Menú

Marga Crespí, una nadadora de sincronizada en el Circo del Sol

La sirena mallorquina, que en octubre anunció su retirada de la alta competición, muestra en LD sus impresiones ante esta nueva aventura.

0
La sirena mallorquina, que en octubre anunció su retirada de la alta competición, muestra en LD sus impresiones ante esta nueva aventura.
Marga Crespí, en el polideportivo de Son Ferriol (Mallorca) que lleva su nombre. | Foto: Santiago Stankovic

Tiene un palmarés envidiable. Y también un enorme futuro por delante. Referente de la natación sincronizada española en los últimos años, Marga Crespí (Palma de Mallorca, 15 de agosto de 1990) ha decidido dejar la competición de alto nivel, pero no cuelga el bañador. La joven sirena balear está a punto de cumplir uno de sus grandes sueños: formar parte del Circo del Sol.

Ganadora de quince medallas -entre ellas el bronce en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y el oro en los Mundiales de Roma 2009-, Marga anunció el pasado mes de octubre que deja aparcada una exigente carrera de ocho años para probar suerte en "una nueva aventura". Desde este mismo mes de enero participará en el espectáculo de la mítica compañía canadiense en el Hotel Bellagio de Las Vegas (Nevada, Estados Unidos).

"Me costaba mucho encontrar una motivación a la hora de competir", confiesa ahora Marga en declaraciones a Libertad Digital. Una decisión que la nadadora mallorquina ya había tomado desde hace meses: "Después del último Europeo (disputado a mediados de agosto pasado en Berlín), me tomé unas vacaciones y en septiembre, cuando regresé, me di cuenta de que no me apetecía volver a la piscina. Enseguida se lo comenté a Mayuko Fujiki -miembro del cuerpo técnico de la selección española de natación sincronizada-, y me dijo: 'Marga, necesitan nadadoras en el 'O' -el nombre del show del Circo del Sol que tiene lugar en Las Vegas-. Es una oportunidad muy buena para ti. Plantéatelo y pregunta qué tienes que hacer'. Realicé las pruebas físicas y mandé los vídeos. Les gustó y me llamaron. Y a partir de ahí me fui a Montreal".

En esta ciudad canadiense tiene el Circo del Sol una de sus bases de operaciones. Y allí ha estado Marga durante cerca de ocho semanas, antes de regresar a Palma para pasar las navidades en compañía de su familia. Casi dos meses de entrenamientos, pero desde luego mucho menos exigentes que realizaba en la piscina a las órdenes de Anna Tarrés, primero, y Esther Jaumá, desde hace dos años. Fue aquella -último trimestre de 2013- una época muy convulsa en la natación sincronizada española, con la polémica salida de Tarrés, las posteriores denuncias de malos tratos contra la exseleccionadora y contenciosos que debieron resolverse en los juzgados.

Bella imagen de Marga Crespí bajo el agua. | Foto: Santiago Stankovic

Ahora, en Montreal, Marga Crespí ha vuelto a sonreír, preparándose para vivir un sueño. "Me he encontrado a un montón de gente increíble, de todas partes del mundo, que cuida y se preocupa por ti. Este mundo impresiona, es algo totalmente diferente. Mira que la competición ya es diferente a la vida real, pero esto es un mundo aparte. Soy una suertuda por poder estar viviendo esta experiencia", relata a LD la mallorquina, que todavía no ha podido viajar a Las Vegas.

Y es que, como la propia Marga explica, aún tiene un largo camino que recorrer antes de poder triunfar con el Circo del Sol. "Vas a Montreal para hacer la formación específica de las coreografías, aprender el show, y luego te tienen en la lista. Pero eso no significa que te cojan al momento porque el cupo está lleno, que es lo que me está pasando a mí. Eso sí, al haber hecho la formación específica, yo seré la próxima persona a la que llamen", afirma.

Lo cierto es que la sirena española se quita algunos pesos de encima, empezando porque los entrenamientos son más cortos y menos exigentes. "¡Nada que ver! En el Circo del Sol entrenamos sólo por las mañanas y el show es mucho... ya no digo fácil, sino diferente. Hay muchos movimientos fuera del agua a los que no estaba acostumbrada. Pero lo más importante es que aquí nadie te juzga y que tú eres la protagonista del show. Ya no disfrutaba de la competición y ésta es una forma de seguir motivada en este deporte. Es otra manera de hacer sincro. Pero que la gente tampoco se piense que va a ser fácil porque cuando estás en el show son diez funciones semanales, dos al día, que tampoco está nada mal".

En cualquier caso, la nadadora se ha encargado de recordar, como ya hizo hace tres meses, que su retirada de la alta competición no es definitiva. No es un adiós, sino un hasta luego. "Nunca se sabe, pero a día de hoy es complicado que vuelva a meterme diez horas en una piscina. Lo único que me retiro es de la alta competición; sigo entrenando, sigo en este deporte. Esther (Jaumá) me abrió las puertas (para regresar al equipo español de sincronizada), pero sinceramente lo veo muy díficil", confiesa una Marga Crespí a la que dentro de muy poco veremos triunfando en uno de los mayores espectáculos del mundo, como ya hicieran en su día Rares Orzata, Terry Bartlett, Raj Bhausar o Christina Jones, otros exdeportistas olímpicos que también decidieron embarcarse en esa hermosa aventura llamada Circo del Sol.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios