Menú

Liga

Nuevos audios destapan presuntas grabaciones clandestinas de Luis Rubiales a miembros del Gobierno de Sánchez

El presidente de la RFEF habría empleado un sofisticado método de grabación para registrar conversaciones privadas sobre temas de su interés.

El presidente de la RFEF habría empleado un sofisticado método de grabación para registrar conversaciones privadas sobre temas de su interés.
Pedro Sánchez y Luis Rubiales | Agencias

Siguen los problemas para Luis Rubiales. El serial de audios que está destapando El Confidencial sobre el actual presidente de la Real Federación Española de Fútbol parece no tener fin. En la nueva entrega se destapa unas supuestas grabaciones que llevó a cabo el propio Rubiales a ministros y cargos del Gobierno de Pedro Sánchez.

Siempre según El Confidencial, Rubiales habría estado grabando durante los últimos cuatro años conversaciones comprometedoras con diferentes miembros del Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos. El archivo sonoro del presidente de la RFEF se remonta al menos a mayo de 2018, cuando llegó al cargo en sustitución de Ángel María Villar, y se extiende hasta la actualidad.

Los audios están relacionados con asuntos de máximo interés para Rubiales, como el conflicto legal que mantuvo para conseguir la reelección al frente de la RFEF, su guerra con LaLiga por los horarios de Primera División, la disputa con el presidente del sindicato de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE), David Aganzo, y la celebración de la Supercopa de España en Arabia Saudí. Además, El Confidencial asegura que Rubiales también tendría en su poder grabaciones sobre temas de carácter sensible para Sánchez, que nunca llegaron a hacerse públicos.

Para registrar estas conversaciones telefónicas con ministros y altos cargos del Ejecutivo del PSOE y Podemos, Rubiales habría utilizado un método peculiar. No capta los audios directamente con su propio teléfono, sino que usa la cámara de vídeo de otro móvil para que se vea el nombre que aparece en su pantalla y al mismo tiempo se guarde su voz. Por su parte, para dejar constancia de los diálogos en reuniones presenciales, el presidente de la RFEF emplea presuntamente un bolígrafo con un sistema de grabación incorporado.

Una de víctimas de estas grabaciones clandestinas que aparecen en la fonoteca de Rubiales es Irene Lozano. El 30 de junio de 2020, después de que el Tribunal Administrativo del Deporte tumbara la convocatoria de las elecciones de la RFEF, en que Rubiales pretendía ser reelegido.

Esa conversación fue uno de los detonantes del deterioro de la relación profesional. "Está claro que aquí, o das miedo o das asco", aseguró Rubiales. "Lo de hoy es un antes y un después. Y UEFA y FIFA no se van a quedar quietas", advirtió.

Rubiales lo niega todo

Luis desmintió haber llevado a cabo grabaciones al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ni "a ningún ministro ni miembro alguno de Unidas Podemos", según afirmó la RFEF en un comunicado. En la misma nota, la RFEF señaló que sus abogados están a la espera de conocer la existencia de "hipotéticos nuevos audios" para determinar quién ha podido llevar a cabo esas "supuestas grabaciones" de las que no tiene conocimiento para "depurar responsabilidades" y "poner a disposición" de la investigación abierta toda la información de la que disponga.

El objetivo, es según la Federación Española, "esclarecer" qué colaboradores internos y personas externas hayan podido filtrar a El Confidencial los audios para "atribuir falsamente determinados comportamientos" a su presidente Luis Rubiales y "construir una campaña de acoso y desprestigio" contra él.

"Se trata de una campaña de desprestigio orquestada desde un grupo muy claro y definido de personas con el fin de destruir la reputación de Luis Rubiales, víctima de estas maniobras y de todos aquellos que se encuentran detrás colaborando con el mismo objetivo", denunció la RFEF en la nota.

Temas

0
comentarios