero este año a los rojiblancos no les vale de nada pelear si cuando ven la portería a su merced le perdonan la vida día tras día. Las redes de las porterías de España y de Europa llevan meses sin temer al Atlético y de eso se aprovechó Ter Stegen, que a su imán particular para parar balones sumó el del cuadro del Cholo para fallar todo lo infallable. El día de la marmota.

Ter Stegen y Messi ganaron el partido, no hay más. ¿Y si el Atlético hubiese marcado? Ahí esta la diferencia entre ser contundente y no serlo, que Messi no vive de "y sis" sino de goles y el equipo que los marca gana partidos y títulos. El Cholo, de momento, no tiene nada de ambas cosas.

El juego del equipo más fallón

La primera parte tuvo grandes ocasiones para ambos equipos. El Barcelona llegó a tener 3 claras incluyendo una de Rakitic con todo a su favor, un disparo lejano de Luis Suárez y un cabezazo al larguero de Gerard Piqué, mientras que en el Atlético todavía más opciones de gol y mismo resultado. Rosco de goles. A fin de cuentas, el acto inicial del choque se convirtió en un concurso de quién fallaba más en 45 minutos.

Pero para analizar lo que pasó en el primer acto hay que quedarse con una única oportunidad. La jugada fue la más sencilla del mundo. Jugada embarullada, balón que regresa al área con un buen centro y el esférico cae en los pies de Mario Hermoso que más que solo, solísimo, sin nadie que le quitase el aire, con la distancia que hay de Madrid a Nueva York entre él y cualquier defensor que evitase su remate, él, como todo el Atlético de Madrid 2019/2020, falló lo infallable.

Hermoso tiró de primeras al muñeco, pero es que ni siquiera Ter Stegen pudo parar bien el balón. Sin embargo, como el Atlético lleva gafado más de 3 meses de competición, la pelota acabó fuera de la portería. Antes de eso un balón al poste y después un tiro de Herrera que rozó el gol y un cabezazo de Morata que también detuvo el portero del Barcelona. El Wanda Metropolitano, se lo dice alguien que estaba en la zona de prensa, ya ni siquiera grita "uy" porque lo que sale de las bocas de los hinchas colchoneros cuando ven fallar tantas ocasiones no se puede reproducir en estas líneas.

Y así transcurrió toda la primera parte antes de que la segunda siguiese un guión parecido.

Messi, sólo Messi y Ter Stegen

La reanudación ni trajo cambios ni trajo novedades en el atrevimiento o en la precisión de ambos equipos. Por momentos estuvo mejor el Barcelona que al contrario que en el primera parte tuvo más opciones que el Atlético. Los rojiblancos necesitaban una estrella, pero Joao no apareció y a la hora de partido el Cholo lo quitó del once para dar entrada a Vitolo. El Barcelona también necesitaba a su estrella y con cuentagotas apareció Messi. El argentino se activó, pero acabó yendo también de menos a más. Nadie quería arriesgar bajo la lluvia y solo se mojaron por el agua que les cayó encima, no por jugársela con valentía.

A falta de que alguien cogiese el protagonismo con el balón, Mateu Lahoz lo cogió con el pito. Amarillas extrañas, faltas que no fueron y que, para colmo, pitó para luego acobardarse y no sacar una segunda amarilla a Piqué… el espectáculo Mateu, ya saben. Mientras tanto Valverde puso a Arturo Vidal y Simeone a Lemar. Difícil saber quién de los dos aportó menos. Y así pasaron los minutos hasta llegar al tramo final donde siempre manda el mismo y ante el mismo equipo.

En el minuto 85, jugada trenzada al borde del área, Messi la recoge en la frontal y la pone donde siempre, al equipo de siempre y como siempre. Gol y adiós. El Metropolitano, mudo, como siempre ante el Barcelona.


Ficha técnica

Atlético de Madrid, 0: Oblak; Trippier, Felipe, Hermoso, Saúl; Correa (Lemar, m.73), Herrera (Lodi, m.86), Thomas, Koke; Joao Félix (Vitolo, m.66) y Morata
FC Barcelona, 1: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué (Umtiti, m.82), Lenglet, Junior; De Jong, Rakitic, Arthur (Arturo Vidal, m.73); Messi, Luis Suárez y Griezmann

Gol: 0-1, m.85: Messi
Árbitro: Mateu Lahoz (Comité valenciano). Mostró tarjeta amarilla a Thomas (m.8), Correa (m.22), Vitolo (m.69) y Felipe (m.73); y a Júnior Firpo (m.18), Piqué (m.31), Rakitic (m.52) y Lenglet (m.65), del Barcelona
Incidencias: Partido correspondiente a la decimoquinta jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Wanda Metropolitano ante unos 64.226 espectadores

Lo más popular

0
comentarios

Servicios