Menú

Las diez claves deportivas de la Super Bowl

La complejidad de sus reglas aleja a muchos espectadores europeos del fútbol americano. Tratamos de aclarar las dudas más frecuentes.

0
Las diez claves deportivas de la Super Bowl
Los cascos de los Atlanta Falcons y los New England Patriots, junto al trofeo que se llevará el equipo que gane la LI Super Bowl. | Cordon Press

Los EEUU nos han vendido su música. Su cine. Sus series. Su cultura. Su moda. Su comida. Incluso muchos de sus movimientos sociales y políticos. La influencia norteamericana en nuestras vidas es enorme (y normalmente para bien). Sabemos más de cómo es la vida en un high school de Kansas que en un instituto portugués o italiano.

Y sin embargo, no han conseguido que los europeos nos aficionemos a una de sus grandes pasiones: el football (recuerden, en Alabama o Kentucky, lo nuestro es soccer). Una de las razones principales por las que la NFL no termina de arrancar son las reglas. El fútbol americano es un deporte complejo. No lo es tanto como a veces se piensa, pero no es sencillo seguir el desarrollo si no se conocen las normas básicas. Hace unos años, en Libertad Digital ya explicamos los fundamentos del juego. Asumimos que la mayoría de los espectadores sabrán lo básico: cuatro intentos para lograr 10 yardas, para avanzar se puede correr o lanzar un pase, el objetivo es el touchdown y juegan 11 contra 11.

Pero incluso así, a lo largo del partido puede que surjan muchas dudas. Los aficionados al fútbol americano las conocen bien, porque están habituados a explicarle a sus amigos la razón por la que un entrenador se decide por tal o cual jugada, cuándo es buena y cuando es ilegal una acción, qué táctica sigue cada equipo o quiénes son las estrellas. Aquí no resolveremos todas las preguntas (eso es imposible) pero sí intentaremos aclarar algunas de las más corrientes, las que pueden servir para no perderse el fantástico espectáculo que se vivirá este domingo a las 00.30 hora peninsular, en Houston, cuando los New England Patriots y los Atlanta Falcons salgan a jugarse la LI Super Bowl:

- ¿A qué juegan Falcons y Patriots?: al ataque. No es que tengan una mala defensa. Con una mala defensa no se llega a la Super Bowl. Sobre todo los Patriots, que están entre los mejores equipos de la liga en varias de las principales estadísticas defensivas. Pero estamos ante dos equipos eminentemente ofensivos. Primero y tercero en temporada regular en puntos anotados, segundo y cuarto en yardas totales por partido… Sus quarterbacks son famosos y ambos equipos tienen ataques explosivos en el juego aéreo (pases). Pero cuidado, unos y otros están también entre los mejores de la liga en yardas de carrera por partido: la ofensiva está equilibrada en uno y otro plantel.

- ¿Quiénes son los ‘buenos’ en cada ataque?: en los Patriots, las principales estrellas de su equipo de ataque son 12 - Tom Brady (Quarterback), 11 – Julian Edelman (Receptor), 29 – LeGarrette Blount (corredor) [su jugador de ataque más importante tras Brady, Rob Gronkowski, lleva varias semanas lesionado y no jugará la Super Bowl].

En los Falcons: 2 – Matt Ryan (QB), 11 – Julio Jones (Receptor), 24 – Devonta Freeman (corredor).

- ¿Alguna vez usan el cuarto ‘down’?: empezamos la parte de reglas y estrategia con una pregunta muy recurrente entre los recién llegados. Les hemos dicho que hay cuatro intentos para lograr 10 yardas, pero en la práctica, parece como si sólo hubiera tres, porque el cuarto down se usa sólo para despejar el balón con una patada o intentar un field goal.

La clave es que si en el 4th Down no llegas a esas 10 yardas, dejas la posesión en ese punto, cerca de tu zona de anotación, en una muy buena posición para que el equipo contrario te ataque. Por eso se despeja casi siempre, salvo en situaciones muy puntuales: vas por detrás en el marcador y decides que "de perdidos al río", te has quedado a menos de una yarda de las 10 yardas y es muy tentador arriesgarse, estás a una distancia (30-50 yds de la zona de marca) en la que el Field Goal es muy complicado pero un despeje apenas te daría rédito… En cualquier caso, intentar el cuarto down es siempre la excepción, nunca la regla.

- Ese pase parecía bueno…: un pase se considera completo cuando el receptor asegura la posesión del balón (es decir, éste no está bailando en sus manos) y pisa con los dos pies dentro del campo. Por eso, en las repeticiones de las jugadas dudosas, la clave está en los pies (y por eso los receptores estiran sus dedos hasta ponerse casi de puntillas para rozar el césped con las dos botas antes de salir por la banda) y en si tiene posesión real del balón (por ejemplo, si al caer al suelo el receptor, el balón toca en el césped ayundándole a controlarlo, el pase se considera incompleto).

- ¿Ha sido 'touchdown'?: en las jugadas de pase, la norma es la misma del párrafo anterior (atrapar y controlar el balón en la zona de anotación y con los dos pies dentro del campo).

En las de carrera, la clave es sobrepasar la vertical de la línea que marca el inicio de la zona de anotación: es decir, que el jugador que corre con el balón logre que éste se sitúe por encima de esa línea. Por eso es habitual que los jugadores se lancen en plancha con las manos hacia adelante: con que la punta de la pelota sobrevuele un centímetro (vale, pulgada) la línea de la end zone mientras el corredor la mantiene agarrada, ya se considera touchdown.

- ¿Pierden por 15: hay opciones de remontada?: pues depende de cuánto quede. Pero sí, incluso una ventaja de 18-20 puntos es posible de remontar, aunque posible no significa sencillo. Una clave importante que no todos los recién llegados conocen es que el touchdown puede suponer 7 u 8 puntos. Lo normal es que sean 7 puntos: 6 por el touchdown en sí y 1 más por el extra-point (la patada a palos que se hace a continuación).

Pero hay una alternativa: buscar la jugada extra de dos puntos, que consiste en hacer un nuevo touchdown desde la yarda 2. No se suele usar. Casi siempre los equipos van a por el extra-point. Pero cuando hay que remontar una cantidad importante de puntos, es una opción a mano. El field goal (patada a palos) vale tres puntos.

- ¿El extra-point no estaba más cerca?: sí, lo estaba. Si hace un par de años que no se acerca a un partido de la NFL, quizás se percate de que el punto adicional tras touchdown se ha vuelto un poco más complicado. Antes era casi un trámite. Ahora también... pero un poco menos. El punto de inicio en estas jugadas se movió hacia atrás 13 yardas, hasta la yarda 15 y eso complica un poco las cosas. No mucho, es cierto. Por ejemplo, sigue siendo mucho más sencillo anotar este punto que marcar un penalti en soccer. Pero ahora tiene un punto de emoción. Y si el partido llega igualado al final, el kicker notará un ligero cosquilleo en las piernas que antes no estaba ahí.

- ¿Qué es eso de holding que tanto repiten los árbitros?: las faltas quizás sean uno de los temas más complicados de explicar a un recién llegado a esto de la NFL. Hay muchas y de diferentes tipos. De hecho, éste es un tema polémico, porque la sensación entre muchos aficionados es que los árbitros se están pasando y que el exceso de infracciones ralentiza el juego y es en parte culpable de la caída de las audiencias televisivas de la última temporada. Recuerden, cuando hay falta nos enteramos porque uno de los árbitros lanza un pañuelo amarillo al aire (y el marcador de la tele se vuelve amarillo).

Probablemente, la infracción más común y que más confunde al nuevo aficionado es el holding (es más habitual por parte del equipo que ataca, aunque también puede cometerlo la defensa). Decimos que sorprende porque, en un juego tan físico y con unos durísimos placajes, llama la atención que se sancionen agarrones que no serían pitados en un partido de fútbol. Pero lo cierto es que está prohibido que los jugadores que protegen al QB o a los corredores agarren a sus contrincantes. Es decir, para evitar que alguien alcance al QB, sus compañeros pueden bloquear y empujar a los defensas del equipo contrario, pero no agarrarles.

- ¿Por qué no intentan el retorno tras un despeje?: una de las jugadas más espectaculares de la NFL llega cuando hay una patada de despeje (tras un field goal o un punt) y el receptor coge el balón y sale corriendo a toda pastilla. Pero en muchas ocasiones, simplemente el tipo deja pasar el balón o lo coge y pone una rodilla en tierra dentro de la zona de anotación. La clave está en que si la pelota llega a la end-zone, y el equipo receptor decide no arriesgar, saldrá en la siguiente jugada de la yarda 20-25 (en función de si es punt o field goal). Por eso, si no ven claro que el retorno pueda ir mucho más allá de ese límite, en muchas ocasiones se conforman con esa pequeña ganancia y deciden no correr.

- ¿Pero aquí no se revisaban todas las jugadas con el vídeo?: no. Ahora que la discusión sobre el uso del vídeo en el fútbol europeo está candente, todo el mundo mira a la NFL. Porque esta liga fue la primera en usar de forma habitual la revisión por vídeo de las jugadas. Pero cuidado, aquí hay que hacer varias matizaciones importantes: 1. ahora se revisan menos jugadas que hace unos años, entre otras cosas porque ralentizan mucho el juego; 2. cada equipo tiene dos oportunidades por partido de solicitar una revisión (el equivalente al ojo de halcón en tenis) y lo hace el entrenador lanzando un pañuelo rojo al campo; 3. no todas las jugadas se pueden revisar: como regla general, sólo se re-arbitran aquellas jugadas en las que existe un componente objetivo (el receptor estaba dentro o fuera del campo, el balón cruzó la línea de anotación, el balón toco el césped antes de la recepción…) pero no las faltas (agarrones, contactos ilegales, bloqueos no permitidos, etc.); 4. tras cada anotación o cambio de posesión, los árbitros sí revisan el vídeo.

Esto es importante para seguir un partido de la NFL pero también para los que piensan en el otro fútbol: por ejemplo, con estas normas, un penalti por zancadilla o agarrón no sería revisable. Además, el fútbol americano es un deporte con constantes interrupciones, lo que hace mucho más fácil el uso del vídeo sin alterar el juego. No sólo eso, una vez que comienza la siguiente jugada, ya no se puede re-arbitrar la anterior aunque por la TV se vea posteriormente que hubo un error del árbitro (a veces, los equipos se dan mucha prisa para sacar cuanto antes y evitar que el entrenador contrario lance el pañuelo). Vamos, que no es nada fácil meter el vídeo en el fútbol europeo y la NFL es más una prueba de esa dificultad que un ejemplo de lo contrario.

En Deportes

    Lo más popular

    0
    comentarios

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation