Menú

Liga

El Real Madrid se deja dos puntos ante el Celta pero sigue líder de LaLiga (2-2)

El Madrid remontó el tanto inicial de Smolov con los goles de Kroos y Ramos de penalti, pero se confió y Santi Mina empató a cinco minutos del final.

0
El Madrid remontó el tanto inicial de Smolov con los goles de Kroos y Ramos de penalti, pero se confió y Santi Mina empató a cinco minutos del final.
Hazard provoca un penalti al ser derribado por Rubén en su salida. | EFE

Tropiezo inesperado del Real Madrid. Otro más. Están bajando sus resultados y en su estadio, donde deberían hacerse fuertes. Cayeron eliminados en la Copa del Rey ante la Real Sociedad hace una semana y ahora se dejan dos puntos ante un Celta de Vigo que está peleando por evitar el descenso. Los gallegos exprimieron al máximo sus pocas ocasiones. Una parada de Courtois en un saque de esquina y dos goles en sus tres únicas ocasiones. No midió bien Zidane los cambios en la última media hora, descolocando al equipo, ni Sergio Ramos, empeñado en ser más delantero que defensa. Entre su incontrolable energía y Denis Suárez, que se vistió de Laudrup, salió un pase para Santi Mina que fue el empate a dos a falta de cinco minutos del final. Un tremendo palo para el Madrid y sus aspiraciones ligueras y un chute de moral para el Celta de cara a su final ante el Leganés de la próxima semana.

Zidane volvió al 4-3-3 con Hazard y Bale en los extremos. El belga era el gran aliciente del partido y, por los méritos de este partido, se volvió a ganar una oportunidad ante el Levante. Pese a su inactividad, fue el mejor de su equipo. ¿Bale? Ni hizo méritos para ser titular ante Osasuna, tampoco para serlo ante el Celta y tampoco hoy para jugar la próxima jornada. Está lejísimos del nivel que tiene que demostrar.

La primera mitad estuvo condicionada por el tanto del Celta de Vigo. Una gran asistencia de Iago Aspas dejó a Smolov solo ante Courtois. Brillante la visión del gallego, mal el Madrid en su nula presión sobre él y Varane, que perdió de vista a su marcador. Al Madrid le tocaba remontar y no dejó de intentarlo pero, hasta el descanso, solo se volcó y generó en la banda izquierda con situaciones interesantes, entre Marcelo y Hazard, pero predecibles. Y es que el balón se movía con cierta lentitud, no había desborde porque Hazard siempre estaba rodeado por dos o tres jugadores y porque la posesión nunca iba de banda a banda. Poco o nada por la derecha donde Bale no aparecía y los centros de Carvajal no tenían ningún peligro. El Celta, con tres centrales y un Murillo imperial, estaba bastante cómodo en él área.

Para que se hagan una idea de la desesperación del Real Madrid al no encontrar vías para hacer daño, en el minuto 36 ya estaba Sergio Ramos de delantero. Tanto fue así que al central le anularon un tanto por fuera de juego en una jugada que no era a balón parado. El portero Rubén no tuvo que intervenir en la primera mitad. Pocas ocasiones locales. La mejor, casi al descanso con la única combinación entre Benzema, Hazard y Bale que la mandaba arriba.

El Celta estaba cómodo pero sí es cierto que le costaba llegar a campo contrario. Solían conseguirlo cuando Aspas 9 y Rafinha aparecían. ¡Qué gran partido del exjugador del Barcelona! Está cogiendo el timón de un Celta en apuros y no le están temblando las piernas. Dejó una clase magistral de primeros toques y de pausa para aclarar una salida más limpia.

Zidane falló con los cambios

La segunda parte fue distinta porque el Real Madrid fue distinto. Hubo más rapidez en la circulación. Llegó el gol anulado a Ramos y el primer tiro entre palos que fue gol. Marcelo llegó a línea de fondo y su pase atrás fue rematado por Kroos con su clásico disparo con el interior pero con la izquierda. Es curioso porque lleva seis años seguidos marcando al Celta. De los 14 goles de Kroos en Liga, seis han sido al Celta.

Y llegó el penalti absurdo de Rubén Blanco. Hazard corre a por un balón que estaba fuera, que no tenía ningún peligro y dónde el portero nunca tiene que meter la mano. El fútbol es para listos y Rubén no lo fue. Ramos marcó el 2-1 y aún así no sació su protagonismo ofensivo. Hazard, a quien no se le esperaba de titular, aguantó 72 minutos. Parece que está bien y podría llegar en una condición más que decente ante el Manchester City en Champions que es su claro objetivo. Le faltó algo más de regate pero es lógico después de tres meses lesionado. Aún así, nunca se escondió.

Vinicius entró por Hazard pero luego llegó el carrusel de cambios inesperados. Smolov, único delantero, dejo su sitio a Denis. Raro cuando vas perdiendo. Pero para raro, Zidane. Modric entró por Kroos cuando podía quitar a Bale, que no estaba haciendo nada y con una amarilla que podría haber sido roja por una dura entrada por detrás a Rafinha, y luego entró Mendy por Bale. Zidane mandó a Vinicius a la derecha y en la izquierda les faltaba compenetración entre los dos laterales. El Real Madrid desde el 2-1 desapareció. No quiso jugar, se acomodó en error competitivo gordo. Y ahí apareció Denis Suárez y su genial pase.

Pregunten en Vigo por Denis y Santi Mina. Les dirán que no han rendido, que están siendo una decepción porque había muchas esperanzas en ellos y es lógico que sean suplentes. Pues su mejor y casi única conexión de la temporada terminó con un entre cinco jugadores y un tanto que quita dos puntos al Madrid muy necesarios. Eso sí, con el error de Ramos que tiene tantas energías que es incapaz de aguantar la línea. Salió a presionar y dejó un espacio que mató al Madrid.


Ficha técnica

Real Madrid, 2: Courtois; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Kroos (Modric, m.81), Valverde; Bale (Mendy, m.84), Hazard (Vinicius, m.73) y Benzema
Celta de Vigo, 2: Rubén; Kevin Vázquez (Pione Sisto, m.55), Aidoo, Murillo, Araujo, Olaza; Rafinha, Okay, Bradaric (Santi Mina, m.83); Iago Aspas y Smolov (Denis Suárez, m.70)

Goles: 0-1, m.7: Smolov; 1-1, m.51: Kroos. 2-1, m.64: Ramos, de penalti; 2-2, m.86: Santi Mina
Árbitro: Alberola Rojas (Comité de Castilla-La Mancha). Amonestó a Bale (m.72) y Carvajal (m.74), del Real Madrid; y a Olaza (m.56) y Okay (m.76), del Celta
Incidencias: Partido de la vigésima cuarta jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante cerca de 72.000 espectadores. Se guardó un minuto de silencio en memoria del periodista David Gistau, fallecido el pasado 9 de febrero

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios