Menú

Liga

El ocaso de Marcelo coincide con el buen momento de Miguel Gutiérrez, gran perla del Madrid

Marcelo quedó retratado ante el Cádiz. Miguel Gutiérrez marcó y brilló con el Castilla.

0
Marcelo quedó retratado ante el Cádiz. Miguel Gutiérrez marcó y brilló con el Castilla.
Miguel Gutiérrez, un avión con mucha clase | Real Madrid

El lamentable partido firmando ante el Cádiz destapó varias carencias del Real Madrid. Además de la intensidad y una alarmante falta de fútbol, el fondo de armario quedó en mal lugar. Jugadores como Isco —desde hace meses el malagueño parece un exfutbolista con varios kilos de más en su cuerpo—, Lucas Vázquez —el gallego sigue demostrando partido a partido que tiene una calidad muy justita para jugar en el Madrid—, o Marcelo —el brasileño sigue con su ocaso particular y fue destrozado por Salvi—, dejaron muy malas sensaciones.

El puesto más flojo del Real Madrid esta temporada es el de los laterales. Si en la derecha Carvajal lleva dos temporadas a un nivel más bien bajo, con un Odriozola que no termina de despegar, en el lateral zurdo Mendy cumple pero su relevo, Marcelo, deja en mal lugar a Zidane. El técnico galo no quiso dar la alternativa a Reguilón por su confianza ciega en el lateral brasileño. En el caso de Achraf Hakimi, fue la dirección deportiva merengue la que consideró al marroquí un carrilero más que un lateral, y vio con buenos ojos su venta al Inter por 40 millones de euros.

Miguel Gutiérrez, un avión que gusta a todos

La gran esperanza de la cantera merengue tiene nombre y apellidos. Miguel Gutiérrez, lateral zurdo de tan solo 19 años, enamora a dirección deportiva y también gusta mucho a Zidane, que ya le ha llamado para entrenar con el primer equipo en varias ocasiones. Gutiérrez es un lateral muy profundo con una zurda exquisita que el año pasado marcó 5 goles en la Youth League.

Miguel, en su estreno de esta temporada con el Castilla, fue parte fundamental en la victoria del equipo de Raúl que se impuso a Las Rozas CF por 1-2 en la Dehesa de Navalcarbón. Anotó el segundo tanto y dejó gala de sus tremendas condiciones.

Miguel asoma la cabeza y está pidiendo a gritos una oportunidad con el primer equipo, justo en el momento en el que más dudas genera el rendimiento de Marcelo.

0
comentarios

Servicios