Menú

España reacciona a tiempo ante Croacia y se mete en la final por la puerta grande (33-29)

La defensa y un sublime Pérez de Vargas, claves ante un rival que fue por delante durante casi toda la primera mitad. Alemania espera el domingo.

0
La defensa y un sublime Pérez de Vargas, claves ante un rival que fue por delante durante casi toda la primera mitad. Alemania espera el domingo.
Zlatko Horvat (c) intenta lanzar ante la oposición de Antonio García. | EFE

Costó más de lo esperado, pero se consiguió. La selección española de balonmano ha logrado un merecido triunfo ante Croacia (33-29) que le permitirá luchar por el oro en el Europeo, el próximo domingo ante Alemania. El equipo de Manolo Cadenas empezó mal, pero supo reaccionar a tiempo -en los últimos minutos de la primera parte- para darle la vuelta al marcador y superar a su aguerrido rival, que se ha plantado en esta semifinal tras su sorprendente triunfo del pasado miércoles ante Polonia, los anfitriones, por catorce goles de diferencia.

Los Hispanos, dos veces campeones del mundo, nunca han conquistado el oro en un Campeonato de Europa, habiéndose quedado con la miel en los labios en tres ocasiones (España 1996, Italia 1998 y Suiza 2006). Diez años después, el equipo que hoy dirige Manolo Cadenas regresa a diez años después a la final continental y se presenta como favorito al título. Siempre con permiso, eso sí, de una jovencísima selección alemana que, en la primera semifinal, derrotaba a Noruega en la prórroga (33-34).

El caso es que Croacia es mucha Croacia. Ya no están Ivano Balic o Mirza Dzomba, pero el equipo balcánico tiene a auténticas estrellas como el central Domagoj Duvnjak, los laterales Kopljar y Sliskovic o el extremo Strlek. Un toro de difícil lidia que ha ido de menos a más en el campeonato, poniendo la guinda al pastel el pasado miércoles frente a los polacos.

Pese a las continuas advertencias de Manolo Cadenas, la selección española saltó muy fría a la cancha del Tauron Arena de Cracovia, mostrándose espesa en ataque -el técnico leonés había pedido a sus pupilos "fluidez y soltura- y con bastantes despistes en defensa. No es de extrañar, pues, que los croatas hicieran gala de su poderoso contragolpe para castigar a los Hispanos, endosándoles un parcial de 1-4 de salida (m.4).

España quiso encomendarse a Raúl Entrerríos -gran partido del veterano central del FC Barcelona-, pero no bastaba ante una selección croata que, con Sliskovic y Kopljar como principales estiletes, siguió castigando a los bicampeones del mundo.

Pero el cuadro español, por fortuna, supo reaccionar y dio de probar a Croacia de su propia medicina: el contragolpe. Entrerríos, Cristian Ugalde -tres goles consecutivos-, Antonio García y Alex Dujshebaev lideraron la reacción de los Hispanos, que en un visto y no visto consiguieron voltear el marcador con un parcial de 8-1 para poner a España con cuatro goles de ventaja al descanso (18-14). En la otra cara de la moneda estaba Jorge Maqueda. El lateral del Vardar nunca dio señales de vida y se le sigue esperando en este campeonato.

El partido siguió por los mismos derroteros a la vuelta de vestuarios. España salió muy enchufada en la segunda parte y, con los goles de Antonio García y Julen Aginagalde, quiso mantener a raya a los croatas. Pero el cansancio también hacía mella y el cuadro de Zeljko Babic, con Sliskovic como su principal arma, no dudó en aprovecharlo para volver a apretar el marcador. Así se pusieron los balcánicos a un solo gol (24-23), anunciando batalla esta noche en Cracovia.

España aún no ha mostrado su mejor versión en este campeonato, pero sí el oficio suficiente como para demostrar que está un peldaño por encima del resto de equipos que han llegado a esta cita de semifinales. Y ante Croacia, jugándose un puesto en la final, era la ocasión perfecta para demostrarlo. Fue entonces cuando aparecieron Valero Rivera con su gran acierto desde los siete metros; el desparpajo de Víctor Tomás, que marcó dos goles providenciales consecutivos a la contra en el momento de la verdad; y, sobre todo, las intervenciones de Gonzalo Pérez de Vargas, que hizo tres paradas consecutivas -dos de ellas de penalti- para amarrar el triunfo español.

El conjunto de Manolo Cadenas ya está en la final y el domingo (17:30 horas) espera a Alemania, que en la primera semifinal derrotaba a Noruega -otra de las grandes revelaciones de este Europeo de Polonia- con un gol del lateral Kai Hafner a falta de dos segundos para la conclusión. El conjunto germano regresa a la final europea doce años después.


Ficha técnica

España, 33: Sterbik; Víctor Tomás (5), Maqueda (2), Guardiola (1), Morros (-), Cañellas (-) y Rivera (6, 5p) -equipo inicial- Pérez de Vargas (ps), Gurbindo (-), Raúl Entrerríos (4), Aginagalde (5), Ugalde (3), Antonio García (6), Baena (-), Del Arco (-) y Dujshebaev (1)

Croacia, 29: Alilovic; Cupic (2), Kopljar (4), Duvnjak (1), Sliskovic (6), Strlek (4, 1p) y Maric (4) -equipo inicial- Stevanovic (ps), Gojun (-), Horvat (3, 1p), Karacic (3), Kozina (-), Kovacevic (-), Mamic (-), Sebetic (2) y Cindric ()

Marcador cada cinco minutos: 1-4, 4-6, 6-8, 9-12, 13-13 y 18-14 (Descanso) 21-18, 23-20, 24-22, 26-24, 30-27 y 33-29 (Final)
Árbitros: Horacek y Novotny (República Checa). Excluyeron por dos minutos a los españoles Morros y Guardiola, así como a los croatas Strlek, Maric y Cupic
Incidencias: Segunda semifinal del Europeo de Polonia 2016 disputado en el Tauron Arena de Cracovia ante unos 9.000 espectadores

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios