Menú

España sobrevive a una trampa ante Bielorrusia en su estreno en el Mundial de balonmano

La selección de Manolo Cadenas sufrió demasiado en la segunda parte. Un gol de Jorge Maqueda sentenció el partido ante los bielorrusos.

0
La selección de Manolo Cadenas sufrió demasiado en la segunda parte. Un gol de Jorge Maqueda sentenció el partido ante los bielorrusos.
Jorge Maqueda celebra uno de sus goles a Bielorrusia. | EFE

Siempre el debut es complicado en un campeonato. Temía España que Bielorrusia le cogiera fría, que no entrara en el partido con la confianza plena que exige estos torneos. Y no fue fácil. Tuvo que recurrir España a Cañellas, a Maqueda y a Albert Rocas, que fueron los que tiraron del grupo al final del encuentro.

No es la selección de Bielorrusia un bloque que se vaya del partido fácil. Al descanso, 22-18. Pero España no estaba cómoda. Necesitaba convicción, la que no tuvo durante el primer tiempo a pesar de la ventaja. Manolo Cadenas fue claro en la charla previa al inicio de la segunda parte. Cortar, salir y correr. Las claves de siempre en esta selección.

Lo consiguió España en el inicio del segundo acto. En el marcador, 27-22 y 28-23. Ventajas que parecían definitivas, hasta que surgió el miedo. España se desconectó del partido y sufrió. Con 32-31, tras gol de Silovich y fallo de Maqueda, Bielorrusia jugó para empatar, pero Gonzalo Pérez de Vargas, un enorme portero, muy joven aún, respondió con seguridad. El susto estaba instalado en el cuerpo.

Llegó entonces Rocas y luego un robo de Cañellas para gol de Maqueda. 34-31. Y dos paradas más del portero del Barcelona, acompañadad de gol desde el extremo de Valero Rivera Jr. La selección había tragado saliva y había digerido bien el mal rato. El gol de Jorge Maqueda, a dos minutos para el final, acabó de matar a la guerrillera Bielorrusia. Al final, victoria por 38-33. Primera prueba superada.

Este sábado (15:00 horas), el conjunto de Manolo Cadenas se medirá a Brasil. Será su segunda prueba en este Mundial tan complicado y con un camino tan largo y duro. El lunes llegará Chile. En principio, dos victorias casi aseguradas para España, vista la debilidad de los combinados sudamericanos.

Para coger ánimo, la nota positiva de este partido contra los bielorrusos, sin duda los extremos. Valero Rivera y Albert Rocas son seguros de vida, muy sólidos. Julen Aginagalde también en el pivote, un talentoso jugador, perro viejo y ya curtido en mil batallas. En líneas generales, buenos síntomas los de España en el inicio de la competición.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios