Menú

Liga

Correa desespera al Betis y revoluciona al Atlético (1-2)

El argentino marcó el 0-1 y dio el 0-2 a Morata cuando el partido parecía decantarse del lado sevillano.

0
El argentino marcó el 0-1 y dio el 0-2 a Morata cuando el partido parecía decantarse del lado sevillano.
Ángel Correa celebra su gol al Betis en el Benito Villamarín. | EFE

El fútbol es caprichoso y eso no es algo que vayamos a descubrir el 22 de diciembre de 2019. Es algo que sabe todo el mundo, pero pese a tenerlo claro, siempre deja el mismo buen y mal sabor de boca en el equipo que lo sufre para bien o lo sufre para mal. ¿Mereció el Atlético de Madrid ganar en Sevilla ante el Betis? Viendo todo lo que pasó antes del 0-1, no, está claro. Sin embargo, que le hagan esa misma pregunta al equipo del Cholo ante Sevilla, Granada o Villarreal. Claro, hoy la respuesta cambia considerablemente del no al sí. Por eso es caprichoso el fútbol, porque no va de merecimientos sino de goles y en el Benito Villamarín, el Atlético marcó uno más que su rival.

Ahora entraremos más en profundidad con lo que sucedió en el partido aunque todo se resume en el titular de la noticia: Correa desespera al Betis y revoluciona al Atlético. El argentino fue la chispa que calcinó las esperanzas locales con un 0-1 que supo casi a 0-2. Fue un gol doble porque varió el marcador y rompió el reloj biológico del Betis. Fue de esos tantos que reviven muertos y el Atlético, hay que reconocerlo, caminaba como un zombi esperando la resurrección o el tiro definitivo en la cabeza. En Sevilla, como no pasó en otros campos, les tocó resucitar.

Correa fulminó a Canales y compañía

Justo o injusto el resultado final, el Atlético de Madrid acabará el año 2019 en puestos Champions gracias a un jugador que, incluso con la liga ya empezada en agosto, parecía estar destinado a jugar en Italia y no en España. Igual que hemos hablado antes de lo caprichoso que es el fútbol dentro del terreno de juego también lo es fuera porque a día de hoy el Milan mira a Correa tras perder 5-0 ante el Atalanta y se echa las manos a la cabeza por no poder tenerle en sus filas. Por otro lado está el Atlético, que quiso cambiar a Rodrigo por Correa y hoy el argentino les dio tres puntos de oro en Sevilla. Fútbol, ya saben.

Caprichos aparte, es innegable que el Betis mereció mucho más ante el Atlético de Simeone. Solo por el partidazo de Canales, ambrosía futbolística, ya debería haber puntuado. Rubi jugó con su esquema de cinco defensas para tener la pelota y desesperar a los colchoneros, algo que logró desde el minuto 10 hasta el 0-1 de Correa en el minuto 58. El sistema verdiblanco dejó KO al Atlético que sin Koke y con un gol bien anulado a Morata al principio del choque siempre corrió detrás de lo que quería hacer y estaba haciendo el Betis. Fekir volvió loca a la defensa y supo sacar provecho de un rival más largo de lo habitual para el juego que suele hacer el Atlético en defensa y con bloque bajo.

La banda izquierda defensiva fue una sangría para el Atlético que volvió a ver a Lemar dentro de la fiesta, pero sin estar en ella. Lo del francés roza ya una mezcla perfecta entre angustia y enfado. Pone una cara de estar tan perdido que el aficionado colchonero no sabe si arroparle con una manta o envolverle en la misma para llevarle a la ciudad del equipo que ponga algo de dinero para llevárselo. Por su flanco y el de Lodi, el Betis entró como un avión. De hecho, la mejor ocasión de Feddal al larguero llegó en un centro rematado desde ese perfil.

En la primera parte, mucho Betis y poco Atlético. En la segunda… pues eso, musho Betis, poco Atlético, pero ojo, la diferencia: tremendo Correa. Quizá mezclando a Lemar y Correa saldría el jugador perfecto para Simeone porque a uno le falta sangre y al otro, a veces, le sobra. En el Villamarín, eso sí, no le sobró nada al 10. Salió en el 57’ y el argentino marcó el 0-1 en el 58’ y dio el 0-2 a Morata en el 82'. Pim, pam y tres puntos.

De una tacada, Correa aprovechó un fallo garrafal del Alex Moreno para regatear al portero y marcar. Y de regalo le dio a Morata la oportunidad de redimirse de tacón de un mano a mano claro fallado en la primera parte. El Villamarín se quedó mudo solo volvió a reaccionar a estímulos con un gol de Bartra que volvió a demostrar que el criterio arbitral en España tiene un serio problema. Si hasta hace nada toda mano leve en el área que acabase en gol iba a ser sancionada, ahora parece que ya no. La mano previa de Moreno antes del 1-2 no fue interpretada como punible por Estrada que, si le preguntan a un humilde redactor, dio el gol porque sabía que según se sacase de centro iba a pitar el final. Mal hecho porque sentará precedente y no está el tema VAR para nuevas dudas y circulares de información confusa.

El 1-2 finiquitó el partido y el año 2019 para el Atlético. Tres partidos lleva el equipo de Simeone ganando y, pese a jugar mal en Sevilla, sacó tres puntos de oro que saben el doble de bien antes de comerse el turrón, una vez más, con el Cholo en el banquillo. ¿Cenará pizza en Nochevieja? ¿Será buena la transición de 2019 a 2020? Lo veremos. Felices Fiestas.

.
Ficha técnica

Real Betis, 1: Joel; Emerson, Mandi (Tello, m.82), Feddal, Álex Moreno; Guardado (Lainez, m.69), Bartra, Sergio Canales; Joaquín, Fekir; y Loren (Borja Iglesias, m.59)
Atlético de Madrid, 2: Oblak; Trippier, Giménez, Felipe, Lodi; Herrera, Saúl, Thomas, Lemar (Correa, m.56); Joao Félix (Llorente, m.88) y Morata

Goles: 0-1, m.58: Correa; 0-2, m.84: Morata; 1-2, m.93: Bartra
Árbitro: Xavier Estrada Fernández (Comité catalán). Amonestó a los visitantes Joao Félix (m.42), Thomas (m.55) y Morata (m.67) y a los locales Mandi (m.50) y Bartra (m.80)
Incidencias: Partido de la decimoctava jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Benito Villamarín ante unos 52.000 espectadores. Césped en buen estado pese a la abundante agua acumulada estos días por la lluvia. En el descanso se repitió una iniciativa solidaria, que se organizó ya la pasada temporada por estas fechas en el encuentro ante el Eibar, y que consiste en lanzar al terreno de juego miles de peluches que posteriormente serán distribuidos entre niños desfavorecidos

0
comentarios

Servicios