Menú

Bahamontes, mejor escalador de la historia del Tour

"Si Virenque es escalador, yo soy Napoleón", dice el Águila de Toledo, ganador de la Grande Boucle en 1959 y seis veces rey de la montaña.

0
"Si Virenque es escalador, yo soy Napoleón", dice el Águila de Toledo, ganador de la Grande Boucle en 1959 y seis veces rey de la montaña.
Federico Martín Bahamontes, durante el Tour de Francia de 1964. | Cordon Press

El español Federico Martín Bahamontes ha sido elegido como el mejor escalador del Tour de Francia de todos los tiempos, por un jurado de profesionales y periodistas reunidos por el diario L'Équipe.


El Águila de Toledo, ganador del Tour de Francia de 1959 y seis veces rey de la montaña en la ronda gala, ha superado ampliamente al francés Richard Virenque, al italiano Fausto Coppi, al belga Lucien Van Impe y al español Luis Ocaña.

Bahamontes fue designado como el mejor escalador de todos los tiempos por siete de los nueve miembros de un jurado presidido por el francés Thomas Voeckler, ganador de la clasificación de la montaña en la pasada edición. Junto a él formaron el jurado el director del Tour, Christian Prudhomme; el responsable del equipo Europcar, Jean-René Bernadeau; el del Lotto, Marc Sergeant; los exciclistas Bernard Hinault y Jean-François Bernard; y los periodistas Thierry Adam, Philippe Bouvet y Éric Defalleur.

En una entrevista que publicará el próximo fin de semana el dominical de L'Équipe, Bahamontes considera "merecido" el reconocimiento, pero no está de acuerdo con el resto de la clasificación.

El manchego cree que el segundo mejor escalador de todos los tiempos es el luxemburgués Charly Gaul, al tiempo que señala que Virenque no le llega "ni a la suela del zapato". "Si él es un escalador, yo soy Napoleón", afirma Bahamontes, quien considera que el hecho de que el francés sea el hombre que más veces ha ganado el premio de la montaña en el Tour (7) no es comparable con su récord de victorias en puertos (40 de sus 53 triunfos en el Tour fueron en ascenso).

Tampoco admite la comparación con el italiano Marco Pantani, que considera que "no corría con agua", mientras que él "nunca" tomó nada porque "la salud no tiene precio". El toledano señala que se especializó en la montaña porque, a diferencia de otros grandes de la época, no tenía equipo, por lo que se veía obligado a distanciar a sus rivales sin ayuda de nadie, algo que es más fácil cuando la carretera se pone cuesta arriba.

De haber tenido equipo, Bahamontes considera que podría haber ganado "tres, cuatro o cinco" veces el Tour de Francia.

Acusa también el español a los franceses de hacer trampas para beneficiar a Jacques Anquetil, del que ha dicho que tomaba una sustancia prohibida llamada "chopi". En concreto, asegura que en 1964, en la etapa entre Andorra y Toulouse, subieron a Anquetil a un coche tras un ataque suyo al que no pudo responder.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios