Menú

Liga

Aspas cambia el orden y sitúa a Celta y Villarreal en la cima de LaLiga Santander

Los de Emery y Óscar García se han situado como líderes provisionales después de conseguir sus primeras victorias frente al Eibar y al Valencia.

0
Los de Emery y Óscar García se han situado como líderes provisionales después de conseguir sus primeras victorias frente al Eibar y al Valencia.
Aspas cambia el orden de LaLiga | LaLiga

La genialidad de Iago Aspas alteró el orden de la Liga, con el Valencia desplazado de la cima de LaLiga Santander que logró en la pasada jornada y que ahora ocupan el Celta y el Villarreal.

El atacante vigués cargó de razones a Javi Gracia, preparador del Valencia, que a pesar del buen arranque de su equipo prolongó la demanda de refuerzos que la entidad, según dijo, prometió a su llegada.

Ha perdido más que ha ganado hasta ahora la plantilla valencianista, que tuvo una puesta en escena aseada y prometedora con los tres puntos obtenidos ante el Levante. El Celta le devolvió a la realidad con una victoria clara obtenida por la inspiración de Aspas.

Se aferró el equipo de Javi Gracia, que volvió al partido cuando Maxi Gómez empató el primer tanto del internacional vigués pero que se vio superado después.

El Celta empató en Eibar la primera jornada y sumó su primer triunfo en Balaídos contra el Valencia. El conjunto de Oscar García comanda la tabla junto al Villarreal, al que una remontada le reactivó para el torneo. Hay grandes expectativas esta temporada alrededor del cuadro de Castellón. El acierto y la resolución de Gerard Moreno y Paco Alcácer aliviaron al cuadro de Unai Emery, al que le habían asaltado algunas dudas y que empieza a estar sometido a la presión de la exigencia por todo el esfuerzo de la entidad y el potencial de la plantilla.

El empate hace una semana en el estadio de La Cerámica contra el Huesca apagó ya cierta euforia. Un segundo tropiezo, también como local, hubiera alentado la incertidumbre.

De ahí la relevancia del primer triunfo del curso de un equipo que tuvo que volver a remar contracorriente después de que el Eibar tomara ventaja con el gol de Kike al inicio de la segunda mitad. Gerard Moreno primero y Alcácer, reafirmado por el VAR, enderezaron la situación y aliviaron al cuadro castellonense, que acumula cuatro puntos y que el próximo fin de semana pone a prueba al Barcelona.

"Nos falta ser más desequilibrantes y que algunos errores no nos castiguen. Debemos insistir en la salida del balón y tener las posiciones cubiertas cuando lo perdamos, pero no me ha gustado la relajación en las contras. No podemos permitir contragolpes como el que nos ha hecho", reconoció Emery a pesar de la victoria.

Echó a andar al Getafe, que mostró la misma versión de siempre. Empuje, presión, intensidad y fuerza aunque se topó con un rival de un corte similar, Osasuna.

Esto afeó el duelo, sobre todo para el espectador, huérfano de ritmo, de ocasiones de peligro y sin gol. Un partido espeso, de los que cuesta asimilar y que se terminan de digerir por la reducción de fuerzas, por un error o un acción puntual.

Así fue como Jaime Mata se encontró con un balón al inicio de la segunda mitad para llevar el balón a la red. Le bastó con eso al Getafe, maestro en manejarse en esa situación, con ventaja y en choques trabados. Aunque tuvo que intervenir al final el meta David Soria para evitar el empate del Osasuna, que reaccionó tarde.

"Después de no jugar la primera jornada era vital conseguir una victoria. De no haberlo hecho te ves inmerso en la zona baja y no hubiera sido bueno anímicamente", reconoció después Bordalás.

0
comentarios

Servicios