Menú

Dani Moreno arrebata a Nairo Quintana el liderato de la Vuelta a Burgos

Este domingo se disputará la última etapa, una contrarreloj de 12,5 kilómetros por las calles de Aranda de Duero.

El corredor del Katusha Dani Moreno ha arrebatado el liderato de la Vuelta a Burgos al colombiano Nairo Quintana tras entrar en línea de meta con un segundo de diferencia en una etapa que se llevó al sprint el corredor francés del AG2R Lloyd Mondory.

De esta forma, Dani Moreno saldrá el domingo en último lugar en la contrarreloj de Aranda de Duero, que dictará sentencia en la clasificación final de la ronda burgalesa.

La cuarta etapa, de 142 kilómetros con salida en Medina de Pomar, se antojaba de transición, pero finalmente deparó más de una sorpresa. Y no fue por la inclusión de tres puertos de tercera categoría ni por las constantes subidas y bajadas que tuvieron que afrontar los corredores, sino por las dos últimas curvas antes de la línea de meta, que resultaron clave para el resultado final.

La etapa comenzó con una lucha constante en el pelotón. Muchos lo intentaron, pero la escapada de la jornada no se formó hasta el kilómetro 16.

En esta ocasión fueron siete los corredores que se aventuraron a lanzar la carrera: Javi Moreno (Movistar), Egor Silin (Katusha), Axel Domont (AG2R), Jonathan Fumeaux (IAM Cycling), Fabio Taborre (Neri Sottoli), Ibai Salas (Burgos BH) y Miguel Mínguez (Euskadi).

Éste último era el mejor colocado en la general, y durante varios kilómetros llegó a ser líder de la carrera. Sin embargo, la fuga tenía pocos visos de prosperar. Una vez más, los equipos importantes controlaron la etapa de principio a fin. Movistar, Astana y Katusha no querían sorpresas en la general.

De esta forma, la escapada, que llegó a alcanzar los 3 minutos y 40 segundos de ventaja (km.85), se mantuvo en todo momento en una distancia controlable. Tanto que, cuando Astana se puso a trabajar de verdad a 50 kilómetros para el final de la etapa, la fuga murió. Tras el paso por el Alto de las Hoyas, sólo Ibai Salas y Axel Domont aguantaron el ritmo del pelotón y siguieron con la aventura algunos kilómetros más.

Ambos corredores fueron neutralizados a los pies del Alto de Retuerta, última dificultad montañosa de la jornada. En sus rampas se terminó de romper el pelotón gracias al trabajo de los Movistar, que impusieron un ritmo frenético. A 25 kilómetros de meta lo intentaron Biel Kadri y Alexander Kolobnev, aunque su escapada, que no superó en ningún momento los 15 segundos de ventaja, no tenía visos de llegar a buen puerto.

Los AG2R querían llevarse la etapa y tomaron el relevo en la cabeza del pelotón hasta que a 3 kilómetros de meta neutralizaron a los dos ciclistas. A partir de ahí, el gran trabajo del equipo francés, que supo jugar sus cartas para lanzar el sprint, le permitió servir la victoria en bandeja a Lloyd Mondory.

Por detrás llegaban todos los favoritos a la general, incluido Nairo Quintana, que perdió un segundo frente a Dani Moreno tras salir mal colocado en la última curva antes de meta y acabó cediendo el maillot morado.

Este domingo se disputará la última y definitiva etapa de la Vuelta a Burgos, con una contrarreloj de 12,5 kilómetros por las calles de Aranda de Duero. En principio, la victoria final se dilucidará entre Quintana y Moreno.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios