Menú

Tom Dumoulin gana la contrarreloj y Froome es más líder del Tour de Francia

Segunda victoria de etapa del corredor holandés del Giant. Froome saca ahora casi dos minutos a Mollema y tres a Quintana.

Segunda victoria de etapa del corredor holandés del Giant. Froome saca ahora casi dos minutos a Mollema y tres a Quintana.
Tom Dumoulin cruza la línea de meta en La Caverne du Pont-d'Arc. | EFE

El ciclista holandés Tom Dumoulin (Giant-Alpecin) se ha impuesto este viernes en la decimotercera etapa del Tour de Francia, una contrarreloj de 37,5 kilómetros entre Bourg-Saint-Andéol y La Caverne du Pont-d'Arc, logrando así su segunda victoria de etapa en la presente edición.

Esta crono deja a dos claros vencedores. Por un lado, a un Tom Dumoulin que se exprimió para demostrar que se ha convertido en todo un especialista en la lucha contra el crono y firmar su particular doblete, después del triunfo que consiguió el pasado domingo en la meta de Arcalís (Andorra) bajo el granizo. No ha tenido fuerzas para hacer una buena general -el holandés figura en el puesto 40, a más de 56 minutos del maillot amarilllo-, pero sí para ganar dos etapas.

Dumoulin, el gigante que a punto estuvo de ganar la Vuelta a España en 2015, se lució en el esfuerzo individual e impidió una nueva exhibición de Froome, a quien se impuso por 1:03 minutos, a una velocidad superiora los 44 kms/hora. Al tercer lugar se encaramaba por sorpresa el campeón portugués del Movistar Nelson Oliveira, a 1:31.

El otro gran vencedor del día es Chris Froome, que sale claramente más reforzado de cara a la lucha por la victoria final en París dentro de nueve días. Siendo como es el único especialista de los que quieren el maillot amarillo, el jefe de filas del Sky no desaprovechó la ocasión para abrir hueco en la clasificación general y distanciarse aún más de su compatriota Adam Yates, del holandés Bauke Mollema y del colombiano Nairo Quintana (Movistar), antes de la llegada a los Alpes.

Frome metió más de dos minutos a Nairo, que está ya cuarto en la general a 2:59. En cambio, salvaron el tipo Alejandro Valverde, que se quedó a 1:45 de Froome, y Mollema, que se sube a la segunda plaza de la general a 1:42. También dio la talla el joven Yates, maillot blanco, en puesto de podio a 2:45.

Se abre un hueco importante en la general, pues ahora Froome tiene una diferencia de 1:47 respecto a Mollema y 2:45 sobre Yates, mientras que Quintana es cuarto a 2:59 y Valverde, quinto, es el mejor español a 3:17.

Fue extraño vivir sin megafonía, sin animación, sin entusiasmo convertido en aplausos el goteo de ciclistas que iban llegando a La Caverne du Pont-d'Arc. El recuerdo del atentado de Niza apagó el volumen, pero no el espíritu del Tour, que apostó "por no doblegarse a los que tratan de cambiarnos la forma de vivir", según afirmó su director, Christian Prudhomme, de buena mañana.

No estaba el día para fiestas. En el podio formaron sin música ni aplausos los cuatro maillots: el blanco de yates, el verde de Peter Sagan, el de puntos de Thomas De Gendt y el amarillo de Froome, junto al ganador de la etapa. Un minuto de silencio puso una lágrima de emoción dedicada a Niza, en el corazón de toda la caravana el Tour de Francia.

Este sábado se disputará la decimocuarta etapa, de 208 kilómetros entre Montélimar y Villars-les-Dombes Parque de los Pájaros -a pocos kilómetros al norte de Lyon-. Una etapa prácticamente llana con final apto para los sprinters.

Temas

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro