Menú

Liga

El escándalo en forma de penalti que salvó al PSG del desastre conlleva duras consecuencias

En Inglaterra sienten que al Newcastle le han estafado y la UEFA toma medidas.

En Inglaterra sienten que al Newcastle le han estafado y la UEFA toma medidas.
Luis Enrique y su PSG se salvaron del desastre en el último minuto | Agencias

El polémico penalti que salvó al PSG del desastre ante el Newcastle en el minuto 97 -lo anotó Mbappé para poner el empate a uno y permitir que el equipo de Luis Enrique dependa de sí mismo para meterse en octavos de final en la última jornada- por una mano que se encuentra en posición natural y encima el balón viene rechazado de su propio estómago ha generado una ola de amargas quejas, sobre todo en Inglaterra, que ha traído consecuencias.

El colegiado que se encontraba en la sala VOR en el Parque de los Príncipes ha sido sancionado y mandando a la nevera. El alemán Marco Fritz será el encargado del VAR en el partido que esta noche disputarán la Real Sociedad y el Salzburgo, al relevar al inicialmente designado, el polaco Tomasz Kwiatkowski, que fue el responsable del videoarbitraje en el polémico PSG-Newcastle.

Fritz será el que esté al frente del VAR en el partido del Reale Arena y estará acompañado del turco Alper Ulusoy. El colegiado será el ucraniano Mykola Balakin.

Kwiatkowski auxilió desde la sala VOR a su compatriota Szymon Marciniak en el choque del Parque de los Príncipes, que concluyó con empate a uno debido a un polémico penalti a favor del cuadro de Luis Enrique Martínez decretado en la prolongación y que transformó Kylian Mbappe.

El colegiado que dirigió hace un año la final del Mundial de Catar entre Argentina y Francia y la final de la pasada Liga de Campeones entre el Manchester City y el Inter Milán decretó pena máxima por una acción en la que un pase de Ousmane Dembele dio en el cuerpo de Tino Livramento y luego rozó su codo ligeramente, lo que provocó el gran disgusto en las 'urracas', que saboreaban el triunfo en la capital gala.

Inglaterra, en llamas

El legendario goleador escocés y comentarista televisivo Ally McCoist fue tajante, afirmando que "Eso nunca es penalti...¡Es una vergüenza! ¡Al Newcastle le han robado!".

En la misma línea se expresó el popular Gary Lineker, Bota de Oro del Mundial de México 86 y también comentarista y analista futbolístico de televisión: 2¿Como puede ser eso penalti a favor del PSG? ¡Es ridículo!".

Indignado estaba la mayor leyenda del Newcastle, Alan Shearer: "Una magnífica actuación a domicilio de todos y cada uno de los jugadores no debería estropearse por una decisión repugnante (...) Hazme un puto favor. Vaya montón de mierda".

Temas

0
comentarios