Menú

McIlroy gana el Abierto Británico, tercer 'major' de su carrera

El norirlandés se convierte en el tercer golfista, tras Jack Nicklaus y Tiger Woods, que gana tres grandes diferentes con sólo 25 años.

Agustín Olalla
0
El norirlandés se convierte en el tercer golfista, tras Jack Nicklaus y Tiger Woods, que gana tres grandes diferentes con sólo 25 años.
Rory McIlroy, con la Jarra de Clarete como ganador del Abierto Británico. | EFE

La 143 edición del Open Championship ha resultado vibrante y repleta de emoción: a pesar de la ventaja con la que partía, el norirlandés Rory McIlroy se acabó encontrando con dos auténticos gladiadores en la última jornada del torneo disputado en el Royal Liverpool Golf Club.

Sobretodo el castellonense Sergio García, que salió a las verdes calles dispuesto a acabar con su leyenda en los majors. O al menos a intentarlo, y a fe que puso toda la carne en el asador. Excelente la actuación de Sergio en este Open Británico.

Salió el español dispuesto a todo. Después de seis hoyos había recortado la desventaja con el líder en tres golpes, de los siete con los que partía, y al concluir el hoyo 10 del recorrido, la desventaja era sólo de dos golpes. El norirlandés sentía el aliento del castellonense en el cogote y no parecía en condiciones de sobreponerse al duro golpe que le estaba asestando el Niño.

Pero el sueño de una tarde en Liverpool se esfumaba en el hoyo 15, un par 3 que no gestionó debidamente Sergio: su bola fue directa al bunker y no pudo sacarla en un primer intento. Al final, bogey que dilapidó todas las opciones de culminar con éxito el ímprobo esfuerzo que había realizado hasta el momento por adjudicarse su primer major.

Mientras tanto, Rickie Fowler no terminó de despertar hasta el hoyo 14. Para entonces ya fue demasiado tarde. McIlroy gestionó su jugosa ventaja, con más miedo que juego, hasta el punto de salir con un hierro en el hoy 18, un par 5, asegurando por todos los medios su victoria. Terminaba conquistando así el británico su tercer major, tras los cosechados en el US Open 2011 y el US PGA en 2012.

Victoria que hay reconocer como merecida, pues McIlroy ha dominado de principio a fin esta edición, donde se colocó como líder el jueves y no ha cedido el puesto de privilegio durante toda la semana, concluyendo con un total de 17 bajo par y sumando una nueva victoria a su palmarés.

Segunda plaza compartida para dos buenos amigos, Sergio García y el estadounidense Rickie Fowler, ambos con un total de 15 bajo par, mientras que Jim Furyk (-13) ha sido cuarto y los australianos Marc Leishman y Adam Scott (-12) han compartido la quinta posición final.

Una de las claves de este Open ha sido el gran provecho que ha sacado McIlroy en los pares 5, donde ha obtenido un total de 12 golpes ganados al campo, mientras que curiosamente tanto García como Fowler sólo le sacaron 10 golpes al mismo, que es casualmente la diferencia de dos golpes que les han separado de la lucha por el título.

Además de la debacle de los españoles en las dos primeras jornadas -García fue el único de los representantes de la Armada que pasó el corte-, hay que destacar la pobre actuación de los estadounidenses. Y es que sólo el ya mencionado Fowler, junto a Jim Furyk, Dustin Johnson y Ryan Moore, han salvado el honor de los norteamericanos, pues el resto han estado desaparecidos en combate con una paupérrima actuación.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation