Menú

Liga

Víctor Fernández se despide del Real Zaragoza

El técnico maño no continuará la próxima temporada en el equipo de sus amores. Afirma sentirse "agotado".

0

Víctor Fernández ha dado por finalizada su tercera etapa como entrenador del Real Zaragoza en la que no ha podido lograr "el sueño" de devolver al equipo aragonés a la Primera División, aunque de haberlo logrado ha asegurado que tampoco hubiera seguido en el banquillo y que ya se lo había adelantado a los dirigentes zaragocistas antes de la pandemia.

"Mi etapa en el Real Zaragoza ha terminado. Entiendo que es necesario un nuevo rumbo y un nuevo giro en esta política deportiva para lograr el ansiado ascenso", ha comenzado su comparecencia telemática desde la sala de prensa del estadio de La Romareda.

"La decisión es absolutamente meditada y es porque me he implicado muchísimo por este proyecto y por alcanzar este sueño. Hemos trabajado para lograr el éxito esta temporada y en este camino nos hemos enfrentado a muchísimas adversidades", ha comentado.

Víctor Fernández ha agradecido "a todo el mundo", desde el Consejo de Administración, pasando por jugadores, utileros, auxiliares, administrativos... "la entrega que ha tenido por contribuir en esa búsqueda por conseguir este logro".

También ha reconocido que en esta ocasión "pensaba" que su etapa en el Real Zaragoza iba a concluir "después de los seis meses" que estuvo al frente del equipo la temporada 2018-2019 en la que coqueteó con el descenso a Segunda B en lo que ha recordado era "una situación muy crítica y la lucha por la supervivencia".

"Dije que eran los únicos meses que iba a entrenar pero la insistencia del club me hizo cambiar de opinión para afrontar con gran ilusión esta temporada para dar el salto a la categoría que nos corresponde", ha explicado

El técnico zaragozano ha insistido en que ha sido una temporada "muy dura y exigente" con muchos contratiempos en lo que ha calificado como "un goteo permanente de fatalidades y calamidades" de las que "en muchas ocasiones nos hemos recuperado, pero creo que la pandemia ha sido definitiva para bloquearnos en una trayectoria ascendente".

También ha destacado que la reanudación de la competición en el nuevo formato tras el parón por el confinamiento "nos ha llevado a una situación límite jornada tras jornada y sin poder contar con nuestra principal arma, más allá de los futbolistas, que es nuestra afición".

En este sentido ha subrayado que la afición zaragocista hasta el mes de marzo "nos ha acompañado de una manera increíble. Llena de alegría y colorido, llenando el campo. Lo lamento por ellos y creo que la próxima temporada con las energías renovadas y la gente más fresa ojalá todo salga bien y se cumpla el sueño".

No obstante y a pesar de su irrevocable decisión, Víctor Fernández ha insistido en que "siempre estaré a disposición del Real Zaragoza, en la grada o para lo que me requieran".

Al respecto de la pandemia, el técnico maño ha reconocido que es "indemostrable" pero también ha manifestado su convencimiento de que de no haberse producido el parón en la competición "hace semanas que estaríamos en Primera" porque son "dinámicas e inercias y había un equipo que se sabía la alineación de memoria y la gente llenaba el campo y demostrábamos que sabíamos competir".

Víctor Fernández no ha querido utilizar "como excusa" el nuevo formato como determinante de que no hayan alcanzado el objetivo del ascenso pero ha dejado claro que "absolutamente todas las nuevas reglas del nuevo formato nos han perjudicado".

Para la nueva temporada piensa que se abre de nuevo "un escenario lleno de interrogantes, de pocas certezas" pero "el objetivo será siempre ascender que es el objetivo que le corresponde al Real Zaragoza y se ha mostrado convencido de que "si se acierta en la planificación deportiva vamos a pelear por el ascenso".

"Sera fundamental acertar en la planificación deportiva, rozando la perfección" y en la que la disponibilidad económica será otro de los factores clave para confeccionar la plantilla, por lo que ha deseado que se produzca y que "las circunstancias que uno no controla, como ha pasado esta temporada, no nos golpeen con la violencia que lo ha hecho".

El club aragonés también deberá seguir mirando hacia los jugadores de las categorías inferiores la próxima temporada porque "si no hay posibilidades económicas, el salvavidas es la cantera y todos estamos convencidos de que hay buenos jugadores".

Víctor Fernández ha insistido en que del equipo aragonés es marcha "muy triste, es la verdad, porque veía que se estaba rozando el sueño, se habían hecho las cosas muy bien y no se ha conseguido", a la vez que ha reconocido que "no hemos podido superarnos ante tanta adversidad", pero también "con la satisfacción de que lo hemos dado todo".

En el aspecto deportivo, ha analizado que la diferencia entre el rendimiento que han ofrecido antes y después de la pandemia ha sido porque "hicimos una apuesta por concentrar calidad en un número determinado número de jugadores porque no podíamos aspirar a la riqueza de plantillas de otros equipos en este nuevo formato".

"Hemos tenido la adversidad de lesiones y se ha cebado en el mismo puesto, como ha sido en el último tramo con los delanteros y no hemos tenido respuesta. Es cierto que ir contracorriente y sin el viento a favor hemos bajado en el rendimiento individual y nos ha perjudicado en el colectivo".

0
comentarios

Servicios