Menú

Liga

¿Qué va a pasar con La Liga? Los escenarios que se contemplan tras la suspensión por el coronavirus

Una nueva reunión entre todas las partes la semana que viene decidirá el devenir del campeonato.

0
Una nueva reunión entre todas las partes la semana que viene decidirá el devenir del campeonato.
Javier Tebas (d) y Luis Rubiales, presidentes de LaLiga y la RFEF. | EFE

Se han suspendido las dos próximas jornadas de LaLiga, tanto en Primera como en Segunda División… de momento. Una decisión histórica y sin precedentes a causa de la propagación del coronavirus, que ya había clausurado las competiciones no profesionales, paralizando el fútbol en Segunda B y Tercera División, entre otras categorías.

Sin embargo, esta pandemia global –tras la clasificación este miércoles por parte de la Organización Mundial de Salud (OMS)– alcanza ahora también al fútbol profesional con la suspensión de las jornadas 28 y 29 de LaLiga Santander y las 32 y 33 de LaLiga SmartBank, a la espera de la evolución de los contagios y de los equipos en cuarentena (entre ellos el Real Madrid en sus dos secciones de fútbol y baloncesto, ambas ya en cuarentena al compartir las instalaciones de Valdebebas, tras el positivo por coronavirus de Trey Thompkins) antes de tomar una decisión sobre el futuro de la competición.

"LaLiga considera que se dan las circunstancias para que se siga con la siguiente fase del protocolo contra el Covid-19", dice el comunicado de la patronal de los clubes profesionales, que preside Javier Tebas, después de que conocerse el positivo de Thompkins este jueves a media mañana. "En consecuencia, se acuerda la suspensión, al menos, de las dos próximas jornadas", confirma el comunicado, antes de observar que se evaluarán de nuevo las medidas a tomar tras "la finalización de las cuarentenas decretadas", apunta el comunicado de LaLiga.

Después de la suspensión y de una reunión a tres bandas entre LaLiga, la Federación Española de Fútbol (RFEF) y el sindicato de futbolistas AFE (siglas de Asociación de Futbolistas Españoles, que preside David Aganzo), fue Luis Rubiales, el presidente de la RFEF, quien comparecía en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas para tomar la iniciativa en la crisis. "El día 25 de marzo volveremos a evaluar la situación y se tomarán nuevas decisiones que irán en función del nivel de dificultad que presente la situación", explicaba Rubiales en una comparecencia ante los medios realizada en uno de los campos de fútbol de la sede federativa y no en sala de prensa, como es habitual.

Rubiales aclaró pocas cosas sobre las múltiples preguntas que surgen en torno al futuro del fútbol. "Le corresponde a la UEFA tomar las decisiones sobre la Eurocopa", repitió varias veces. "No hemos llegado al escenario de pensar qué hacer si no se puede jugar más La Liga. Se buscarán soluciones cuando llegue el momento porque cada día cambia el escenario", explicó.

Y es que, teniendo en cuenta la evolución del coronavirus, nadie puede saber ahora mismo si se volverá a jugar este curso, cuando restan once jornadas para la finalización del campeonato de Liga, tanto en Primera como en Segunda División.

Con la final de la Copa del Rey, prevista en un principio para el próximo 18 de abril y que ha tenido que ser aplazada, la situación es bastante distinta al ser sólo dos (Athletic de Bilbao y Real Sociedad) los clubes implicados. "Con la Copa del Rey barajamos jugar con el estadio lleno de ambas aficiones. No sé si hoy es realista o no. Dejar las aficiones fuera nos dolería. La segunda opción sería jugarla a puerta cerrada. La tercera sería que fuera imposible por cualquier cuestión. La primera opción es la que barajamos y, si no, tendremos que buscar otras fórmulas", ha dicho Rubiales.

Los distintos escenarios... que la RFEF no concreta

Lo cierto es que, desde su creación en 1929, la liga de fútbol no se ha dejado de disputar una temporada en España desde 1939, tras el final de la Guerra Civil, pero, ante la situación actual de esta pandemia global que ha creado un pánico social sin precedentes, se contemplan hasta "cuatro escenarios", según ha dicho Rubiales, aunque sin especificar ninguno de ellos: entre el improbable de que en quince días se pueda volver a la actividad normal hasta tener que suspender lo que resta de temporada.

"Somos 55 federaciones (en Europa) y cualquier decisión pasa por la UEFA. Veremos si se puede acabar o no. Hay cuatro escenarios diferentes", ha comentado el presidente de la RFEF. Pese a su ausencia de explicaciones, todo hace pensar que otro de los escenarios restantes pasaría por jugar los partidos que quedan (110 en Primera y 121 en Segunda) a puerta cerrada.

Para el peor caso, que es el de suspender lo que resta de temporada y que ya está estudiando la RFEF con un comité, habría que otorgar títulos, plazas de competiciones europeas y organizar cómo quedan ascensos y descensos, con la lógica preocupación que conlleva para los clubes implicados, pues además de los deportivos también hay muchos intereses económicos en juego.

"Vamos a trabajar en todos los escenarios que se pueden dar a partir de ahora", se limitaba a empezar diciendo Rubiales, antes de lanzar una pulla a La Liga que, sin embargo, quiso matizar después: "Había una resistencia obvia desde La Liga a la suspensión. Ellos querían seguir jugando a puerta cerrada, pero teníamos que impulsar nuestra decisión a través del convenio de coordinación. Estamos contentos con que sigan el camino que ha marcado la Federación", sentenció el máximo dirigente del organismo federativo.

Importantes pérdidas si se suspende toda la Liga

Cierto es que la salud es lo primero, pero los estamentos del fútbol ya están trabajando a toda costa para evitar una suspensión total de lo que resta de temporada, siempre a expensas de cómo evolucione la propagación del coronavirus. Y es que ese escenario conllevaría unas tremendas pérdidas económicas: según un informe del diario As, LaLiga estima en 678,8 millones de euros el impacto directo que tendría la suspensión de las competiciones en Primera y Segunda División si la medida se prolonga hasta final de la temporada.

En total, añade este medio, los clubes del fútbol profesional dejarían de ingresar 549 millones por derechos de televisión, 88 millones por abonos y 41,4 millones por taquillas, según la estimación realizada por la propia patronal que preside Javier Tebas.

A todo ello, cabe añadirle el impacto que tiene la competición a través de patrocinios y en la industria (bares, hoteles, transporte…), en la que aporta el 1,37% del Producto Interior Bruto (PIB) —lo que equivale a unos 15.700 millones de euros y casi se equipara, por ejemplo, al tamaño del PIB de una autonomía como Extremadura o a dos veces el de La Rioja—, según un estudio realizado el año pasado por la consultora PwC.

En cambio, si finalmente se decidiera jugar lo que resta de temporada (nueve jornadas en Primera y otras nueve en Segunda) a puerta cerrada, los clubes de LaLiga Santander dejarían de recibir 38,8 millones de euros por taquillas y 78,1 millones por abonos, mientras que en LaLiga SmartBank las pérdidas de serían de 2,6 millones por taquillas y 9,9 millones por abonos. En total, 117 millones de pérdidas en Primera y 12,5 millones en Segunda si se juegan las últimas nueve jornadas del campeonato a puerta cerrada.

0
comentarios

Servicios