Menú

Makaay y Lucio sentencian a un Real Madrid que se despide de Europa con la cabeza alta (2-1)

Se prolonga el 'maleficio' en Múnich, donde el Real Madrid ha sufrido una nueva derrota -y ya van seis- que supone su prematura eliminación de la Liga de Campeones. El Bayern le dio pronto la vuelta a la eliminatoria con un gol de Makaay a los diez segundos -el más rápido en la historia de la competición-, mientras que Lucio marcaba el segundo tras la reanudación. El conjunto de Fabio Capello, que llegó a recortar distancias en la recta final con un penalti transformado por Van Nistelrooy, se despide de la competición europea con la sensación de haber sido superior a su rival en el cómputo global de la eliminatoria.
Así les hemos narrados el Bayern-Real Madrid
Milan, Manchester y PSV, a cuartos
CONSULTE TODOS LOS RESULTADOS

0
"
(Libertad Digital) Sólo necesitó diez segundos el Bayern para darle la vuelta a la eliminatoria. Roberto Carlos perdió un balón ante Salihamidiz y el bosnio se la puso en el área a Makaay, que definió sin problemas ante Casillas para marcar el gol más rápido en la historia de la 'Champions'. Las inseguridades defensivas le hicieron sufrir al Madrid para salir de su campo y, cuando lo hacía, en lugar de llevar peligro a la portería de Kahn terminaba sufriendo situaciones de zozobra en los contragolpes bávaros. Iker salvó a los suyos de encajar el segundo gol hasta en tres ocasiones. En el minuto 21 paró un disparo débil de Lukas Podolski, que le pegó mal a la pelota a la hora de culminar un contragolpe, y en el 27 salvó otra vez a los bancos, también en una acción a la contra, al ganarle el duelo personal a Makaay. La tercera oportunidad fue un cabezazo de Van Buyten tras un lanzamiento de falta que encontró bien ubicado a Casillas.

El Madrid sólo intentó su primer disparo a puerta a los 38 minutos, cuando Gonzalo Higuaín mandó el balón a la tribuna, pero en realidad se había empezado a notar los primeros síntomas de recuperación, especialmente a partir de la entrada de Guti a la media hora de juego para sustituir a Emerson. Sin embargo, esa mejoría sólo se tradujo en acciones ofensivas dignas de mención en los minutos finales del primer tiempo. Primero con una buena llegada de Guti, a los 42 minutos, tras una gran jugada iniciada por Raúl en el centro del campo fue la primera alarma. Luego Van Nistelrooy desperdició una ocasión clara, al cabecear muy suave desde corta distancia y facilitándole las cosas a Kahn, y la última del propio Raúl, ya en el descuento de la primera parte, con un disparo que salió desviado por poco.

Pese a un par de buenas ocasiones para el Bayern, en los pies de Van Bommel y Schweinsteiger, en la segunda parte hubo elementos que permitieron pensar que el Madrid continuaría su recuperación. Una ocasión del recién ingresado Cassano, que sustituyó a Higuaín tras el paso por vestuarios, y un cabezazo de Van Nistelrooy, que obligó a Kahn a una gran parada en el minuto 54, fueron las señales que parecieron más relevantes. No obstante, la fragilidad ya crónica del Real Madrid en las situaciones a balón parado terminó por hundirle definitivamente. En un saque de esquina, lanzado por Willy Sagnol desde la banda derecha al segundo palo, se tradujo el segundo tanto del Bayern al marcar de cabeza por Lucio tras un nuevo error defensivo del conjunto de Fabio Capello.

Pero el tanto del brasileño no quebró la moral de los blancos, que siguieron insistiendo y lograron aproximarse en el marcador, después de un penalti fabricado por Robinho y marcado por Van Nistelrooy a ocho minutos para el final del tiempo reglamentario. Además del gol, el Bayern sufrió otro golpe en ese penalti que fue la expulsión de Van Bommel, que tuvo que dejar el campo antes de tiempo en compañía de Diarra tras un forcejeo entre ambos en el borde del área. La iniciativa era del Madrid, que estuvo cerca de darle la vuelta a la eliminatoria con un gol anulado a Sergio Ramos al controlar el balón con la mano. Ottmar Hitzfeld se dedicó a realizar los dos cambios que le quedaban -Gorlitz por Sagnol y Demichelis por Podolski- para perder todo el tiempo del mundo. Una misión que se dedicó a prolongar después Kahn, un veterano curtido en mil batallas, para certificar la clasificación del Bayern y la eliminación de un Madrid que, al menos, puede irse de Alemania con la cabeza alta.
 
 
Ficha técnica del partido

Bayern de Múnich, 2: Kahn; Sagnol (Gorlitz, m.84), Lucio, Van Buyten, Lahm; Van Bommel, Hargreaves, Salihamidizic, Schweinsteiger; Makay (Pizarro, m.68) y Podolski (Demichelis, m.87).
Real Madrid, 1: Casillas; Torres, Sergio Ramos, Helguera, Roberto Carlos; Gago (Robinho, m.74), Diarra; Emerson (Guti, m.31), Raúl; Higuaín (Cassano, m,46) y Van Nistelrooy

Goles: 1-0, m.1: Makaay; 2-0, m.66: Lucio, de cabeza; 2-1, m.82: Van Nistelrooy, de penalti
Árbitro: Lubos Michel (Eslovaquia). Expulsó por acumulación de amonestaciones a Van Bommel (ms. 23 y 81). y Diarra (ms.68 y 81). Además, mostró tarjeta amarilla a Sergio Ramos (m.7) y Guti (m.54), por parte del Real Madrid; y a Podolski (m.45+2), por el Bayern
Incidencias: Partido de vuelta de octavos de final de la Liga de Campeones disputado en el Allianz Arena de Múnich ante cerca de 60.000 espectadores, entre ellos unos cuatro mil seguidores españoles. Lleno

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco