Menú

Liga

El drama que desquicia a Ansu Fati y al Barcelona

El internacional español se ha vuelto a romper y estará cerca de 3 meses K.O. Su negativa a operarse el bíceps femoral ha resultado demoledora

El internacional español se ha vuelto a romper y estará cerca de 3 meses K.O. Su negativa a operarse el bíceps femoral ha resultado demoledora
Ansu Fati se ha vuelto a romper | Agencias

Ansu Fati es un juguete roto. El canterano al que el Barcelona no sabía como quitarse de encima, la milagrosa aparición del Brighton a última hora hizo respirar a los culés, al no confiar absolutamente nada en su estado físico -el garrafal error de no operarse del bíceps femoral a pesar de la recomendación del cuerpo médico del conjunto azulgrana fue el comienzo del fin- se ha vuelto a romper. En esta ocasión, en los isquiotibiales de la pierna derecha.

El extremo ha estado este jueves en Barcelona y ya conoce que estará alrededor de dos meses y medio de baja. Un tremendo palo en un momento en el que estaba contando con minutos y recuperando las buenas sensaciones.

Ansu se lesionó en el encuentro contra el Forest y su entrenador, Roberto De Zerbi, dio la voz de alarma al asegurar que le perderían durante "bastante tiempo". Este jueves los servicios médicos del conjunto azulgrana han confirmado sus peores pronósticos: Fati está roto y estará entre dos meses y medio y tres de baja.

El calvario de las lesiones de Ansu

La carrera de Ansu Fati sufrió un giro inesperado el 7 de noviembre de 2020, durante un FC Barcelona-Betis. El delantero bisauguineano nacionalizado español se lesionó de gravedad en el tramo final de la primera parte de ese encuentro. Las pruebas médicas realizadas confirmaron que el joven futbolista tenía roto el menisco interno de su rodilla izquierda. Nadie se podía imaginar entonces que esta lesión de Ansu Fati iba a acabar con su temporada.

El jugador inició un duro proceso de recuperación en el que tuvo que pasar por quirófano hasta en cuatro ocasiones según los diferentes medios deportivos. El tratamiento inicial por el que se optó de suturar el menisco no tuvo el resultado deseado. Finalmente, se decidió extirparlo parcialmente. Pasaron 323 días hasta que se pudo ver de nuevo a Fati en un terreno de juego.

Tras volver a vestirse de corto en la jornada 7 de la 21-22, en noviembre comenzaría su infierno particular con las lesiones musculares. Encadenó una tras otra y los servicios médicos del Barcelona, tras sufrir en el bíceps femoral una lesión muy similar a la que torturaba hasta que pasó por el quirófano al por entonces compañero de equipo Ousmane Dembélé-, le recomendaron operarse. Ansu, cansado del quirófano tras sus cuatro operaciones en la rodilla, decidió hacer caso omiso a los galenos azulgranas y prefirió seguir un tratamiento conservador.

La temporada pasada Xavi recibió un informe médico demoledor: su músculo se había acortado y la explosividad que le hacía tan diferencial no volvería a recuperarla al 100%. El club lo tenía claro. Darle minutos sueltos, ponerle en el escaparate y cruzar los dedos para que algún equipo picara el anzuelo. A última hora apareció el Brighton y se llevó cedido al internacional español.

En la Premier le costó arrancar, pero desde hace un mes había comenzado a brillar. Encadenaba tres partidos como titular y acumula 4 goles entre liga y Europa League.

Cuando parecía que volvía a asomar todo el talento que lleva dentro, se ha vuelto a romper. Una lesión dramática para el jugador y para un Barcelona que está obligado a volver a contar con el futbolista tras terminar la temporada.

Temas

0
comentarios