Menú

Eva Moral, una campeona sin precedentes que desafía a la vida con una sonrisa

Una mañana se cayó en bicicleta por un barranco y se quedó paralitica. Ahora es la única española que completa maratones y es campeona mundial.

Eva Moral, una campeona sin precedentes que desafía a la vida con una sonrisa
Eva Moral. | Twitter Eva Moral

Esta es la historia de cómo una vida cambia en tan sólo un segundo. Es la historia de una deportista que nunca perdió la sonrisa, la esperanza y la ilusión pese a las trabas que se le han presentado. Esta es la historia de la campeona mundial de paraduatlón y subcampeona europea de paratriatlón. Es la historia de la única mujer española capaz de completar 42 kilómetros de maratón en silla de atletismo. Es la historia de Eva Moral.Detrás de su permanente sonrisa, se oculta un ejemplo tremendo de superación.

Esta madrileña, aficionada a los deportes, practicaba triatlón desde hacía dos años. Una mañana, un 29 de septiembre, perdió el control de su bicicleta en la sierra de Madrid y se cayó por un barranco. Fueron siete metros de caída. Cayó directamente con la espalda y perdió la sensibilidad de cintura para abajo. "Nunca dejé de pensar en el deporte. Mi padre me decía que estaba loca", nos cuenta en la entrevista.

carroza.jpg
La carroza del demonio

Estuvo un mes y medio en la UVI y tras recibir el alta, fue trasladada al Hospital de Parapléjicos de Toledo donde estuvo unos seis meses. Desde entonces, no ha parado de entrenarse con un único objetivo: ser la mejor deportista.

Eva se queja de las pocas ayudas que tiene por parte de las entidades públicas pero ella tiene la suerte de que le apoya Toshiba Calefacción y Aire Acondicionado. Gracias a este empujón económico, ha podido lograr hitos tan increíbles como terminar terminar una maratón de 42 kilómetros en una silla de atletismo, solo con la única ayuda de sus brazos. Todos sus éxitos tienen explicación. Eva trabaja el mismo tiempo o más que cualquier otro deportista. Hay mucho esfuerzo, sacrificio y dedicación detrás. Ha conseguido no odiar a "la carroza del demonio", como ella llama a su bicicleta que tiene tatuada en su brazo. "No soy un ejemplo", dice modestamente.

Puedes escuchar la emotiva e interesante entrevista al completo en el siguiente enlace:

Temas

En Deportes

    0
    comentarios