Menú

España pierde ante Dinamarca su primer partido en el Europeo de balonmano (23-27)

La selección de Manolo Cadenas se complica el pase a semifinales tras una segunda parte muy espesa

Daniel Blanco
0
España pierde ante Dinamarca su primer partido en el Europeo de balonmano (23-27)
Julen Aginagalde lucha por un balón

Se le hizo de noche a España cuando mejor estaba plantada, cuando la victoria estaba cerca. Cuando sólo un apagón de dimensiones siderales le podía privar de un triunfo que parecía muy bien encauzado en la primera parte. Pero un Europeo es lo que tiene, que no te puedes fiar de nadie, mucho menos de la gran Dinamarca, un equipo que se eleva gracias a Mikel Hansen y Noddesbo, pero que es mucho más. Y lo ha demostrado.

Daba buen feeling la excelente primera parte de la selección con defensa y buen tino desde los extremos y en el pivote. La selección consigue una ventaja de cuatro goles (6-2) nada más empezar. Luego juega con subidas y bajadas de tono, aunque perfectamente controladas. Manolo Cadenas da el ok desde el banquillo. La selección funciona.

Pero le entró la pájara en el peor momento. El espacio de tiempo entre el minuto 15 y el 22 de la segunda parte fue letal. La selección había llegado al descanso con ventaja de tres (14-11), que se mantenía en el minuto 4 de la reanudación (15-12). Fue entonces cuando jugó a perder balones, a conceder a Dinamarca segundas opciones, brillantemente aprovechadas por los nórdicos. Fue entonces cuando el partido se igualó (18-18) y el contrincante se agrandó. Del 18-16 se pasó al 18-23, sumida España en un túnel de difícil salida y, lo que es peor, de más complicada explicación.

A la negación de Aginagalde, Víctor Tomás y Valero Rivera le acompañaba el bando rival con un recital en defensa de Mortensen y Hansen y en ataque de Damgaard, LIndberg y Noddesbo. Dinamarca es una selección candidata a todo, que se tomó cumplida venganza de la eliminación en el Mundial del año pasado, en cuartos de final. Los últimos ocho minutos sirvieron para poco, más que nada había que salvar el average, pero ni eso se ha conseguido. La derrota final (23-27) pone contra las cuerdas a la selección que quedará fuera en un triple empate con los daneses y con Alemania. Esta carambola sólo se produciría si los germanos les ganan en la última jornada.

Primera derrota de España en el campeonato que deja dudas. La primera, el bajón físico al final, impensable llegar a algún lado si eso continúa en los partidos que vienen. La segunda, la falta de puntería en momentos clave. Hay que solucionarlo rápido. No hay casi tiempo.

Porque este martes espera Hungría, ya sin opciones y el miércoles Rusia con alguna más pero con poquitas posibilidades de dar guerra. Hay que ganar esos encuentros y esperar a que Alemania no gane de tres o cuatro goles a Dinamarca. Esa combinación nos dejaría con la boca abierta y en casa, sin opción a medalla y con un problema serio de cara al preolímpico.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios