Menú

Salen a la luz los antecedentes de Oscar Pistorius

Los trapos sucios de la vida de Oscar Pistorius han salido a la luz después de la acusación de asesinato a su novia.

0
Los trapos sucios de la vida de Oscar Pistorius han salido a la luz después de la acusación de asesinato a su novia.

Oscar Pistorius ha sido puesto en libertad bajo fianza, de momento, de la acusación por asesinato de su novia Reeva Sttenkamp la semana pasada. Pero durante el juicio, también han salido a la luz, sobre todo a través de la prensa, episodios anteriores de cargos por los que se ha imputado al atleta sudafricano.

Ya en septiembre de 2009, tal y como recoge Eurosport, Pistorius tuvo que pasar una noche en prisión por haber agredido supuestamente a una mujer. Al final la cosa no fue a mayores, y de hecho el sudafricano terminó presentando una querella contra la mujer por falso testimonio y contra la policía por detención ilegal.

La siguiente detención se produjo después de haber agredido a alguien en su casa, un suceso recogido por el propio tribunal de Pretoria, aunque se desconoce quién fue la victima. "No recuerdo exactamente la fecha, pero hubo un incidente en su domicilio, donde fue detenido por agresión. La versión que el acusado me dio y lo que vi me demostraron que no se podía probar la agresión", declaró Hilton Botha, investigador jefe de la muerte de Reeva Steenkamp.

A tiros en un restaurante

El siguiente incidente de Oscar Pistorius tuvo lugar en un restaurante, y también hubo tiros. Fue el pasado mes de enero, cuando el atleta disparó, supuestamente por accidente, una pistola en un restaurante de Johannesburgo. La bala estuvo a punto de alcanzar el pie de Kevin Lerena, boxeador y amigo común del atleta y su novia. "Tuve un susto enorme, porque la bala golpeó el suelo a pocos centímetros de mi pie, pero en realidad fue un accidente", dijo Lerena. "La pistola pertenecía a uno de los amigos de Pistorius. Oscar sólo quiso verla y se le enganchó en los pantalones abriendo el mecanismo de seguridad. No lo llamaría negligencia, fue sólo un accidente, y se disculpó después durante días".

Los dueños del restaurante, amigos de Pistorius y Steenkamp, no denunciaron lo ocurrido a la Policía y según señala Jason Loupis, representante del restaurante, "fui a ver qué pasaba cuando oí el disparo, pero Oscar lo negó todo".

En Deportes

    0
    comentarios