Menú

Liga

La ambición de Llorente y el inconformismo del Atlético toman Getafe (0-2)

Pese a estar ya clasificado para la Champions los rojiblancos quieren la tercera plaza y ganaron en Getafe con un gran Marcos Llorente.

0
Pese a estar ya clasificado para la Champions los rojiblancos quieren la tercera plaza y ganaron en Getafe con un gran Marcos Llorente.
Marcos Llorente, autor del 0-1. | EFE

Imaginen una carrera de Fórmula 1 con una recta eterna que va desde la línea de salida hasta la línea de meta. Ahora visualicen a dos monoplazas que, siempre a la misma velocidad, se lanzan como locos para llegar cuanto antes al final y proclamarse campeón. El acelerador, siempre pisado. El freno, de adorno. El primero que tenga el pie más débil y deje de apretar el acelerador pierde. Pues así son los partidos entre equipos como Getafe y Atlético de Madrid. El que baja un poco la intensidad pierde terreno. Eso sí, si en tu motor tienes una pieza llamada Marcos Llorente tu coche acabará ganando casi siempre.

El Getafe fue mejor que el Atético en la primera parte, pero las estadísticas reflejan que si vistes de azul y tienes el escudo getafense en tu camiseta automaticamente Oblak se convierte en un muro todavía más infranqueable de lo que ya es de por sí. Simeone no encaja goles ante el Getafe y tampoco pierde partidos. El argentino lleva así ocho años y esa maldición azulona se notó sobre el terreno de juego cuando jugadores como Mata tuvieron claras opciones de marcar el 1-0 y se les hizo de noche cuando rozaban el objetivo.

Tres claras tuvo el equipo de Bordalás para el 1-0 y ninguna tuvo la escuadra del Cholo durante los primeros 45 minutos. Y todo ello ocurrió porque en esa recta eterna el Atlético bajó el pistón y el Getafe asomó el morro por delante del de su rival sin bajar la velocidad. Fue ese momento de la carrera en el que el Getafe pudo romper al fin su maldición ante el Cholo, sin embargo, ahí estaba Marcos Llorente para negar la mayor a su rival con otra exhibición sobrenatural de físico y despliegue sobre el terreno de juego.

El '14' de Llorente sigue marcando el camino

La diferencia de intensidad que hizo inferior al Atlético en el primer acto se igualó cuando Marcos logró subirse a la moto con más facilidad. Ya en la primera parte dejó una buena incursión por la banda derecha, pero sería en la segunda donde, ayudado por el inmenso sacrificio de Diego Costa y la verticalidad de Carrasco, Llorente acabaría por desnivelar la contienda en el momento perfecto. En una buena jugada rojiblanca, Costa cedió a Yannick, el balón acabó en los pies de Marcos y el '14' dejó sentado a Soria en el 54' con un disparo seco y colocado al palo corto. Lo opuesto a lo que hizo en Anfield aunque con idéntico resultado.

Tras el 0-1 pasó lo que parecía imposible: Llorente acabó pidiendo el cambio porque su cuerpo le recomendó parar. La cara de sus compañeros fue de terror. ¿Se había lesionado el mejor jugador rojiblanco desde el regreso del fútbol? Morata, pálido, le preguntó. Vitolo, lo mismo. El médico se levantó para hablar con él. Todo el banquillo y Simeone le miraban. Y solo faltó que apareciesen Cerezo y Gil Marín para llevarle en brazos hasta su asiento en la grada para que, por si acaso, Marcos no andase más metros de la cuenta. Por suerte para Simeone todo fue un susto y el propio jugador fue el que aclaró en zona mixta que sus gemelos le dijeron basta. Al parecer, solo al parecer, es humano.

Más allá de Llorente, la segunda parte evidenció también la diferencia de recursos entre un equipo y otro y con la posibilidad de hacer cinco cambios, Simeone sentenció a Bordalás. Thomas, Morata y Vitolo revitalizaron la capacidad de salir a la contra de los colchoneros y tras unos cuantos aviso llegó la sentencia de Partey en una jugada de combinación junto a Vitolo.

El 0-2 tranquilizó los ánimos de todos salvo el de un jugador, Nyom, que con algún que otro pájaro de más por la cabeza tuvo la genial idea de ponerle los tacos en la cara a Manu Sánchez y encima encararse con Mateu Lahoz porque no entendía la roja. Inexplicable. Lo que sí es entendible, por otro lado, es que el Atlético no se relajase en Getafe ya que ser tercero, ni moral ni económicamente, es lo mismo que ser cuarto y el equipo del Cholo, desde Anfield, ha multiplicado esa ambición por '14', el dorsal de su nueva estrella.


Ficha técnica

Getafe, 0: David Soria; Cabaco, Djené, Timor, Olivera (Molina, m.60); Nyom, Arambarri (Fajr, m.83), Maksimovic (Jason, m.60)), Cucurella; Jaime Mata (Ángel, m.60) y Hugo Duro (Amath, m.83)
Atlético de Madrid, 2: Oblak; Arias, Giménez, Felipe, Manu Sánchez; Correa (Herrera, m.84), Saúl (Thomas, m.66), Koke, Carrasco (Vitolo, m.78); Llorente (Morata, m.77) y Diego Costa (Lemar, m.84).

Goles: 0-1, m.54: Llorente; 0-2, m.80: Thomas
Árbitro: Mateu Lahoz (Comite valenciano). Amonestó a Molina (m.68), del Getafe; y a Giménez (m.45), Felipe (52), Saúl (65), del Atlético. Expulsó con roja directa en el tiempo añadido a Nyom, del Getafe
Incidencias: partido correspondiente a la jornada 37 de la Liga Santander disputado sin público en el Coliseum Alfonso Pérez de Getafe

0
comentarios

Servicios