Menú

Liga

El Real Zaragoza no quiere pensar en el ¿y si...?

El conjunto maño no termina de despegarse de los puestos de descenso a Primera RFEF.

El conjunto maño no termina de despegarse de los puestos de descenso a Primera RFEF.
El Real Zaragoza no termina de ahuyentar los fantasmas | EFE

En su undécima temporada consecutiva en Segunda división, el Real Zaragoza vuelve a encontrarse en la recta final de la competición más cerca de los puestos de descenso que de la tranquilidad y de nuevo aparece en sus pensamientos lo que podría ser un auténtico terror, el temido ¿y si...?.

Por el banquillo del equipo zaragocista ya han pasado este año tres entrenadores. Con Fran Escribá comenzó la campaña, al que siguió Julio Velázquez hasta que el eterno Víctor Fernández llegó para tratar de poner remedio en una nave que andaba a la deriva y amenazaba hundimiento.

El arranque con Fran Escribá fue de ensueño y permitió pensar que esta temporada podía ser el del regreso a la élite. Cinco victorias en las cinco primeras jornadas, a las que sólo ha podido añadir otras cinco en las 31 jornadas siguientes. El frenazo acabó defenestrando al valenciano.

Llegó el salmantino Julio Velázquez y el rumbo siguió sin enderezarse. Es más, se agravó, y los presagios más negros empezaron a hacerse patentes.

El recurso fue volver a contar con Víctor Fernández. Un histórico de la casa y del fútbol español para evitar el desastre. Protagonizó una emocionada presentación que abandonó hasta en dos ocasiones al no poder contener las lágrimas y verse impedido para hilar su discurso.

En cinco partidos al frente de la nave blanquilla, con la dirección de Víctor Fernández el equipo ha sumado cinco puntos, entre ellas un curativo triunfo ante el Tenerife, pero la amenaza sigue sin alejarse.

A falta de siete jornadas para concluir la temporada, lo que significa 21 puntos en juego, el equipo maño está metido en un grupo de ocho equipos (Huesca, Eldense, Cartagena, Mirandés, Alcorcón, Amorebieta y Albacete) de los que dos perderán la categoría y se encuentran a una diferencia máxima de seis puntos.

El Real Zaragoza está empatado a 42 puntos con Huesca y Eldense, que conforman el trío que encabeza el grupo. A partir de ahí, les siguen Cartagena (39), Mirandés (38), Alcorcón y Amorebieta (37) y Albacete (36).

En esta recta final, el principal problema para el equipo de Víctor Fernández es que salvo con el Eldense, con un empate y una victoria, y el Cartagena, al que ha superado en los dos enfrentamientos, con el resto tiene perdido el golaverage.

Además, el calendario, lejos de ser en cierta manera amable, se presenta agreste y espinoso y con escasas concesiones ante unos rivales que también tienen mucho en juego.

Los dos primeros exámenes para los blanquillos presentan la máxima exigencia, sobre todo teniendo en cuenta que desde el pasado 5 de octubre, cuando ganaron en el Principado, no han sido capaces de repetir.

El sábado ante el Huesca, en el partido de rivalidad regional, la victoria tanto para oscenses como para zaragozanos puede ser el bálsamo que les dé la tranquilidad para las seis jornadas finales y la derrota, en cambio, el tener que seguir sufriendo. Además, para los aficionados de uno y otro hay algo más que los tres puntos en juego.

Una jornada después visitará al líder Leganés, el equipo que ahora mismo mejor currículum presenta para ser uno de los dos equipos que logre el ascenso directo.

En los cuatro siguientes encuentros los blanquillos se tendrán que ver las caras con Burgos, Oviedo, Ferrol y Racing, que habrá que ver cómo evolucionan en las próximas jornadas, pero que de momento están metidos de lleno en la pelea por hacerse un hueco para ser uno de los cuatro equipos que disputen los play-off por el ascenso. El premio es goloso y todos quieren seguir aferrados a estar ahí.

Todavía está muy lejos la última jornada liguera. Igual ya está todo resuelto, pero, de no estarlo, podría ser la que ponga la guinda y el colofón a una temporada de padecimientos.

El rival será el Albacete, con los que ahora cuentan con un colchón de seis puntos, pero en tierras manchegas los zaragocistas cayeron derrotados, con todo lo que ello implica.

Mejor será no tener que llegar a esa última fecha con el pensamiento puesto en el ¿y si...?.

Temas

0
comentarios