Menú

Liga

El Real Madrid tira de efectividad para tumbar al Getafe en el Coliseum (0-3)

El Madrid consiguió la victoria tras ser inferior en la primera parte y aprovechar sus dos primeras ocasiones. Courtois, decisivo.

0
El Madrid consiguió la victoria tras ser inferior en la primera parte y aprovechar sus dos primeras ocasiones. Courtois, decisivo.
Courtois salvó al Madrid en Getafe | EFE

El fútbol es un deporte difícil de analizar. A veces carece de lógica. No tiene sentido que el Real Madrid no ganara al Valencia, Barcelona y Athletic de Bilbao. Pues en cualquiera de esos tres partidos, el Real Madrid jugó bastante mejor y tuvo más ocasiones que ante el Getafe al que venció 0 a 3. Los blancos necesitaron una ocasión y media para marcar los dos primeros goles, un tanto en propia meta de Soria y otro de Varane en una falta lateral.

Es lo bonito del fútbol, que es impredecible. El partido, hasta el segundo tanto, fue por completo del Getafe. Fue el escenario que siempre diseña Bordalás: un encuentro farragoso en el que no pasa nada o casi nada y el visitante está incómodo en todo momento. La presión era máxima y funcionaba. El balón estaba donde querían, en campo del Madrid y el ritmo era el que marcaba el Getafe. Y aún así, 0-2. Y es que los de Bordalás redujeron al Madrid a casi cero. Ese "casi", les mató. Eso y que en frente estuvo un inmenso Courtois, el mejor del partido. El belga se está pareciendo cada vez más a ese portero que peleaba con los mejores en el Atlético de Madrid o en el pasado Mundial. Tuvo hasta cuatro intervenciones de mérito con el marcador igualado o ajustado.

El Real Madrid fue incapaz, en toda la primera parte, de generar una jugada por combinación. Ni si quiera por una acción individual. Les era imposible porque ni tenían la pelota y tampoco conseguían salir al contraataque. La primera ocasión, al margen del tanto en propia, fue a los 40 minutos con un pase en largo de Varane sobre Benzema. Un pase. Era la mejor solución al entramado que había planteado Bordalás y del que no encontró solución ningún centrocampista. Valverde estuvo en el banquillo y como suele pasar, sin él, son peor equipo. Casemiro, Kroos, Modric y sobre todo Isco, no tuvieron su día para dominar con la pelota. Quizá fue más mérito del Getafe a quien solo le encontraron la espalda con pases en largo en los que solía aparecer Bale que tuvo dos mano a mano que resolvió mal. Una, con una vaselina al que le faltó más ángulo y otra en la que intento un regate ante Soria que no le salió.

Falló Soria y no Courtois que sacó una mano sobresaliente a Arrambari, Faysal o un cabezazo de Cabrera. En la segunda parte sí se equilibró más el partido a raíz del gol de Varane en el que, por cierto, el VAR tardo 3 minutos en validar. El mérito del Madrid, como pasó en Vitoria, fue el de adaptarse al escenario que le planteaba el rival. Así se ganan Ligas porque aquí solo había ganado el Barcelona, en septiembre, y lo hizo sin Sergio Ramos.

A raíz del 0 a 2 y de los cambios de Zidane, el Madrid fue creciendo. Valverde y Vinicus entraron por Kroos e Isco. Fuerza y potencia con el uruguayo y velocidad con el brasileño en lugar de dos jugadores más de toque. El mensaje era claro. Entendió bien el Madrid y Zidane lo que le exigía el partido en la última media hora y así pudieron marcar el tercero en varias opciones. Lo consiguió Modric en el descuento en un regalo de Valverde en una exhibición física del centrocampista con una zancada espectacular desde el centro del campo.

Necesitaba el Real Madrid los tres puntos y contundencia en portería contraria tras los últimos partidos.

0
comentarios

Servicios