Menú

Liga

El Deportivo, en plena combustión: su fichaje estrella se borra en el peor momento

Emre Colak se ha ausentando del entrenamiento sin justificación alguna. El Deportivo roza los puestos de descenso a Segunda B.

0
Emre Colak se ha ausentando del entrenamiento sin justificación alguna. El Deportivo roza los puestos de descenso a Segunda B.
Emre Çolak, se borra | EFE

Al Deportivo de la Coruña le tiemblan las piernas en el peor momento de la temporada. El vértigo que produce un posible descenso a Segunda B pasa factura a un equipo que perdió de manera lastimosa 2-3 ante el ya descendido Extremadura en Riazor, y que en la mañana de este lunes ha visto cómo uno de los jugadores llamados a tirar del carro, Emre Çolak, da la espantada.

La rueda de prensa posterior al encuentro de Fernando Vázquez, levanta las alarmas en la ciudad herculina. Siempre optimista, está vez se vio a un Vázquez derrotado, impotente, al borde del llanto.


Este Deportivo que hace unos meses tenía pie y medio en Segunda B (era colista al final de la primera vuelta) y que llegó a soñar con la promoción de ascenso tras enlazar siete victorias, se ha vuelto a meter en la boca del lobo. El carrusel de sensaciones vivido desde la llegada de Fernando al banquillo, es brutal. Y es que, tras ganar al Huesca hace solo una semana, muchos en Coruña pensaron en el milagro de los Play Offs de ascenso. Sin embargo, tras caer ante el Málaga y el Extremadura, el Depor vuelve a mirar al vacío.

La relajación, en el peor momento

Fernando Vázquez, experto en estas lides, ya había anunciado sus temores cuando acariciaba la permanencia después de ganar al Huesca. Entonces, alertaba de la posibilidad de que sus jugadores se relajaran ahora que la meta estaba tan cerca, que se bajaran de la bicicleta para afrontar el resto de la cuesta caminando porque ya se encontraban al lado de casa, algo que no se habrían planteado si siguieran lejos de la llegada.

Esos miedos se han afianzado con los últimos tropiezos, primero en Málaga, en un contragolpe polémico por una mano de Luis Muñoz que no sancionaron ni el colegiado ni el VAR, y, después, ante el Extremadura, agravados por cómo se presentaba el conjunto de Almendralejo en Riazor, matemáticamente descendido y con un equipo plagado de juveniles. El Deportivo busca los tres puntos en los despachos tras denunciar al conjunto extremeño por alineación indebida.

Los temores de Vázquez, al que los fantasmas de que se le caiga un equipo en la recta final le resultan familiares, no son infundados: con la UD Las Palmas en la temporada 2001/02, hace casi veinte años, y con el Deportivo en 2013, los ha vivido en primera persona.

Con los canarios, se veía prácticamente salvado en la jornada 31 con una victoria ante el Villarreal (3-2), pero en las siete últimas jornadas no volvió a ganar, empató cuatro y perdió tres, y se quedó a dos puntos de la permanencia.

Más paralelismo con la temporada actual tiene el descenso con el Deportivo a Segunda División en la temporada 2012/13.

Vázquez cogió a un equipo que parecía desahuciado, como en el curso actual, lo levantó con cuatro victorias seguidas y otros tres empates, salió del descenso y llegó dependiendo de sí mismo a las últimas jornadas, pero perdió con el Málaga y la Real Sociedad y se fue a Segunda División.

Fernando, que contra el Extremadura salió con defensa de 5 y que cuando su equipo se puso por delante ordenó un repliegue extremo que no ayudó nada a un plantel falto de confianza y temeroso, teme un Deja Vú. Sus nervios desde la grada —le sancionaron con tres partidos tras rajar del colectivo arbitral y la utilización del VAR— no presagian nada bueno.

Se borran Koné y Emre Çolak

A los temores del entrenador y las malas sensaciones del equipo en el césped, donde ha perdido la solidez que había adquirido con el preparador gallego, el Deportivo suma el desplante de Emre Çolak, que no se presentó en el entrenamiento de este lunes y tampoco justificó su ausencia.

El fichaje estrella del mercado invernal se ha estrellado con solo una titularidad en los últimos siete partidos y un protagonismo secundario que ha culminado con este acto de indisciplina para agravar la situación del conjunto blanquiazul.

Hay que recordar que además de Emre Çolak, otro de los jugadores que decidió bajarse de la nave blanquiazul fue Mamadou Koné, cedido por el Leganés y que se negó a rebajarse el sueldo tras la crisis del coronavirus y tampoco accedió a ampliar su contrato de cesión más allá del 30 de junio.

segunda-division.jpg

El Deportivo, que está a tan sólo dos puntos de Lugo y Albacete —ambos equipos ocupan posición de descenso a Segunda B y los manchegos aún deben jugar este lunes su partido de la 39ª jornada ante el Elche—, se jugará su futuro en Segunda en los dos últimos partidos ante el Mirandés y el Fuenlabrada.

0
comentarios

Servicios