Menú

Dopado por su exnovia por despecho

El levantador de peso paralímpico Gunduz Ismayilov dio positivo en 2004 por una sustancia que le echó en la bebida su expareja.

La historia del levantador azerbaiyano de peso paralímpico Gunduz Ismayilov podría protagonizar perfectamente una película. Su prometedora carrera se vio truncada en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, cuando un positivo provocó que el Comité Paralímpico Internacional le sancionase de por vida.

Ismayilov, que había ganado el oro en Sidney 2000, fue suspendido dos años por un positivo por nandrolona. Llegaba a Atenas con la intención de limpiar su reputación, pero no había planeado que el despecho de su novia acabase con su carrera. Según confesó en Baku su expareja, aprovechó que ambos se encontraban en la villa olímpica para introducir estanozolol en una bebida del levantador de peso.

Diez años después y, tras su confesión, el Comité Paralímpico Internacional decidió dar validez al testimonio y anular la sanción. La relación entre ambos había concluido con anterioridad y ella quería vengarse de su exnovio, según argumentó ante el tribunal azerbaiyano.

Temas

0
comentarios

Servicios

  • YoQuieroUno
  • Radarbot
  • Hipoteca
  • Masajeador