Menú

Liga

El padre de Messi ya negocia el fichaje de su hijo por el Manchester City

El argentino firmaría un contrato hasta 2023 y pondría como condición que Guardiola renueve por las mismas temporadas que él firme.

0
El argentino firmaría un contrato hasta 2023 y pondría como condición que Guardiola renueve por las mismas temporadas que él firme.
Leo Messi, junto a su padre, Jorge Messi. | Archivo

El Manchester City ya está moviendo ficha para hacerse con los servicios de Leo Messi, una vez que el crack argentino ha comunicado oficialmente su deseo de abandonar el FC Barcelona tras enviar un burofax al club. Al mismo tiempo, el padre del futbolista, Jorge Messi, ya negocia con la entidad inglesa y la próxima semana podría verse las caras en la Ciudad Condal con Ferran Soriano, director ejecutivo del City desde hace ocho años.

Según distintas informaciones procedentes de Inglaterra, el City tiene hasta 300 millones de euros para gastar en Messi, dividido entre el pago al Barça por el traspaso y el pago de la ficha al jugador (actualmente cobra cerca de 50 millones de euros netos anules en la entidad azulgrana).

En las últimas fechas han sonado clubes como el París Saint-Germain, la Juventus de Turín y el Inter de Milán, además del Inter de Miami de la Major League Soccer (MLS) estadounidense o el Newell's Old Boys argentino —donde Leo dio sus primeros saltos antes de recalar en Barcelona con 13 años—, como posibles destinos de Messi, que el pasado mes de junio cumplió 33 años, aunque el único club con posibilidades económicas reales de hacerse con los servicios del crack es el Manchester City.

Además, cabe destacar que en el club del Etihad Stadium se reencontraría con Pep Guardiola, quien ya dirigió a Leo en el Barça durante cuatro temporadas (2008-2012), y su buen amigo y compañero en la selección argentina, Sergio Kun Agüero.

Las condiciones del contrato

También pesa sobremanera el contrato que Messi firmaría con el City: tres años con los skyblues, hasta junio de 2023, más dos temporadas opcionales en el New York City, que es el filial de la entidad del Etihad Stadium en la MLS. En caso de llevar a cabo estas firmas, Messi finalizaría su periplo con el City y su filial norteamericano en 2025, con 38 años recién cumplidos.

De momento, tanto el Manchester City como el padre del jugador han dado los primeros pasos para que Leo vista la camiseta skyblue esta misma temporada. Jorge Messi y Ferran Soriano podrían desplazarse la próxima semana a Barcelona para acelerar las negociaciones y sentarse también a hablar con el Barça. Sobre la mesa, el City podría poner los nombres de los españoles Eric García o Angeliño Tasende —que esta temporada ha jugado cedido en las filas Leipzig alemán—, aunque en las últimas horas también se ha especulado con la posibilidad de que Gabriel Jesús pueda entrar en la operación y el delantero brasileño vista la camiseta azulgrana la próxima temporada. Más aún, teniendo en cuenta de que el Barça sigue buscando un nueve puro en el mercado después de que el nuevo entrenador, Ronald Koeman, haya comunicado a Luis Suárez que no cuenta con él para esta campaña.

Un futuro ligado al de Guardiola

Por su parte, la ESPN ha asegurado en las últimas horas que una de las condiciones de Messi para recalar en el Manchester City es que Pep Guardiola renueve por las mismas temporadas que él firme. Cabe destacar en este sentido que el técnico de Sampedor tiene contrato hasta 2021, aunque la entidad inglesa ya ha iniciado las conversaciones para ampliar el contrato del catalán.

El PSG se retira de la puja

En las últimas horas también había sonado con fuerza el París Saint-Germain como probable destino de Messi la próxima temporada, pero el propio club galo ve "imposible" hacerse con los servicios de la estrella de Rosario, según indicaron fuentes del equipo al diario deportivo L'Équipe. Los directivos del club parisino consideran que la operación sería incompatible con el fair play financiero que impone la UEFA, incluso en el caso de que Messi lograra esquivar la cláusula de su contrato con el Barça para acabar marchándose gratis.

L'Équipe señala que el elevadísimo salario del argentino pondría en una situación delicada al PSG, que paga una ficha de 37 millones de euros a Neymar Júnior y de 21 millones a Kylian Mbappé.

Se agotó la paciencia de Leo

En cualquier caso, lo que parece un hecho es que Messi no seguirá vistiendo la camiseta del Barcelona después de 16 temporadas en el primer equipo. El argentino llevaba mucho tiempo reclamando un proyecto ganador a la Junta directiva que preside Josep María Bartomeu, y la humillante derrota por 2-8 ante el Bayern de Múnich, en cuartos de final de la Champions, ha terminado por agotar la paciencia del crack.

Eso, y el ver cómo uno de su amigo íntimo Luis Suárez está a punto de hacer las maletas después de que Koeman le comunicara al uruguayo, en una conversación desarrollada en un tono especialmente desagradable y que duró menos de un minuto, que no lo quiere en su proyecto.

Demasiados ingredientes que están empujando a Messi a la puerta de salida. El hecho de haber enviado un burofax al Barcelona es el primer paso para acabar fichando por otro club, y el Manchester City figura en la pole para hacerse con los servicios del argentino, que estaría encantado de volver a trabajar a las órdenes de Guardiola y de tener como compañero al Kun Agüero. Siendo realistas, además, los citizens son los únicos ahora mismo, por potencial económico, que pueden permitirse el lujo de fichar al seis veces ganador del Balón de Oro.

0
comentarios

Servicios