Menú

Liga

El Real Madrid supera al Alavés y está a dos victorias de ser campeón de Liga (2-0)

Partido plácido para los blancos frente a un rival que se complica la permanencia. El Barça, a cuatro puntos a tres jornadas del final.

0
Partido plácido para los blancos frente a un rival que se complica la permanencia. El Barça, a cuatro puntos a tres jornadas del final.
Marco Asensio celebra con Benzema su gol al Alavés, el del definitivo 2-0. | EFE

Otra victoria más para el Real Madrid, y ya van ocho de manera consecutiva tras el parón por el coronavirus. Los blancos se han impuesto por 2-0 en el Alfredo di Stéfano al Deportivo Alavés, que se complica el objetivo de la permanencia, y dan un paso de gigante hacia su trigésimo cuarta Liga. Un título que ganaron por última vez hace tres años y en el que parecen haber centrado todas sus energías, viendo sobre todo cómo la Champions se ha puesto harto complicada.

Un triunfo que permite al equipo de Zinedine Zidane recuperar la ventaja de cuatro puntos sobre el Barcelona (más el golaverage particular a su favor), cuando restan tres jornadas para el final. Los blancos aún tienen pendiente la visita a Granada, el duelo contra el Villarreal en el Di Stéfano y el cierre liguero frente al Leganés en Butarque. A los azulgranas, por su parte, les queda el viaje al Nuevo Zorrilla, el partido ante Osasuna en el Camp Nou y la última jornada en casa del Alavés. Calendario más o menos asequible para unos y otros, aunque todo puede ocurrir de aquí al final. Al Madrid le vale con dos victorias y una derrota para ser campeón. También un triunfo y dos empates, independientemente de lo que haga el equipo de Quique Setién. Pero mejor no sacar la calculadora...

Esta noche, ante el Alavés, Zidane tuvo que improvisar una defensa inédita obligado por las numerosas bajas (Marcelo y Nacho por lesión, Sergio Ramos y Carvajal por sanción), con Lucas Vázquez y Mendy en los laterales, además de Varane y Militao en el eje de la zaga. En el centro del campo, Casemiro, Kroos y Modric, que trabajó a destajo, y arriba un tridente formado por Asensio, Rodrygo y Benzema. Hazard y Vinicius comenzaron en el banquillo.

El partido arrancó con una doble ocasión muy clara para los visitantes a los 2 minutos, con sendos cabezazos de Joselu y Lucas Pérez que se toparon con el larguero y Varane sacando la pelota en la misma raya de gol. El Alavés, en el estreno de Juan Ramón López Muñiz en el banquillo tras la destitución de Asier Garitano, salió dispuesto dispuesto a dar guerra en el Alfredo Di Stéfano, y más aún después de la victoria del Mallorca frente al Levante (2-0) que complica a los vitorianos el objetivo de la permanencia.

Pero no tardó el Madrid, con Modric al mando de la nave, en llevar la iniciativa tanto en el juego como en el marcado. Mendy, haciendo gala de su potencia y velocidad, forzó a los 11 minutos un claro penalti que Benzema, en ausencia de Sergio Ramos, se encargó de transformar magistralmente. Con el marcador a favor, los blancos fueron un vendaval en ataque y Toni Kroos tuvo en sus botas el segundo, en una acción que recordó al gol que marcó al Eibar en este mismo escenario, en el primer tanto de los blancos en la reanudación liguera tras el confinamiento. De nuevo Mendy volvió a poner en jaque a la defensa alavesista con su velocidad y sirvió un medido centro al corazón del área que Camarasa casi manda al fondo de su propia portería.

El Madrid parecía tener controlada la situación, pero se topó con un rival bien plantado sobre el césped y que llevó mucho peligro al contragolpe, especialmente con Oliver Burke como protagonista. El escocés pudo empatar el partido a los 25 minutos con un potente disparo desde media distancia bien repelido por Courtois –el belga sigue demostrando estar al grandísimo nivel que le llevó a ser el mejor portero del pasado Mundial de Rusia 2018– y luego sacó los colores a Militao con un caño que llevó mucho peligro en el área madridista. Los blancos durmieron el partido en la recta final del primer tiempo, viendo cómo el reloj corría a favor de sus intereses para llegar al intermedio con esta exigua ventaja.

La segunda parte no pudo comenzar mejor para los intereses madridistas con el gol de Marco Asensio, a los cuatro minutos de la reanudación. Un tanto que acabaría subiendo al marcador con suspense después de ser anulado inicialmente por un fuera de juego que no era: apareció Rodrygo para desequilibrar, encontró a Benzema y éste habilitó al balear, que firmaba así su segundo gol de la temporada tras el que marcó hace tres semanas contra el Valencia en este mismo escenario (3-0), en su vuelta a los terrenos de juego tras la grave lesión que lo ha mantenido 11 meses en el dique seco.

Ahí murió el partido. El Alavés tuvo una buena ocasión en las botas de Joselu, con un remate a bocajarro dentro del área bien abortado por Courtois, en una de las escasas ocasiones en las que el cancerbero belga tuvo que emplearse a fondo. En la portería rival, Roberto Jiménez sí tuvo faena a destajo para frenar las constantes acometidas de los blancos. De hecho, de no ser por el meta de Fuenlabrada, el equipo babazorro habría salido goleado del Alfredo Di Stéfano. Así, Roberto se lució al latigazo de Benema, vio cómo Lucas Vázquez perdonaba con todo para marcar, tapó espacios a Rodrygo escorado y luego desvió un disparo a Modric.

Zidane quiso dosificar esfuerzos y dio minutos a Valverde y Vinicius (unos 20), así como a Hazard e Isco (cerca de 10), además de Brahim, éste ya en el descuento. El belga reapareció buscando recuperar las buenas sensaciones, mientras que Isco también tuvo en sus botas el tercero en la recta final de un partido que nunca vio peligrar el Real Madrid. Los blancos firman así su octava victoria consecutiva y ya empiezan a acariciar el título con las yemas de los dedos. Queda rematar la faena, cierto, pero no parece que LaLiga se les vaya a escapar este año.

Ficha técnica

Real Madrid, 2: Courtois; Lucas Vázquez, Varane, Militao, Mendy; Casemiro (Brahim, m.93), Kroos, Modric (Fede Valverde, m.70); Marco Asensio (Vinicius, m.70), Rodrygo (Isco, m.82) y Benzema (Hazard, m.82)
Deportivo Alavés, 0: Roberto; Ximo (Aguirregabiriria, m.24), Laguardia, Ely, Adrián Marín; Fejsa (Abdallahi, m.56), Camarasa, Burke, Edgar (Borja Sainz, m.68); Joselu (José Luis Rodríguez, m.68) y Lucas Pérez (Rioja, m.56)

Goles: 1-0, m.11: Benzema, de penalti; 2-0, m.50: Marco Asensio
Árbitro: Jesús Gil Manzano (Comité extremeño). Amonestó a Abdallahi (m.84), del Alavés
Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 35 de LaLiga Santander, disputado en el estadio Alfredo di Stéfano. En el descanso una lesión impidió seguir al colegiado Gil Manzano y ocupó su lugar el cuarto árbitro Rodríguez Carpallo

0
comentarios

Servicios