Menú

Liga

El Real Madrid cumple ante el Mallorca y recupera el liderato sin sobresaltos (2-0)

Vinicius abrió el marcador y Sergio Ramos lo cerró con un golazo de falta. Luka Romero hizo historia al debutar con sólo 15 años y 219 días.

0
Vinicius abrió el marcador y Sergio Ramos lo cerró con un golazo de falta. Luka Romero hizo historia al debutar con sólo 15 años y 219 días.
Vinicius (d) celebra junto a Benzema, Mendy y Sergio Ramos su gol al Mallorca. | EFE

Real Madrid y Barcelona tienen los mismos puntos y es previsible que compitan por el título hasta el último minuto del último partido de la última jornada. Sin embargo, y pese a esta igualdad numérica, hay diferencias notables en los intangibles. Antes de la pandemia, y pese a la derrota ante el Betis, el Real Madrid daba la impresión de tener un techo superior y de haberse dejado muchos puntos casi en exclusiva por desconexiones mentales. Se ha reiniciado LaLiga y, tras cuatro jornadas, se han confirmado esas sensaciones. El Madrid no está para tirar cohetes, pero no han sufrido demasiado para hacer un pleno con cuatro de cuatro. Ante el Mallorca hicieron un partido discreto pero suficiente para, como hicieron ante el Valencia, amarrar tres puntos, ahorrar energía y que varios jugadores inéditos (o casi) acumulen minutos. Mariano, Brahim, Isco, Asensio o Bale.

Zidane lleva 48 partidos seguidos sin repetir un once titular. Ante el Mallorca, el equipo más goleado de Primera División, sacó toda su artillería. Benzema arriba, Vinicius y Bale en las bandas y Hazard de mediapunta. Era previsible pensar que se podían partir, como sucedió, que no iban a controlar tanto la posesión como hacen con tres o cuatro centrocampistas, como sucedió, pero que tendrían la pólvora de un corsario inglés cuando entrarán en el área de Reina. Zidane intenta aprovechar el buen momento de Vinicius que, todo sea dicho, está mejor que Hazard y a años luz de Bale que, una vez más, pasó sin pena ni gloria. Si me dicen que se ha marchado a su casa sin ducharse, me lo creo.

Ni una carrera, ni un desmarque, ni un desborde... Un par de disparos lejanos y punto. Quizá le veamos dentro de otras cuatro jornadas jugar otra media hora. Más no se ha ganado. Todo lo contrario que Vinicius, que estuvo en todas. Como siempre. Fue increíble cómo pasó, en el lapsus de un minuto, de demostrar una carencia en su definición al buscar el disparo al palo que le cubría el defensor y el portero, a firmar su mejor finalización desde que es futbolista del Real Madrid. El 1-0 era complicado para cualquiera y más para él. Le cogió gustillo a eso de picar la pelota porque, unos minutos más tarde, tras un magnífico pase de Benzema, estrelló la pelota en el larguero con una vaselina que demuestra la confianza que ha tenido siempre, incluso cuando no marcaba.

El tanto de Vinicius viene con cierta polémica porque los jugadores del Mallorca pidieron falta de Carvajal en la recuperación y hasta fuera de juego posicional de Bale. Puede ser más lo primero que lo segundo pero no es una decisión de VAR. No fue el partido de Carvajal, de Bale, y por lo tanto, fue otra noche en la que el Madrid aprovechó más la banda izquierda. Tampoco fue la mejor noche de Modric, Benzema o Hazard... En realidad, de casi nadie porque sí se salvan los dos centrales.

Nivel sobresaliente de Varane y de Sergio Ramos en los cuatro partidos. El capitán, para colmo, firmó el 2-0 con una falta espectacular. Perfecta. Quizá es la mejor que ha anotado en toda su carrera. Increíble que un futbolista de 34 años siga perfeccionando facetas y mejorando su nivel. Gracias a los dos centrales y a Mendy, Kubo no fue más protagonista. El japonés acaparó absolutamente todo en el ataque del Mallorca. Todo. Estuvo en todas partes y, pese a su juventud, se ve que sus compañeros le buscan porque es quien crea algo distinto. Regaló jugadas espectaculares dejando atrás hasta a cuatro compañeros con los que compartió gira en EEUU el pasado verano.

En la segunda mitad, Zidane hizo los cinco cambios. Hazard por Kroos. El primero en irse fue el belga al que está protegiendo cuando puede. Asensio e Isco entraron por Modric y Bale y a falta de diez minutos Mariano por Benzema y Brahim por Vinicius. El ex del City tuvo la mejor ocasión, pero sacó una buena mano Reina. Como también había hecho Courtois a tiro de Baba con empate en el marcador. Otra vez decisivo.

El partido dejó, por cierto, un dato histórico. Luka Romero, del Mallorca, con 15 años y 219 días, nacido en México, se convirtió en el debutante más joven en toda la historia de La Liga. El Real Madrid solventó un partido en el que no estaba Casemiro. El domingo, ante el Espanyol, no estarán Mendy y Modric, pero los blancos parece que están mejor y tienen más plantilla que el Barcelona. Sólo sus lagunas, los tramos en los que mentalmente se marchan del partido, pueden darle un susto que no deberían sufrir. Si bien es cierto que Zidane tampoco debería volver a plantear un sistema tan ofensivo.


Ficha técnica

Real Madrid, 2: Courtois; Carvajal, Sergio Ramos, Varane, Mendy; Valverde, Modric (Asensio, m.70), Bale (Isco, m,70), Vinicius (Mariano, m.83); Hazard (Kroos, m.61) y Benzema (Brahim Díaz, m.83)
RCD Mallorca, 0: Reina; Pozo, Raíllo, Valjent (Fran Gámez, m.61), Sedlar; Lago Junior (Salibur, m.70), Baba (Luka Romero, m.83), Febas (Salva Sevilla, m.61), Dani Rodríguez; Kubo y Budimir (Cucho Hernández, m.61)

Goles: 1-0, m.19: Vinicius; 2-0, m.55: Sergio Ramos, de falta directa
Árbitro: Melero López (Comité Andaluz). Amonestó a Sergio Ramos (m.35), Modric (m.46), Mendy (m.80) y a Kroos (m.86), del Real Madrid; y a Budmir (m.8), del Mallorca
Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo primera jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Alfredo Di Stéfano, sin público debido a la pandemia del coronavirus

0
comentarios

Servicios