Menú

Liga

Morata noquea al Mallorca y el Atlético sigue imparable en su asalto a la Champions (3-0)

Doblete de Morata y gol de Koke para desesperar a un Mallorca que sigue hundido en el descenso. Marcos Llorente volvió a brillar.

0
Doblete de Morata y gol de Koke para desesperar a un Mallorca que sigue hundido en el descenso. Marcos Llorente volvió a brillar.
Los jugadores del Atlético celebran uno de los tantos de Morata | EFE

Es uno de los jugadores que más críticas reciben dentro y fuera del Atlético de Madrid y seamos realistas, la mayor parte de los odios hacia Álvaro Morata se generan por su pasado madridista. Para los blancos es el jugador que se fue del Bernabéu buscando triunfar y la mayoría no quieren que lo haga, sobre todo si es con la camiseta del Atlético de Madrid y diciendo que está en el equipo de su corazón. Eso para los vecinos de Chamartín, pero la cosa no queda ahí. Para un sector del Metropolitano, no hay perdón para los gestos del delantero hacia la afición colchonera cuanto estaba en el Real Madrid o en el Chelsea. En resumen, Morata tiene dos espadas sobre su cabeza deseando soltarse de la cuerda para cortarle la cabeza y no le queda otra que vivir con ello.

En la primera parte ante el Mallorca, el ‘9’ del Atlético sirvió en bandeja, tanto para los que le odian como para los que le quieren, algo que llevarse a la boca. Sus ‘enemigos’ destacarán que falló de nuevo una ocasión clara con el primer penalti que lanzó y sus defensores apelarán a que fue él mismo el que provocó la pena máxima y el que además transformó el 1-0 con la repetición del penalti. Además, los segundos sumarán a su lista de 'pros' que Morata también marcó el 2-0 a pase de Marcos Llorente. Un Llorente, por cierto, que es sumamente solidario al sudar y parecer cansado delante de rivales y compañeros cuando todo el mundo sabe que ese hombre no se ha cansado nunca en su vida. Chapó por él intentado dismular.

Fuera de bromas, Llorente y Morata fueron los claros protagonistas de una primera parte que cimentó la victoria rojiblanca y volvió a demostrar que si el Atlético tiene pegada rompe los partidos más pronto que tarde. El Mallorca y en concreto su portero Reina vieron fallar ocasiones a Joao Félix y Carrasco y eso les hizo crecerse salvaguardados siempre en las diabluras de Kubo. Si Marcos Llorente no se cansa nunca, el japonés hace lo propio regateando y generando fútbol. Maravillosa primera parte del nipón aunque desgraciadamente para él, sin premio.

Ese 2-0 del que hablaba en la introducción y que llegó con el doblete de Morata en los minutos 29 y 49 dejó muerto al Mallorca antes del descanso, convirtiendo la segunda parte en un mero trámite. Simeone sigue bordando con una buena práctica lo que ensaya en la teoría. El Cholo volvió a revolucionar el once local con muchos cambios respecto a Barcelona y la jugada acabó con otra goleada a su favor. Manu entró por Lodi en la izquierda realizando otro partido casi impoluto a nivel defensivo, Savic y Giménez se reencontraron con resultados satisfactorios y el regreso de Koke a la medular fue de menos a más finalizando con el gol del capitán que supuso el definitivo 3-0. De la pizarra al campo y gano porque me toca pensará Simeone.

¿Todo le fue bien al Atlético de Madrid ante el Mallorca? No, hubo algunos 'peros'.

Joao Félix sigue enfadado con el mundo

Dos personas tuvieron motivos para irse enfadados del Metropolitano. El primero el portero bermellón, Reina, que celebró por todo lo alto su parada en el penalti lanzado por Morata hasta que se enteró de que su compañero Sedlar se había adentrado dos metros en el área y había que repetirlo. Ese fue el primer gran disgusto de la noche, sin embargo, no sería el último.

Joao Félix cogió el testigo de Reina y volvió a marcharse del campo a la hora de partido con un rostro de "no te cruces conmigo ahora mismo que no estoy para tonterías". No es para menos. El luso falló varias ocasiones en la primera parte y jamás tuvo un impacto directo en el partido. El '7' está ansioso por triunfar y ese exceso de hacer algo importante y destacado en cada jugada hace que complique acciones sencillas cuando lo único que tiene que hacer es recibir y tocar.

Al mal partido de Joao Félix se sumó un golpe en el tobillo por el que tuvo que ser atendido al descanso y Simeone no quiso jugársela con un problema mayor. Cambio y fuera. El resultado fue la cara larga de Joao que recogieron todas las cámaras de la realización televisiva. Eso sí, el enfado del ex del Benfica tiene fácil solución y consiste en jugar bien en Vigo ante el Celta y de paso copiar la intensidad de algún que otro compañero que no lleva el '7' a la espalda y sí el '14'. Mientras su joven estrella encuentra su camino, el Atlético sigue imparable en su asalto a la Champions.

Ficha técnica:

Atlético de Madrid, 3: Oblak; Trippier, Savic, Giménez, Manu Sánchez (Lodi, min. 62); Llorente, Koke, Saúl (Thomas, m. 80), Carrasco (Vitolo, m. 54); Joao Félix (Correa, m. 54) y Morata (Diego Costa, min. 62).

Mallorca, 0: Reina; Pozo, Aleksandar Sedlar, Antonio Raillo, Fran Gámez (Sastre, m. 70); Take Kubo, Baba (Chavarria, m. 80), Febas (Salva Sevilla, m. 57), Dani Rodríguez; Trajkovski (Lago Junior, m. 57) y Cucho Hernández (Abdón Prats, m. 70).

Goles: 1-0, m. 29: Morata, de penalti. 2-0, min. 49: Morata. 3-0, m. 79: Koke.

Árbitro: Arberola Rojas (C. Castilla-La Mancha). Amonestó a los locales Saúl (m. 44) y Diego Costa (min. 67) y al visitante Sedlar (m. 26)

Incidencias: partido correspondiente a la trigésima cuarta jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Wanda Metropolitano sin público.

En los prolegómenos del encuentro, el capitán del Mallorca Xisco Campos le entregó al capitán del Atlético Koke Resurrección, una camiseta con el nombre de Virginia Torrecilla, jugadora del Atlético femenino que se está tratando de un tumor cerebral.

0
comentarios

Servicios