Menú

Armstrong confiesa por primera vez que se dopó

Así lo ha reconocido el exciclista durante la grabación de la entrevista con Oprah Winfrey, que se emitirá en la madrugada del jueves al viernes.

0

Se confirma la mayor mentira de la historia del deporte. Lance Armstrong ha reconocido por primera vez que utilizó sustancias prohibidas para mejorar su rendimiento en el Tour de Francia. Lo ha hecho durante la grabación de la esperada entrevista con la periodista Oprah Winfrey, que se emitirá en la madrugada del jueves al viernes a partir de las tres (hora peninsular española) y que en España se podrá ver en directo por el canal Discovery Max.

La confesión de Armstrong se la revelaba al diario USA Today una persona que ha pedido mantenerse en el anonimato al destacar que los detalles son confidenciales hasta que se emita la entrevista. En un mensaje en su cuenta de Twitter, la propia Oprah señalaba que la entrevista, grabada en la casa del corredor en Austin (Texas), había durado dos horas y media y que el exdeportista acudió "preparado", sin dar más detalles sobre su contenido.

Armstrong perdió los siete títulos conseguido en el Tour de Francia después del informe inculpatorio que emitió el pasado agosto la Agencia Antidopaje de Estados Unidos (USADA). Al renunciar a seguir defendiéndose, el excorredor texano fue desposeído de sus victorias en la ronda gala y suspendido de por vida del ciclismo.

El informe de la USADA detalló un programa sistemático de dopaje con sus compañeros del equipo ciclista US Postal Service. Muchos de ellos fueron los que denunciaron cómo eran sometidos al dopaje que lideraba el propio Armstrong, quien tras conocerse el informe perdió de inmediato todo el apoyo de los patrocinadores que tenía como atleta modelo y héroe deportivo.

La USADA escribió en su informe que Armstrong participó en el "programa de dopaje más sofisticado, profesionalizado y exitoso que ha visto el deporte", en el que se utilizaron esteroides anabolizantes, la hormona del crecimiento humano, transfusiones de sangre y otros productos.

Armstrong, de 41 años, había negado siempre las acusaciones de dopaje y de hecho, oficialmente, nunca ha dado positivo. No obstante, según indicaba al USA Today otra fuente conocedora de la situación, la motivación del deportista de hacer esta confesión ahora es limpiar la reputación de la Fundación Livestrong, que el propio corredor texano creó en 1997 para luchar contra el cáncer.

En Deportes

    0
    comentarios