Menú

El virus zika y los Juegos de Río 2016: un mosquito pone en jaque al deporte mundial

Kenia ya se plantea la posibilidad de no ir a los Juegos. En España no se llega a tanto, aunque las autoridades sí admiten su "preocupación".

1
El virus zika y los Juegos de Río 2016: un mosquito pone en jaque al deporte mundial
Vinicius (i) yTom, las mascotas olímpica y paralímpica de Río 2016. | EFE

El virus zika está generando auténtico pavor al Comité Organizador de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Río de Janeiro 2016. Quedan sólo seis meses para la esperada cita deportiva (del 5 al 21 de agosto), y este virus, que se transmite a través del mosquito Aedes aegypti y por el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado la alerta sanitaria a nivel global, está causando grandes estragos en Brasil.

De los casos que han sido investigados y confirmados en Brasil -más de 1,5 millones de infectados desde el pasado mes de abril-, el 99,2 por ciento se concentra en la región noreste del país, la mayoría en los estados de Pernambuco, Bahia y Río Grande del Norte, todos ellos situados a más de 3.000 kilómetros de Río de Janeiro.

Sin embargo, las autoridades brasileñas se muestran optimistas y confían en que la llegada del invierno austral y el gran operativo puesto en marcha para luchar contra el mosquito consigan mermar la proliferación del virus, que puede estar asociado a casos de microcefalia y otras malformaciones en fetos de mujeres que lo contraen durante el embarazo.

Pese a todo, la alarma es patente a nivel mundial y, hoy por hoy, la seguridad de los deportistas está en tela de juicio, básicamente también por la falta de información sobre el virus. Ya hay al menos un país que estudia la posibilidad de no acudir a los JJOO de Río por temor al virus zika: Kenia. Estados Unidos, por su parte, ha dado un toque de atención al asegurar que entendería que sus deportistas renunciaran a participar en los Juegos si la situación no mejora, mientras que otros países como Chile, México y Colombia apuestan por dar libertad a sus deportistas, aunque hacen un llamamiento a la "máxima protección" para evitar la picadura de este mosquito que ha puesto en jaque a todo el deporte mundial. En Reino Unido y Argentina afirman que "no hay preocupación". De momento...

Por su parte, el Comité Olímpico Internacional (COI) ha enviado una carta a todos los comités nacionales y a las federaciones internacionales en la que recuerda que el 80% de las personas infectadas por el virus zika no presentan síntomas y que las que sí los tienen los padecen entre dos y siete días, aunque apunta al "inusual crecimiento" en Brasil del número de niños nacidos con microcefalia.

En su misiva, el COI asegura a sus socios que se revisarán a diario las sedes olímpicas en busca de criaderos del mosquito Aedes aegypti y señala que las autoridades de Río proporcionarán en todo momento pautas de actuación a deportistas y visitantes. Sin embargo, hasta el momento esas medidas son muy deficientes y se limitan al uso de repelentes de mosquito y de prendas de vestir que cubran la mayor superficie posible del cuerpo, además de aconsejar a las mujeres que estén planificando un embarazo para esas fechas que consulten con su médico la conveniencia de acudir a las zonas de riesgo.

¿Qué se dice en España?

El caso del Zika no es ni mucho menos ajeno a España, y las autoridades deportivas admiten que la situación actual es cuando menos "alarmante". Así lo reconoce el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, quien, a pesar de todo, hace un llamamiento a la "tranquilidad". "Estamos recabando información de la Organización Mundial de la Salud, del Comité Olímpico Internacional y de la comisión médica del Comité Organizador; a partir de ahí, elaboraremos un informe que pasaremos a todos los médicos de los equipos, a las federaciones y a los deportistas. Creo que este es un momento de preocupación, pero debemos asegurarnos científicamente qué es lo que nos vamos a encontrar allí realmente", ha dicho Blanco.

Al igual que el presidente del COE, desde el Consejo Superior de Deportes (CSD) también muestran su "preocupación" por el Zika pero igualmente hacen un llamamiento a la tranquilidad. "Estamos trabajando con las autoridades sanitarias, a la espera de que nos digan las medidas a seguir por lo deportistas que vayan a viajar a las zonas más afectadas por el virus, para transmitírselas a ellos y que tomen todas las precauciones posibles", dicen desde el organismo que preside Miguel Cardenal.

En la misma línea de las autoridades, los propios deportistas españoles también apuestan por la cautela. "Tenemos que estar seguros de que vamos sin riesgo. Hay que informarse bien de lo que nos vamos a encontrar allí", ha dicho la nadadora Mireia Belmonte, cuyo nombre, al igual que el de Rafa Nadal, ha sonado como posible abanderada de la delegación española en Río 2016.

"Ahora da un poco de miedo, pero hay que esperar", apunta la atleta Ruth Beitia en declaraciones al diario As. "No creo que el Comité Olímpico Internacional permita que se celebren los Juegos si hay riesgo de una pandemia mundial. Cuando lleguen los Juegos creo que todo estará estabilizado", añade la saltadora de altura, que el año pasado se convirtió en la primera atleta española en ganar la prestigiosa Liga de Diamante.

El marchador madrileño Jesús Ángel García Bragado también admite que "falta información", aunque cuando se celebre el evento "se minimizará mucho el problema". "Si las autoridades se ven sobrepasadas pedirán ayuda, para que no haya contratiempos y se puedan celebrar los Juegos y que los deportistas y acompañantes estén allí sin temor a nada", dijo un García Bragado que el próximo verano en Río disputará sus séptimos Juegos Olímpicos.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation