Menú

Liga

¿Cuáles son los esquemas preferidos por los entrenadores de Primera División?

El 30,91% es con un sistema 4-4-2. Le siguen las formaciones 4-2-3-1 (22,99 por ciento) y 4-3-3 (14,56%).

0
El 30,91% es con un sistema 4-4-2. Le siguen las formaciones 4-2-3-1 (22,99 por ciento) y 4-3-3 (14,56%).
Archivo

¿Qué sistema utilizan los entrenadores de LaLiga Santander? ¿Cuál es el esquema preferido de Zinedine Zidane, Ronald Koeman o Diego Pablo Simeone? La guía de apuestas Kelbet.es ha elaborado un estudio con las formaciones predilectas de los técnicos de Primera División, y en él se demuestra que el 4-4-2 es la formación preferida para comenzar un partido (30,91% de los 300 encuentros que se llevan disputados en el campeonato después de 30 jornadas), aunque el esquema con mejores estadísticas es 4-3-3, ya que el 49,62% de las veces termina en victoria para el equipo que la utiliza.

kelbet.jpg

El gráfico en pantalla que muestra las alineaciones prende la mecha de la emoción antes de un partido de fútbol. Y es que, aunque luego cambie el sistema, la formación inicial es toda una declaración de intenciones estratégica.

Así, el 4-4-2 sigue reinando por su versatilidad y responsabilidad compartida en todas las líneas. Que el 30,91% de las estrategias se inicie en 4-4-2 no es casual, ya que posibilita realizar cambios puntuales sin revolucionar el esquema de juego. Es, por tanto, un punto de partida versátil. Además, la responsabilidad del juego se reparte mucho más entre los futbolistas, que no necesitan ser maestros en una determinada posición para encauzar el partido. Es una formación inicial algo conservadora y que en principio comporta menos riesgos sin sacrificar el ataque.

Las estadísticas indican que el 37,60% de los equipos que arranca con un 4-4-2 acaba sumando los tres puntos. El 33,69% pierde y el 28,71%, empata. La diferencia de triunfos es notable si añadimos como variable el factor campo —a pesar de la ausencia de público en lo que llevamos de campeonato debido a la pandemia del coronavirus—, ya que jugar como local en un 4-4-2 reporta un rendimiento del 45,19% de victorias. Este porcentaje desciende al 29,14% cuando se juega fuera de casa.

El 4-3-3 es la alineación con mejor rendimiento y la tercera más utilizada (14,56%). El 49,62% de equipos que arranca en 4-3-3 gana el encuentro (el 27,74% pierde y el 22,64% empata). En victorias hay una diferencia de 12 puntos porcentuales respecto al 4-4-2, un índice nada desdeñable que se dispara especialmente al jugar en casa (57,86% de locales que empiezan en 4-3-3 gana el partido). Al jugar fuera, el índice de éxito se reduce al 40,40%, pero sigue siendo mayor que la misma estadística en 4-4-2.

El porqué de que el 4-3-3 se utilice menos, a pesar de su mayor eficacia, lo podemos encontrar en el centro del campo. Un error en ataque y una contra rival inmediata puede ser fatal con un centro del campo más desprotegido. Eso sí, todo el riesgo que se puede correr puede traducirse también en una gran oportunidad al tener más presencia al atacar.

Otros esquemas populares

La segunda formación más popular de LaLiga Santander es el 4-2-3-1 (se utiliza en un 22,99% de ocasiones). Sin embargo, a pesar de ser más recurrida que el 4-3-3 y según las estadísticas, su ratio de victorias es de 32,14%, la más baja entre las más utilizadas.

Digna de mención es también la formación 4-1-4-1, utilizada un 7,34% de veces y con un ratio de victorias del 32,58%. Eso sí, esta configuración ostenta el índice de empates más elevado de las alineaciones más populares, ya que el 29,59% de ocasiones en que se opta por esta opción se termina en tablas.

Por último, encontramos la oveja negra de esta peculiar clasificación: el 3-4-3. Elegida en un 4,48% de ocasiones, la formación 3-4-3 registra un 43,56% de derrotas, la tasa más alta de fracasos entre las alineaciones más habituales.

Formaciones rarísimas para visionarios

Si abrimos el espectro y echamos un vistazo a absolutamente todas las distribuciones que se han utilizado en Primera durante los últimos cinco años, podemos encontrar hasta 31 opciones distintas. Aquí reina la creatividad y el riesgo que cada entrenador quiera o pueda correr en cada circunstancia, así que listarlas todas es poco útil para un lector de la prensa deportiva.

Eso sí, podemos encontrar ejemplos de configuraciones tan poco habituales como 3-1-4-1-1, 3-2-1-2-2, 3-2-2-3 o 4-1-2-3, todas ellas utilizadas una sola vez pero con victoria para el equipo que recurrió a ellas. Claros ejemplos de que el riesgo, en ocasiones, tiene su recompensa.

Temas

0
comentarios

Servicios

  • Inversión
  • Seminario web
  • Podimo
  • Tienda LD