Menú

Horner se exhibe en Peña Cabarga y Nibali sufre para salvar el maillot rojo de la Vuelta

El veterano corredor estadounidense, de 41 años, está en la general a sólo 3 segundos del italiano tras recortarle 25 en Peña Cabarga.

Libertad Digital
0
El veterano corredor estadounidense, de 41 años, está en la general a sólo 3 segundos del italiano tras recortarle 25 en Peña Cabarga.
Chris Horner, en la meta de Peña Cabarga. | EFE

El bielorruso Vasil Kiryienka (Sky) se ha impuesto en solitario en la decimoctava etapa de la Vuelta a España, de 186,5 kilómetros entre Burgos y Peña Cabarga (Cantabria), en la que el italiano Vincenzo Nibali (Astana) ha mantenido el liderato por sólo tres segundos de ventaja ante Chris Horner (Radioshack), el mejor de los favoritos.

Kiryienka, de 32 años, se destacó en el ascenso del Alto del Caracol y marchó en solitario hasta la cima de Peña Cabarga, donde acababa celebrando su primera victoria en la Vuelta. Con un tiempo de 4 horas, 46 minutos y 47 segundos se adelantó a un grupo perseguidor que entró escalonado, con el danés Sorensen (Saxo) a 28 segundos, el australiano Adam Hansen (Lotto) y el español Egoi Martínez (Euskaltel), a partir del minuto de retraso.

Entre los favoritos, Chris Horner volvió a demostrar que es el más fuerte en la montaña y no se enfundó el maillot rojo por sólo tres segundos, ya que aventajó a Nibali en 25. También fue superior a Purito Rodríguez (Astana), que cedió 19, y a Alejandro Valverde (Movistar), 20.

Una candidatura firme de Horner, ya favorito en vísperas de las dos etapas decisivas con el Alto del Naranco y El Angliru. Horner subió los dos últimos kilómetros de pie, sin apenas sentarse en la bicicleta. Nibali volvió a sufrir y llegó resignado. "Será difícil ganar la Vuelta, Horner está muy fuerte", admitió.

En la lucha por la etapa el festín se lo dio Kiryienka, de 32 años, un especialista en fugas largas. Se metió en la fuga buena del día con otros 14 corredores y en el Ascenso al Alto del Caracol, a 40 kilómetros, se marchó en solitario. Fue cuando hizo gala de su condición de contrarrelojista. Llegó solo a pie de Peña Cabarga con un minuto de ventaja sobre sus inmediatos perseguidores y cuatro respecto al grupo principal. Renta que el bielorruso supo gestionar a la perfección, ya que aguantó todo el ascenso, de 5,9 kilómetros al 9,2 por ciento de desnivel, pero con rampas duras del 20. Sufrió, pero llegó a tiempo para poner su nombre por primera vez en el palmarés de la Vuelta.

Este viernes se disputará la decimonovena y antepenúltima etapa de la Vuelta a España, de 181 kilómetros entre San Vicente de la Barquera y el Alto del Naranco.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios