Menú

Liga

Diego Costa sella la Champions para el Atlético ante un gran Betis (1-0)

El cuadro andaluz fue mejor y jugó con uno más en la segunda parte por roja directa a Hermoso. Costa marcó en un partido lleno de revisiones.

0
El cuadro andaluz fue mejor y jugó con uno más en la segunda parte por roja directa a Hermoso. Costa marcó en un partido lleno de revisiones.
Diego Costa celebra su gol ante el Real Betis. | EFE

Si algún estudiante necesitaba una revisión de sus notas finales o de algún examen en concreto quizá le hubiese venido bien pasarse por el Wanda Metropolitano para ver si de rebote se llevaba una, porque el Atlético-Betis estuvo marcado por monitores, pinganillos, árbitros, VARES y VORES. Ojo, que haya muchas revisiones no quiere decir que esté mal. De hecho debería ser así en todos los partidos. Estén dichos choques inmersos en la lucha por la Liga, por Europa o por el descenso, la tecnología debe estar para usarla bien y sin restricciones. Da igual ocho que ochenta. Si se necesita, se debe usar y en el Metropolitano se usó y mucho.

Las decisiones que marcaron el partido fueron cuatro: un gol anulado a Correa, otro a Morata, una roja a Hermoso y el 1-0 final de Diego Costa que da al Atlético la clasificación matemática para la Champions. Las cuatro fueron revisiones que desesperaron al Atlético de Madrid, aunque decir que fueron desesperantes para sus intereses no es decir que fueron equivocadas o innecesarias. Solo la roja a Mario Hermoso parece rigurosa porque tanto el gol de Correa como el de Morata fueron bien anulados. En el caso del fuera de juego milimétrico de Morata solo es cuestionable si crees que alguien en el VAR traza mal las líneas para perjudicar a un equipo en concreto, algo que no encontrarán escrito en estas líneas.

Más allá de la polémica y del gran partido del Betis, el Atlético cerró su clasificación para la Champions tras un año liguero tan irregular como el rendimiento del jugador que aseguró, como mínimo, la cuarta plaza colchonera. A Diego Costa se le esperaba para grandes momentos y el delantero de Lagarto apareció en uno de lo más necesarios.

Noche de goles anulados y revisiones

Un hombro, unos centímetros, dos goles anulados y un gran Betis. Así se puede resumir en pocas palabras la primera parte del Atlético de Madrid-Betis. Se notó y mucho que la espalda de los jugadores andaluces ya no soporta la presión de una piedra que nunca llegó a mandarles al fondo del mar, pero sí llevaba escrita en ella la palabra descenso. Sin miedo a lo que la clasificación dictase al final de la jornada, el equipo de Alexis se marcó un imponente partido en el Metropolitano y logró complicar la vida al equipo del Cholo.

Simeone quiso repetir una fórmula ya conocida en este reinicio de la Liga, que no es otra que Marcos Llorente acompañando al punta, con un jugador vertical por la banda y con tres medios que sostuviesen al equipo en las transiciones. Morata fue el 9, Correa el jugador vertical y Koke, Thomas y Saúl los centrocampistas. El Atlético estuvo bien en esa parte del campo, sin embargo, nunca llegó a tener claridad arriba salvo en ocasiones contadas.

Mientras el Atlético apenas encontraba claridad con una ocasión de Llorente y otra de Correa, la banda izquierda ofensiva de los verdiblancos machacó el lado diestro local defendido por Trippier, que ni siquiera pudo acabar el primer tiempo por problemas estomacales. Savic tampoco tuvo su día y Loren hizo de las suyas con varias diagonales que amenazaron los dominios de Oblak.

El partido estaba teniendo más color verdiblanco que rojiblanco hasta que el equipo colchonero renació a medias ya que se encontró con el VAR en los dos goles que anotó y que habrían abierto el marcador a su favor. Eso habría descolocado al cuadro verdiblanco, pero en el primer tanto de Correa hubo fuera de juego y posterior mano de Llorente y en el segundo marcado por Morata la decisión se tuvo que resolver con escuadra y cartabón para ver que el hombro del 9 rojiblanco estaba ligeramente adelantado. Fue un golazo de Morata, picadita incluida a lo Fernando Torres. Sin embargo, el VAR lo mandó al limbo para desgracia madrileña.

Sin goles y con el Betis realizando un gran partido, el Atlético se enfrentó a la charla de Simeone al descanso con mucho por hacer en la segunda parte y sin saber que tendría que tirar de épica para cerrar su pase a la Champions.

VAR, roja y Diego Costa al rescate

Si en la primera parte el VAR intervino dos veces y Simeone acabó lamentándose, el segundo acto no mejoró las sensaciones del técnico argentino. El Betis seguía a los suyo, desesperando a su rival con un gran partido en todas sus líneas, y el Atlético decidió encomendarse a los cambios para frenar la ambición sevillana. De golpe y antes de llegar a la hora de partido, Simeone puso sobre el campo a Diego Costa, Carrasco y Vitolo. Morata, Saúl y Llorente, al banco. La idea era cambiar el sino de partido con más verticalidad, pero antes de que esos cambios tuviesen efecto, el Atlético se quedó con diez.

Aún le dura la cara de susto a Mario Hermoso cuando vio a González González sacarle la roja directa por una dura entrada sobre Loren. La entrada, contundente. La expulsión, bastante rigurosa. Sobre todo porque Hermoso realizó la típica falta lateral en la que cazas al atacante de lado para cortar la jugada de forma agresiva evitando a su vez la expulsión. Suele salir bien. Se ven rojas tan rigurosas en una de cada 50 entradas así, sobre todo si la misma no está cercana al área, pero el colegiado del encuentro no lo dudó ni a la primera ni a la segunda, ya que el VAR le recomendó ir al monitor. Si fuesen siempre y con la misma valentía...

Con uno más, el Betis tuvo todo a su favor y Oblak empezó a verse agobiado ante la incapacidad del Atlético para salir de la cueva. Alexis se temió lo peor cuando vio que sus jugadores fallaban una y otra vez dando vida al equipo de Simeone y como el cántaro fue tantas veces a la fuente sin romperse, un mal endémico en el Betis, un gol de Diego Costa en el 74 revivió al Atlético y sepultó a los sevillanos. Falta botada por Carrasco, remate de Costa, que no cabezazo, y 1-0 final. Y digo "no cabezazo" porque fue eso lo que revisó el VAR. Finalmente no hubo mano de Diego y sí una victoria de Champions para el Atlético de Madrid ante un gran Betis.


Ficha técnica

Atlético de Madrid, 1: Oblak; Trippier (Arias, m.42), Savic, Hermoso, Lodi; Correa (Felipe, m.61), Thomas, Saúl (Carrasco, m.55), Koke; Llorente (Vitolo, m.55) y Morata (Diego Costa, m.55)
Real Betis, 0: Dani Martín; Barragán (Emerson, m.70), Bartra, Sidnei, Álex Moreno (Tello, m.83); Canales, William Carvalho (Joaquín, m.70), Guido Rodríguez, Guardado (Pedraza, m.42); Fekir y Loren (Borja Iglesias, m.83)

Gol: 1-0, m.74: Diego Costa
Árbitro: González González (Comité castellano-leonés). Expulsó con roja directa a Mario Hermoso (m.58), por parte del Atlético de Madrid. Amonestó al local Savic (m.12) y al visitante Emerson (m.93)
Incidencias: Partido correspondiente a la trigésimo sexta y antepenúltima jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Wanda Metropolitano sin público

0
comentarios

Servicios