Menú

Liga

La emotiva carta de despedida de Rafa Benítez como un celtista más

El técnico madrileño reconoce que se cometieron errores, pero está convencido que el Celta se salvará si mantiene la misma actitud.

El técnico madrileño reconoce que se cometieron errores, pero está convencido que el Celta se salvará si mantiene la misma actitud.
Rafa Benítez se despide del Celta | Agencias

Rafa Benítez fue despedido de manera fulminante este martes tras caer en el Santiago Bernabéu por 4-0. El proyecto a tres años, que se inicio el pasado 23 de junio, terminó mucho antes de lo previsto y de manera drástica. El Celta, que deberá pagar entre siete y nueve millones de euros de finiquito al técnico madrileño, está a tan solo dos puntos de los puestos de descenso.

La presión de parte de la prensa y buena parte de la afición se hizo insostenible para Marian Mouriño, la presidenta, que apostó por una idea populista: sacar al agrio Rafa del club y poner al entrenador del Celta Fortuna, un Claudio Giráldez que lleva dos temporadas brillantes en Primera RFEF -equipos como el Espanyol o el Levante le habían tanteado para ficharlo de cara a la próxima temporada- y que cuenta con el total apoyo de la mayoría de celtistas. A sus 36 años, Giráldez tendrá la primera oportunidad de su carrera al frente de un equipo profesional.

A Benítez no le han salido las cosas como esperaba, pero jamás se puede dudar de su compromiso con el trabajo -era el primero en entrar en la Ciudad Deportiva Afouteza y el último en salir-, se ha despedido de la afición a través de una emotiva carta publicada en su cuenta de X.

Rafa expresa su gratitud hacia todas las personas que confiaron en su trabajo, desde la presidenta Marián Mouriño hasta el director deportivo Marco Garcés, así como al expresidente Carlos Mouriño y Luis Campos.

Benítez, al que se le acusó de soberbia y falta de autocrítica durante su estancia en Vigo, reconoce que cometió errores, destaca el compromiso y esfuerzo mostrado tanto por los futbolistas como por el personal del club y resalta, sin citarlo, la masacre arbitral que privó al Celta de un buen puñado de puntos en el primer tercio de la temporada: "Nos marchamos habiendo defendido en todo momento al club, el proyecto y a los jugadores, sabiendo que hemos cometido errores, no hay que olvidar de donde partíamos, adonde queríamos llegar y todo lo que nos ha ocurrido por el camino".

Rafa hace hincapié en el hecho de que a pesar de las dificultades y los numerosos golpes sufridos, el grupo siempre se mantuvo fuerte y unido: "Estamos convencidos de que con el mismo compromiso y esfuerzo que han mostrado los jugadores durante estos meses se acabará de conseguir el objetivo".

Temas

0
comentarios

Servicios

  • Radarbot
  • Biblia Ilustrada
  • Libro
  • Curso