Menú

Liga

Un zombi llamado Atlético de Madrid aumenta su depresión ante el Leganés (0-0)

El equipo de Simeone apenas generó peligro y sigue sin mostrar personalidad alguna. Tangana final con Cuéllar expulsado.

0

Es repetitivo, se dice en todos los partidos y un servidor tiene las letras de su teclado melladas de tanto escribir las mismas frases con las mismas palabras. Pero hay que seguir diciendo la realidad de un Atlético de Madrid que tiene de Atlético el nombre, porque su personalidad brilla por su ausencia. Frente al Leganés y tras la debacle copera, ni los más pesimistas esperaban que el conjunto pepinero le ganase en intensidad al cuadro local. Sin embargo, sin personalidad en el campo a este Atlético le gana en intensidad cualquier equipo que cierre su portería más de 10 minutos.

Cuando el equipo del Cholo Simeone ve desde el inicio que no hay huecos por donde entrar, las piernas se empiezan a atenazar y jugadores como Thomas, que con una zancada te hace media maratón de Nueva York, apenas llegan a la pelota de lo tiesas que tienen las piernas. El paso de los minutos tampoco ayudó a templar los nervios locales. Todo lo contrario. Dos paradas de Oblak empezaron a calentar a la grada y las únicas ocasiones de Morata y Correa no ayudaron a mejorar los ánimos. El Atlético estaba KO y aún se notaba en demasía la resaca copera en la cabeza y en las piernas de los futbolistas del Cholo. Era un zombi andando y corriendo a veces, porque era tal el miedo a tener la pelota que en muchas ocasiones era mejor esconderse que aparecer y pedirla. Lo dicho, un Atlético irreconocible.

¿Lo peor de todo? Que en este Atlético de Simeone todos hablan en el campo corrigiendo las posiciones de su compañero más cercano, pero nadie manda de verdad. En su día no eran necesarios 11 jugadores hablando. Con un Gabi valía. Si él gritaba todos se callaban y seguían a su capitán. Ahora el que tiene el brazalete vive bajo los palos y desde ahí no se puede comandar a un equipo. Solo se enfadan y se envalentonan en las tanganas, pero eso solo sirve para mostrar testosterona, no para revivir zombis.

Cuéllar, expulsado en la tangana final

El choque entre Leganés y Atlético fue tan desastroso que el cuadro pepinero, que la verdad tampoco puso mucho por la labor para jugar al fútbol, acabó el choque sin portero porque Cuéllar fue expulsado en el minuto 93 formando una tangana en el centro del campo en la que incluso se pudo ver a Simeone saltando al terreno de juego. Mateu Lahoz, de por medio, cómo no.

Aún así, a falta de saber qué pasó con la razón o razones que originaron la roja de Cuéllar, el Atlético debería hacerse mirar por qué el portero del Leganés fue más protagonista por perder tiempo durante el partido y no por parar las oportunidades que generase el cuadro local. Pichu fue más asediado en los 5 minutos de la tangana que en los 94 restantes. Y todo esto con Cavani en París porque la directiva del Atlético cuenta cada euro que hay sobre la mesa sin pensar en que si esto sigue así lo mismo el año que viene se pierde dinero por no jugar la Champions.

Dicho todo lo anterior, se hace complicado analizar algo más, futbolísticamente hablando, porque no hubo nada de nada que destacar. El Leganés de Aguirre se dedicó a pelear más que el rival, algo que logró sobre todo en la primera parte, aunque no puso nada más allá de eso. Y en el bando rojiblanco, Simeone no da con la tecla ni haciendo jugadas bizarras como poner a Vrsaljko en el lateral tras un año, siete meses y diez días sin vestir la rojiblanca. Tampoco funcionó que Marcos Llorente ocupase la medular, porque la espina dorsal de un muerto en vida suele estar igual de fría que la temperatura del resto del cuerpo.

Solo Vitolo rompió la tristeza rojiblanca saliendo en la segunda parte, pero el canario no puede con todo y menos cuando el nivel de los primeros espadas rojiblancos es paupérrimo. Thomas, Saúl, Morata, Joao Félix… nadie estuvo bien en el Atlético de Madrid y sin Koke, que por mucho que esté mal siempre pide la pelota, no hay nadie en el cuadro colchonero que mida los tiempos de los partidos. Sin personalidad, sin metrónomo, sin carácter, sin gol y con Simeone perdido y desesperado, este Atlético de Madrid es un zombi.


Ficha técnica

Atlético de Madrid, 0: Oblak; Vrsaljko (Saponjic, m.88), Savic, Felipe, Lodi; Correa (Héctor Herrera, m.62), Marcos Llorente (Vitolo, m.46), Thomas, Saúl; Joao Félix y Morata
CD Leganés, 0: Cuéllar; Rosales, Awaziem, Omeruo, Bustinza, Silva; Eraso (Aitor Ruibal, m.62), Recio, Roque Mesa, Rodrigues (Guido, m.77); y Braithwaite

Árbitro: Mateu Lahoz (Comité valenciano). Expulsó por doble amarilla a Cuéllar, del Leganés (m.94). Amonestó a Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid (m.57), y a los visitantes Awaziem (m.11), Eraso (m.55) y Recio (m.92)
Incidencias: Partido de la vigésimo primera jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Wanda Metropolitano de Madrid ante unos 45.000 espectadores

0
comentarios

Servicios