Menú

Se cumplen cinco años de la muerte de Kim Jong-Il, el "mejor golfista de la historia"

El Querido Líder norcoreano firmó una tarjeta de 38 golpes (24 bajo par) la primera vez que salió a un campo de golf, según los cronistas oficiales.

0
El Querido Líder norcoreano firmó una tarjeta de 38 golpes (24 bajo par) la primera vez que salió a un campo de golf, según los cronistas oficiales.
Kim Jong-il, el mejor golfista de la historia para el régimen norcoreano. | Archivo

Ni Jack Nicklaus, Tiger Woods, Arnold Palmer, Ben Hogan o Seve Ballesteros. El "mejor golfista de la historia" no es otro que Kim Jong-il, padre del actual dictador de Corea del Norte, Kim Jong-un, y de cuya muerte se cumplen cinco años este sábado.

Y es que, según los cronistas oficiales de ese hermético país, Kim Jong-il destrozó todos los récords habidos hasta entonces al firmar una impresionante tarjeta de... ¡34 golpes! en 18 hoyos. Es decir, nada menos que 38 bajo par. Sencillamente, una auténtica burrada por haber hecho 24 golpes menos que el resultado más bajo jamás realizado en un campo de golf –el récord auténtico lo tiene el joven nipón Ryo Ishikawa, con 58 golpes logrados en el torneo The Crowns, correspondiente al Circuito Japonés, en 2010–.

Para mayor hazaña, el récord de Kim se produjo... ¡la primera vez que salió a un campo de golf! En concreto, fue en 1987 en el Pyongyang Golf Course, un exigente recorrido de 6.200 metros, según se recoge en la página del Abierto de Corea del Norte.

Nada más salir al campo por primera vez en su vida, en el primer hoyo –un par cuatro de 338 metros–, Kim logró un eagle, según relató Park Young Man, profesional del campo que lo acompañaba. "Nuestro Querido Líder, el camarada general Kim Jong-il, a quien respeto desde el fondo de mi corazón, hizo dos golpes en este hoyo", declaró Park, sin duda coaccionado por el Gobierno norcoreano y por los 17 guardaespaldas que acompañaban al Querido Líder aquel día en el campo de golf.

Fue sólo el inicio de la impresionante gesta del padre de Kim Jong-un, que no paró de conseguir aces –hoyos en uno– en los siguientes hoyos: aunque algunas fuentes dicen que logró once, otras señalan que sólo hizo cinco. Aunque luego no volvería a igualar esta hazaña, los cronistas oficiales apuntan que, antes de dejar el golf en su mejor momento, Kim lograba "tres o cuatro hoyos en uno en cada vuelta".

Huelga decir que se trata de un auténtico disparate, que se suma a otros datos sencillamente surrealistas como que Kim Jong-il jamás defecó en su vida y que, en un tiempo récord de sólo tres años, escribió 1.500 libros y compuso seis óperas, que además son las mejores de la historia según el régimen de Corea del Norte. Además, la leyenda dice que la llegada al mundo de Kim Jong-il fue anunciada en el cielo con un arcoíris doble y una nueva estrella. Por decir burradas que no quede...

Pero volviendo al golf, y en concreto al dislate de los once hoyos en uno en una sola vuelta, conviene rescatar el estudio que la revista Golf Digest publicó en 2005, según el cual un jugador profesional del PGA Tour –o un circuito equivalente– tiene una probabilidad de una entre 3.000 de lograr un ace, mientras que un jugador de hándicap bajo tendría una entre 5.000 y un jugador de nivel intermedio, una entre 12.000.

En Deportes

    0
    comentarios

    Servicios